Eddie Howe está de moda

FIL CHARLTON BOURNEMOUTH 31

Jugó algo más de 200 partidos como profesional con la camiseta del Bournemouth entre los años 1994 y 2002, ha logrado tres ascensos de categoría como entrenador en tan solo un lustro y con 38 años dirige en la Premier League a un equipo que desea consolidar su proyecto.

“Los logros de Eddie Howe en el Bournemouth me hacen preguntarme si posiblemente hemos encontrado al ‘Special One’ inglés”, aseguró Gary Lineker, exfutbolista inglés y actualmente analista en los medios, durante la pasada primavera a través de su cuenta de ‘Twitter’. La buena respuesta esta temporada de los ‘Cherries’ en su estreno en la Premier League, haciendo frente a las graves bajas por lesión que han sufrido, deja en buen lugar a todos aquellos que durante algunos meses hicieron crecer la reputación del joven Howe en el Reino Unido.

En una entrevista en ‘The Guardian’, Howe se encargó de explicar que no tuvo conocimiento de las declaraciones de Lineker hasta que su mujer, Vicky, le avisó. “No tengo Twitter, ni siquiera sabría cómo entrar”, se excusó Howe. “Mi reacción fue pensar que era bonito que él supiese quién era yo, porque yo veía a Gary Lineker en los Mundiales, él era uno de mis ídolos, no lo digo esto ahora para quedar bien”, dijo el entrenador del Bournemouth.

Bournemouth manager Eddie Howe arrives for the Barclays Premier League match at the Stadium Of Light, Sunderland Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 23/01/2016
Eddie Howe, a su llegada al campo del Sunderland hace unos días / Foto: Focus Images Ltd

Seguro que Howe es plenamente consciente de que los entrenadores corren el riesgo de ser modas pasajeras en esto del fútbol: no son pocos los técnicos que en un escaso periodo de tiempo pasan de estar verdaderamente de moda a ser despedidos. Un caso cercano en el contexto Premier League es Brendan Rodgers, que, al igual que Howe, ascendió desde la Championship siendo joven: Rodgers tenía 38 años cuando subió con el Swansea, uno más que los 37 con los que Howe logró el ascenso. André Villas-Boas o, en menor medida, Paul Lambert son otros técnicos jóvenes que han pasado de estar de moda a ser despedidos recientemente en el fútbol británico.

Ocurre que los inicios de Howe en la profesión no fueron nada sencillos, fundamentalmente porque su club se encontraba en una situación casi límite: el Bournemouth se declaró insolvente en 2008 debido a unas deudas de 4 millones de libras que ocasionaron la pérdida de diez puntos en la League One y el posterior descenso a la League Two (cuarta categoría del fútbol inglés). La presión de dirigir al equipo aquellos días no la ha vuelto a sentir Howe. “Si perdíamos, parecía que se acababa el mundo. Sabíamos que teníamos que hacerlo [ganar] por el club, para que sobreviviese, así que la presión de aquellos partidos… Yo no he vuelto a sentir esa presión desde entonces”, admite uno de los entrenadores jóvenes mejor valorados de Inglaterra.

Este artículo es el tercero de una serie de textos sobre el Bournemouth publicados en MarcadorInt.com 

Artículo relacionado: “Las lesiones no frenaron al Bournemouth”

Artículo relacionado: “Arter, el corazón de los Cherries”

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*