El Arsenal se gana el derecho a soñar

Tottenham Hotspur v ArsenalBarclays Premier League

¿Cómo es posible que el Arsenal no haya encajado ni un solo gol en un partido dominado absolutamente por Adebayor? ¿Por qué Giroud completó su primera acción positiva en el minuto noventa y dos de partido? ¿Ha encontrado el Arsenal estabilidad con un esquema, 4-5-1, que refuerza su equilibrio defensivo y dificulta muchísimo el juego interior del rival? ¿Qué trataba de conseguir Tim Sherwood con Chadli de ’10’ y Eriksen tirado a la banda izquierda tras comprobar ante el Benfica que el danés permanece desconectado del juego del Tottenham si otro futbolista ocupa la media punta? ¿Situará Arsène Wenger de nuevo a Oxlade en la banda después de comprobar su fantástico rendimiento en una posición más centrada? Cuestiones, algunas sin respuesta, que nos deja un derbi marcado por la falta de efectividad en los últimos metros de un Tottenham que mereció más pero que se topó con una pareja de centrales soberbia y tres hombres de refresco eminentemente defensivos (Flamini, Vermaelen y Monreal) capaces de sostener a los gunners saliendo desde el banquillo.

Tottenham Hotspur v ArsenalBarclays Premier League

Podolski celebra el triunfo con la afición del Arsenal. Foto: Focus Images Ltd

El tercer clasificado de la Premier finalizó el encuentro con seis defensas (Monreal, Gibbs, Mertesacker, Koscielny, Vermaelen y Sagna), Flamini y Arteta acompañando al belga por delante de la pareja de centrales, Cazorla tirado a la banda derecha y Giroud como única referencia arriba para intentar bajar los continuos despejes de sus compañeros, que prefirieron defender en el área durante casi todo el partido -desde el minuto quince del primer tiempo-, renunciando a la pelota en lugar de protegerse a través de la posesión del balón. Para mantener la ventaja, hicieron falta casi 60 despejes, un par de buenas intervenciones de Szczęsny -nervioso en el juego aéreo- y la poca fortuna de los atacantes seleccionados por el propio Sherwood.

Arsène Wenger: “Hoy (Koscielny y Mertesacker) necesitaban estar al máximo nivel frente a Adebayor, que siempre es muy peligroso cuando juega contra el Arsenal. Adebayor jugó un grandísimo partido por lo que necesitamos una actuación muy completa de la pareja de centrales. Con la entrada de Vermaelen conseguimos acabar bien el partido y ellos no pudieron crear ocasiones en el tramo final”.

Arsenal vs Away team - Football tactics and formations

 Así finalizaron el encuentro ambos conjuntos (sharemytactics.com)

Los Spurs saltaron al campo con un once un tanto sorprendente. Más allá de las molestias de Walker (suplente), que auparon a Naughton a la titularidad, ni Paulinho ni Soldado ni Lennon ni Sigurdsson fueron de la partida. Impacta lo del brasileño, relegado a un segundo plano por detrás de Sandro y el joven Bentaleb, y también lo de Aaron y Gylfi, fuera del once en beneficio de Chadli. Sherwood volvió a colocar a un jugador de banda por detrás del delantero centro, tal y como hizo la semana pasada en Stamford Bridge, y la decisión no terminó de ser positiva. El belga pudo igualar el marcador en varias ocasiones, todas ellas desperdiciadas dando síntomas de una ausencia total de instinto goleador. Él no es un delantero ni tampoco un futbolista capaz de inventar, de encontrar líneas de pase imposibles. Hasta el minuto setenta, el técnico local no rectificó su idea inicial y todo el trabajo de Adebayor se quedó en nada, pese a que al togolés solo le faltó rematar sus propios centros. La opción de Soldado o Eriksen por detrás del ‘9’, en función de las necesidades del equipo, y dos jugadores específicos de banda -de los muchos y buenos que tiene el Tottenham- parecía más congruente con los jugadores que maneja Sherwood y las carencias del Arsenal. Sin embargo, el delantero español solo disputó los últimos diez minutos, sustituyendo al ex del Ajax.

Tim Sherwood: “Si jugamos a este nivel, conseguiremos muchos puntos de aquí a final de liga”.

Por el lado visitante, Wenger profundizó en la idea extraída del empate en el Allianz Arena: un 4-5-1 con Oxlade de interior, escoltando a Arteta junto a Cazorla (Santi y Chamberlain por dentro), Podolski en la banda izquierda y Rosicky, polivalente como pocos, en la banda derecha ocupando la plaza del lesionado Özil. Con la defensa de gala y el portero titular, el técnico alsaciano armó un equipo sólido en la zona ancha y muy vertical con la pelota en los pies. Líneas juntas, ayudas continuas y contras rápidas a la espalda de la defensa adelantada del Tottenham. La altura de la defensa local sorprendió muchísimo y destapó las carencias de los dos centrales: las de Kaboul, más obvias, y las de un Vertonghen irreconocible que pasa por su peor momento de forma desde que llegó a Inglaterra. No tuvo que mostrar demasiado el Arsenal para desarmar a la retaguardia de Sherwood: en el minuto dos, una sucesión de pases rápidos finalizó con un toque en corto de Oxlade para Rosicky. El checo le pegó con todo desde la esquina derecha de la frontal y su zapatazo se coló por la escuadra de la portería defendida por Lloris.

Así había arrancado el encuentro:
Arsenal vs Away team - Football tactics and formations
Planteamientos iniciales (sharemytactics.com)

El Arsenal deshizo la estructura defensiva del Tottenham durante los primeros veinte minutos: Cazorla encontró con facilidad a Podolski a la espalda de Naughton y nadie conseguía frenar las rupturas de Oxlade con el balón en los pies. Es dificilísimo hacerlo, cuando conduce hacia la portería rival por momentos parece imparable. Tan solo la falta de puntería del canterano del Southampton y la nula aportación de Giroud, no solo en los primeros compases de partido sino a lo largo de todo el encuentro, impidieron que los gunners subieran más goles al marcador.

Los aficionados que abarrotaban en el Lane empujaron a su equipo y el Tottenham despertó de la mano de un portentoso Adebayor: capaz de pelear cada centro lateral, cada jugada a balón parado, cada choque, cada pase imposible. Él y solo él mantuvo a flote a un conjunto carente de ideas mientras Mertesacker y Koscielny se metían más y más en su propia área. Dentro del desenlace global, la pequeña batalla entre los dos centrales y el punta tuvo un papel clave: si Adebayor conseguía superarlos, el Arsenal no saldría del derbi con los tres puntos. No renunciando al ataque de una forma tan evidente como la de la segunda parte. Al descanso, 0-1.

Tottenham Hotspur v Arsenal Barclays Premier League

Adebayor puso en problemas a toda la defensa del Arsenal. Foto: Focus Images Ltd

El segundo tiempo agudizó lo visto antes del descanso: los Spurs se fueron arriba con todo, a tumba abierta, y el Arsenal trató de protegerse lo máximo posible renunciando casi por completo a conseguir un segundo gol. Podolski dejó de perseguir a Naughton y el 2×1 en la banda derecha del Tottenham comenzó a causar estragos: Townsend llegaba con facilidad a línea de fondo y el volumen de centros al área fue in crescendo a medida que avanzaba el reloj. Gibbs estaba siendo superado, Poldi parecía cansado y Giroud no conseguía entrar en juego. Solo la falta de contundencia de Kaboul y Vertonghen, muy nerviosos al jugar tan alejados de su portería, provocaba cierto optimismo en los hombres de Arsène. Hasta el minuto setenta ninguno de los dos técnicos movió el banquillo; pese a que el cansancio, motivado por el ritmo alto, comenzaba a hacer estragos en la mayor parte de hombres de ataque. Sherwood dio un paso al frente dando entrada a Paulinho y a Sigurdsson por Sandro y un desacertado Chadli y Arsène reforzó la medular con Flamini. El Arsenal ganó con el cambio y más aún con la entrada de Monreal por Podolski, que equilibrió la banda más débil a lo largo los noventa minutos. La tónica siguió siendo la misma: centros desde todas las zonas del campo eran una y otra vez rechazados con más o menos problemas por una defensa puesta a prueba continuamente por Adebayor. Soldado dispuso de los diez minutos final, ya a la desesperada, y Wenger trató de minimizar el impacto del valenciano dando entrada a Vermaelen por un fatigado Oxlade. Lo consiguió.

El tiempo se consumió entre la desesperación del Tottenham y el alivio del Arsenal. Un Arsenal que compitió como pocas veces y se ganó el derecho a soñar en casa del máximo rival. El proyecto de Sherwood no transmite buenas vibraciones.

Foto de portada: Focus Images Ltd
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

1 comments

La opción de Oxlade de interior me parece buena. Si, le ha salido bien, pero una vez vuelva Ramsey? Se ha visto que Ramsey en tres cuartos no rinde como acompañando al mediocentro. Quién se irá arriba y quién será box to box, Ramsey o Oxlade? Todo esto duponiendo que Wilshere rote con Podolski en el flanco izquierdo de tres cuartos, aunque deje la banda bastante desprotegida. Ahí dejo la duda.

Deja un comentario

*