Dos puntos de vista

FIL LEICESTER NORWICH 016

El Leicester City sigue soñando. De hecho, hoy se encuentra en una situación más ventajosa que hace un par de días: se ha restado este fin de semana una jornada a la Premier League y el Arsenal (3º) se ha alejado de los ‘foxes’, que doblegaron al Norwich City (1-0) en un partido que en el mes de agosto habría sido catalogado como duelo directo… por la permanencia.

No alteró Claudio Ranieri el archiconocido 4-4-2 con Mahrez partiendo desde el flanco derecho, Marc Albrighton atacando por la izquierda y Jamie Vardy compartiendo la punta del ataque con Shinji Okazaki.

Alineación del Leicester ante el Norwich City:

Leicester - Lei - Football tactics and formations

Cambió el contexto del partido con respecto a las tres anteriores jornadas del Leicester, que se había enfrentado consecutivamente al Liverpool, al Manchester City y al Arsenal en la primera quincena del mes de febrero. Por sus características, esos rivales posibilitaban que los ‘foxes’ asumiesen un papel de mayor repliegue, menos iniciativa y más contragolpes. El Leicester, uno de los tres equipos con menos posesión de balón en la Premier League, derrotó al Liverpool, se impuso con muchísima autoridad en el Etihad y completó 45 minutos notables en el Emirates. Pero el Norwich City tiene poco o nada que ver con esos conjuntos.

El Norwich de Alex Neil, inmerso en su lucha por la salvación, llega un sábado por la tarde al King Power Stadium y le entrega la pelota sin ningún tipo de disimulo a los locales. Toma, es tuya. Neil planteó el encuentro con tres centrales y dos carrileros, formando un 5-4-1 ante el cual el Leicester debía buscar la fórmula para meterle mano.

Y ahí se atascaron. Más en la segunda parte que en la primera, provocando la reacción de Ranieri desde el banquillo. Doble cambio en el minuto 70: Andy King por N’Golo Kanté (con pequeños problemas físicos) y Jeffrey Schlupp por Okazaki. Para intentar ganar el partido, Ranieri prescinde en un primer momento de uno de los delanteros que estaban sobre el campo, algo que aleja a Mahrez de la banda.

Disposición táctica del Leicester a partir del minuto 70:

Leicester - Lei - Football tactics and formations

El tercer y último cambio no tarda mucho en producirse. Hacia el 78′ del partido, Daniel Amartey -lateral derecho esa tarde- abandona el césped y salta Leonardo Ulloa como apuesta para rematar balones en el área del Norwich. Esta sustitución implica modificaciones tácticas importantes, como entregar todo el carril derecho a Albrighton -que había empezado de volante izquierdo y ocupa tres demarcaciones distintas en diez minutos- y mantener a Mahrez en la zona del ’10’, aunque ahora con dos opciones de pase por delante (Ulloa y Vardy).

Ante el atasco generalizado, las dificultades del Leicester en el apartado creativo y la gris actuación de su figura argelina, los ‘foxes’ recurren a los centros laterales de Schlupp, Fuchs o Albrighton como gran recurso al que aferrarse. El Norwich resiste sin un excesivo sufrimiento hasta que, en los últimos segundos del tiempo reglamentario, Albrighton (tremendo despliegue físico el suyo) dobla a Mahrez, llega a línea de fondo y encuentra el pie izquierdo de Ulloa, héroe absoluto de la tarde en el King Power Stadium.

Confluyen aquí dos puntos de vista. Uno es positivo y optimista: el Leicester rescató dos puntos in extremis.

Otro es más pesimista y, a su vez, menos resultadista, ya que se trata de una conclusión obtenida tras ver el partido completo: al Leicester le va a costar mucho sacar adelante casi todos sus partidos.

Disposición táctica del Leicester desde el minuto 78:

Leicester - Lei - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

“Otro es más pesimista y, a su vez, menos resultadista, ya que se trata de una conclusión obtenida tras ver el partido completo: al Leicester le va a costar mucho sacar adelante casi todos sus partidos.”

Sí, sin duda. Al Leicester, le debería costar ganar cualquier tipo de partido. A los grandes, porque la diferencia en calidad individual. Y a los pequeños, por su estilo de juego. Y aunque va ganando partidos de los dos tipos, no hay razones “fuertes” para estar convencido, de que vaya a seguir haciéndolo. Pero yo veo un motivo de optimismo: los rivales.

*El Tottenham, que es el que está más cerca, tampoco es excesivamente solvente contra rivales inferiores (porque la diferencia de calidad tampoco es tan grande) y aún le queda por enfrentarse a 4 del teórico ‘top 5’ (por 2 que le quedan al Leicester). Tiene un mes de marzo complicado por el desgaste de Europa League y en abril tiene tres salidas seguidas complicadas: Liverpool, Stoke, Chelsea.

*El Arsenal ya se aleja a 5 puntos y es todo menos un equipo fiable para gestionar situaciones de este tipo. Y también tiene el desgaste asociado tanto al partido de Champions que les queda, como una FA Cup en la que aún debe de jugar el replay de octavos.

*Y el City… Está a 9 puntos (serían 6 si gana al Newcastle) y es el equipo del que más te puedes “creer” un final de temporada a un ritmo de puntuación muy alto. Pero notan bastante las lesiones y parece claro que este año focalizarán sus esfuerzos en la Champions. Tampoco tienen un calendario fácil (aún le queda Liverpool, Arsenal, Chelsea y United; pero no tienen la oportunidad de recortar puntos a rivales directos como Tottenham y Leicester).

Deja un comentario

*