Dos suplentes, dos goles

Newcastle United players celebrate with goal scorer Ayoze Perez (17) of Newcastle United after he scores the winning goal during the Barclays Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
13/12/2015

Cuando faltaban 27 minutos del partido entre el Tottenham y el Newcastle, los visitantes iban perdiendo por 1-0. Luego, Steve McClaren dio entrada a dos suplentes. Ambos marcaron, el Newcastle ganó por 1-2 y escapó de la zona de descenso. A veces el fútbol parece un juego simple.

A pesar de estar fuera de casa, Steve McClaren optó por no alterar el once de la semana pasada que ganó 2-0 contra el Liverpool, incluyendo una variedad de jugadores con potencial ofensiva. Moussa Sissoko, Georginio Wijnaldum y Siem de Jong son todos futbolistas capaces de manufacturar ocasiones y marcar goles. Sin embargo, el sistema en que se emplearon en el primer tiempo no fue diseñado principalmente para aprovechar sus capacidades con la pelota. De Jong, que apareció en la alineación oficial como segundo delantero, jugó realmente como un centrocampista adicional. Sissoko y Wijnaldum, jugadores que hacen su mejor trabajo ofensivo desde posiciones centrales, ocuparon las bandas. McClaren no quería que estos jugadores interpretaran sus papeles con creatividad, intercambiando y encontrando huecos en la defensa rival, sino que aportaron a los esfuerzos defensivos del Newcastle con una actuación disciplinada. Con este basa defensiva, McClaren confió en la fuerza y eficacia ante la portería de Papiss Cissé, esperando que su equipo consiguiera anotar en el contragolpe.

Durante los primeros 39 minutos del choque, los pupilos de McClaren ejecutaron el plan de su técnico de manera impresionante. Concediendo la mayoría de la posesión a sus oponentes, el Newcastle defendió con orden. Los de Mauricio Pochettino trasladaron la pelota de un lado a otro en busca de recompensa por su dominio, pero se enfrentaron a un firme muro defensivo. Incluso cuando los diez ‘magpies’ no podían frustrar sus esfuerzos, el portero Rob Elliot estaba atento para mantener el empate.

Con la faceta defensiva de su sistema funcionando a las mil maravillas, el Newcastle se aventuró en territorio enemigo y casi montó la emboscada perfecta. De Jong recibió la pelota de Cissé y lanzó un tiro que parecía destinado al arco hasta una intervención delante de Hugo Lloris, que despejó la pelota para un saque de meta.  Cissé permaneció un momento en el suelo del área de penalti, reflexionando con incredulidad sobre la manera en que la ocasión fue desperdiciada.

La Premier es una liga despiadada y el error del Newcastle fue castigado. A seis minutos de llegar al intervalo, la defensa visitante se rompió bajo la presión aplicada por el Tottenham. En un lapso de concentración, el Newcastle dejó a Eric Dier con espacio dentro del área. El internacional inglés interceptó el envío de córner de Christian Eriksen y marcó su tercer gol de la temporada con un cabezazo preciso.

La entrada de Mitrovic fue decisiva (Foto: Focus Images Ltd)
La entrada de Mitrovic fue decisiva (Foto: Focus Images Ltd)

En una posición desfavorable, el Newcastle no tenía más opción que buscar un gol para empatar el duelo. Aparte de la intervención indeseada de Cissé, el Newcastle había ofrecido poco ante la portería. Cambiando el foco de su equipo, McClaren introdujo a Ayoze Pérez y Aleksandar Mitrović en el 63’ y 72’ respectivamente. Los dos delanteros, jugadores con la capacidad para atacar con velocidad y precisión, ofrecieron una opción diferente a su equipo. Fue el serbio el primero que hizo una contribución decisiva. Jack Colback lanzó un tiro libre al segundo palo y Fabricio Coloccini desvió el envío hacia la portería. Mostrando su instinto goleador, Mitrović reaccionó más rápidamente en el área pequeña para empujar la pelota al fondo de la red.

No satisfecho con ganar un punto valioso para su equipo, el delantero intervino otra vez en el tiempo de prolongación. Interceptó de cabeza un pase largo y encontró a su compañero Ayoze Pérez. El español controló maravillosamente y envió un chute poderoso hacia el primer poste. Lloris no consiguió evitar el gol y el Newcastle arrebató los tres puntos.

Steve McClaren ha recibido muchas criticas esta temporada, pero el triunfo se debió mucho a sus decisiones.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*