Duelo de porteros

De Gea evitó una goleada en Anfield (Foto: Focus Images Ltd)

Un partido entre el 5º y el 13º de la Premier League, que en realidad era un enfrentamiento entre dos candidatos al título, dejó un atractivo 1-1 en Stamford Bridge. Chelsea y Manchester United sumaron un punto que no satisface a ninguno y Courtois, De Gea y Diego Costa fueron los hombres más destacados.

Combinación canterana

Jesse Lingard, una apuesta de Van Gaal desde que fue nombrado técnico del Manchester United, ha marcado los primeros goles en los dos últimos duelos del equipo. Ambos, además, han sido generados por Cameron Borthwick-Jackson, también de la cantera red devil, que subiendo desde la banda izquierda pone balones que van gritando que les rematen. El de Stamford Bridge lo tocó primero Rooney, por lo que no cuenta como asistencia, y luego Lingard controló de espaldas y lo mandó a la escuadra girándose con velocidad. No es casualidad que esta combinación se haya repetido en las dos últimas semanas. La banda izquierda que forman Borthwick-Jackson y Martial tiene lógica: el segundo recibe y hace la diagonal, mientras que el primero llega hasta la línea de fondo y pone el centro. Por el otro lado, desde la derecha, llega siempre Lingard a la zona de remate.

Cumpleaños feliz: “Debutó en noviembre y aún no suma ni una veintena de partidos con el Manchester United, pero ante el Stoke volvió a ser titular, la tercera vez en esta Premier League. En el día de su 19 cumpleaños, porque si algo llama la atención es lo tranquilo que es a su edad, llegó hasta línea de fondo en el primer tiempo y puso un balón en dirección hacia el área para que Jesse Lingard, en una combinación de canteranos, abriese el marcador”.

Martial, la luz en tres cuartos

El Manchester United suele llegar con cierta facilidad a los alrededores del área rival. Lo hace porque, en términos de posesión, hay pocos equipos mejores. Cuando Mata baja a recibir la pelota, la fluidez de la jugada se hace evidente. El español salió de mediapunta por detrás de Rooney, pero siempre con el objetivo de merodear por el territorio vigilado por Matic y Mikel. La presencia de Carrick garantizaba el primer pase, fiable en la creación, pero con la colaboración de Mata se llegó hasta arriba. Ahí, tan cerca de la portería, es donde el conjunto de Van Gaal tiene más problemas; y ahí es donde acostumbra a surgir la figura de Anthony Martial, el mayor peligro ofensivo. Con Martial recostado en la banda izquierda, el balón llegaba hasta ahí para encarar directamente la meta rival. Martial no duda. Martial encara a su par, que fue Ivanovic. Y de Martial nacen los disparos del Manchester United, que en Stamford Bridge no entraron porque, en el más claro de todos, apareció una mano salvadora de Courtois.

Juan Mata: “Para nosotros es como una derrota. Venir a Stamford Bridge y jugar así es difícil”.

De Gea contra Diego Costa y Courtois

Aunque Courtois fue quien mantuvo el 0-0 en el marcador durante mucho tiempo (los primeros 6 disparos a puerta de los visitantes los paró el belga), al séptimo llegó el 0-1. A partir de ahí, la historia se centró en la otra portería.

Louis van Gaal: “Es frustrante. Cuando quieres optar al top-3 de la clasificación tienes que ganar este tipo de partidos”.

Y lo hizo por dos principales culpables: Diego Costa y De Gea.

El delantero del Chelsea ha mejorado ostensiblemente sus prestaciones, y no sólo en cuanto a sus estadísticas: 6 goles desde el Boxing Day. Diego Costa está en su mejor momento de la temporada. Su presencia empuja a la defensa rival, amenaza la espalda de forma constante y cae a la banda de forma intermitente. Gracias a su movilidad, Willian y Oscar, que salieron por la derecha y la izquierda, pueden meterse hacia dentro. Costa marcó el gol en los últimos minutos aprovechando que la defensa del United no tiró bien el fuera de juego y que Depay, en la jugada previa, no supo gestionar un contraataque muy claro. Si al final de la primera mitad fue un aviso, en el tramo final del encuentro se vio un mayor acoso sobre la portería de David De Gea. El guardameta madrileño volvió a sumar puntos para el Manchester United: dos paradones a Ivanovic y a Cesc antes del empate y otro a Diego Costa en el tiempo de descuento. En lo que había sido un enfrentamiento donde los red devils se vieron con confianza durante más tiempo, la traca final tuvo que ser aguantada por un portero que, como ha quedado demostrado, garantiza tantos puntos como un buen delantero.

John Terry: “El empate es justo. Ellos empezaron bien pero fuimos mejorando”.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*