El Boxing Day 2005-06 de Axel Torres

Wigan Athletic v Bolton WanderersSky Bet Championship

El 26 de diciembre es el día en el que el fútbol mundial pone su lupa en Inglaterra y la repercusión de un partido bueno o malo se multiplica. Todo cobra una dimensión mayor. La jornada festiva del año 2005 nos dejó a Milan Baros, Liam Rosenior o Joe Cole como grandes protagonistas en una temporada que supondría, a la postre, el segundo título consecutivo del Chelsea con José Mourinho al mando del conjunto blue. Por detrás: Manchester United, Liverpool y Arsenal. Tottenham y Blackburn Rovers, 5º y 6º, consiguieron el acceso directo para disputar la Copa de la UEFA y el Wigan de Paul Jewell, con futbolistas de muy buen nivel como Jason Roberts, Leighton Baines, Jimmy Bullard o Pascal Chimbonda culminaría el año de su regreso a la Premier League con una décima posición que hizo las delicias de los aficionados del Lancashire.

 

Chelsea v Wolverhampton Wanderers .Barclays Premier League.

El Chelsea 2005-06 se proclamó campeón con 91 puntos. (Foto: Focus Images Ltd)

El análisis del Boxing Day 2005-06 de Axel Torres en Planeta Axel:

El 26 de diciembre es el Boxing Day en Inglaterra, algo así como “el día de las cajas”. Pero se ha hecho famoso en el mundo entero como una fecha de jornada fija de la Premier League, con diez partidos con un ambiente festivo. Es tradición que acudan más niños a los campos que en las jornadas corrientes y cada año se espera este acontecimiento con gran ilusión. Además, abre el período navideño de fútbol inglés, con encuentros casi a diario.

Será por ese sabor especial o por el fin de semana sin partidos, pero me apetecía mucho disfrutar de esta jornada de Boxing Day. Más allá de cómo estuviera la clasificación, tomando los partidos como fiestas individuales, como si no formaran parte de un “todo”. Aunque luego sí pensé en la tabla, sobretodo cuando Helguson empató el derbi de Fulham en Stamford Bridge. Un tropiezo del Chelsea habría generado mucha expectación por lo que habría supuesto ceder puntos en casa ante un modesto. Al final los de Mourinho vencieron, como casi siempre, pero dejaron la sensación de que ganar todos los partidos no será coser y cantar. Sobre todo si los rivales se crecen y ellos juegan a medio gas.

Empecé viendo el Charlton-Arsenal. El equipo de Wenger jugó probablemente su mejor partido de la temporada. Fuera de casa, sin duda. Y eso que Henry estuvo sólo en punta, ya que el técnico alsaciano repitió con una especie de 4-1-4-1, con Reyes y Ljungberg en las bandas. Los “gunners” tocaron bien el balón, lo tuvieron casi todo el tiempo y trenzaron algunas combinaciones rápidas de mucho mérito. Recordando por momentos al gran equipo de hace dos años, aunque con peor definición. Sólo entró un remate de Reyes al tercer intento tras dos disparos de Henry bloqueados. El Charlton casi no existió y la superioridad era tan clara que ni con un margen tan estrecho como es el 0-1 parecía posible el empate. Un par de “peros” a la clara mejoría: las lesiones en el lateral izquierdo son un problema grave, porque Cygan es muy limitado, y Hleb no aporta de momento lo que se esperaba de él. Es cierto que el bielorruso ha estado lesionado mucho tiempo, pero en siete partidos de titular sus actuaciones han estado por debajo de lo deseable. Tiene talento para acabar explotando.

En Stamford Bridge hubo mucho más partido de lo que se presagiaba antes de empezar, y ya no digamos con el 2-0 del minuto 24′. El derbi nos dejó algunos detalles tácticos muy interesantes. Michael Essien no se encontraba bien, así que Mourinho se enfrentó al problema que tendrá ante el Barça: ¿cómo sustituir al ghanés? En la primera parte situó a Joe Cole como centrocampista más adelantado, retornando al ex del West Ham a la posición en la que se hizo famoso y dejando a Lampard un poco más retrasado. Robben y Wright-Phillips ocuparon las bandas. Pese al 2-1 del descanso, no debió gustarle la solución al portugués, que devolvió a Cole al extremo derecho y situó a Gudjohnsen en el centro del campo. Con el 2-2, y en un habitual cambio ultra-ofensivo que se produce siempre que el marcador no es el deseado, “Mou” introdujo a Drogba por Huth y planteó un 3-4-3 que acabó dando resultado. Joe Cole fue elegido por segundo partido consecutivo “Man of the Match”. Probablemente su asistencia en el tercer gol fue decisiva para llevarse este título honorífico. En el Fulham, además de la presencia física de McBride, que causó muchos problemas a la defensa del Chelsea, destacó el joven lateral Liam Rosenior. Habitualmente juega en la derecha, pero ante las bajas actuó en la izquierda y rindió a un gran nivel. En el inicio de la retransmisión de Digital Plus, el comentarista y seguidor del Fulham Carlos Castellanos ya advirtió de las buenas maneras que está apuntando este defensor. Aguanta en el uno contra uno y se incorpora al ataque con decisión. ¿El sustituto natural de Gary Neville en el lateral derecho de Inglaterra? Es pronto para decirlo, pero tiene muy buena pinta.

Del resto de la jornada, de la que no puedo extenderme tanto porque no vi los partidos, quiero destacar el triunfo del Tottenham 2-0 al Birmingham. Los “spurs” han lanzado una seria candidatura a un puesto Champions, y hoy por hoy parece que se lo van a pelear a sus rivales del norte de Londres. Ya que mencionamos al “Brum”, su penúltimo lugar es inexplicable. Un equipo con Heskey, Forssell, Pandiani, Pennant, Gray, Jarosik, Butt o Izzet debería estar luchando por plazas europeas, y no para evitar el descenso. El Liverpool ganó cómodamente al Newcastle, y Soccernet destaca el papel anónimo que tuvo Michael Owen en su vuelta a Anfield. El Manchester United venció fácilmente al West Brom con goles muy típicos: el de Scholes llegando, el de Rio rematando un córner de maravilla y el de Ruud de gran delantero centro. Los “red devils” son la alternativa más clara al título y la gran esperanza para que haya emoción. Milan Baros consiguió su primer doblete con el Villa ante un Everton que ha encajado dos 4-0 en contra en las dos últimas jornadas. Y el Wigan ganó de nuevo y sigue por delante del Arsenal después del Boxing Day. Imagino que en la ciudad del Lancanshire guardarán los periódicos con la clasificación.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*