El City de Pellegrini reina en Manchester

Había pasado una hora de partido, resultado de 4-0 a favor del Manchester City, cuando David Moyes hizo la modificación que estaba esperando el equipo tras el meneo que estaban recibiendo: quitó a Young, metió a Cleverley junto a Carrick y adelantó la posición de Fellaini para que jugase detrás de Rooney. Kagawa, en cambio, vio los noventa minutos desde el banquillo. Yayá Touré y Fernandinho controlaron y abusaron en el centro del campo de la pareja de los red devils. El Manchester City pasó por encima. Y por debajo. Por la derecha con Navas, por la izquierda con Nasri y Kolarov. No hubo línea del campo en la que el Manchester United fuese superior y lo más cercano a eso, a ser mejor, fue Rooney, el único en dar la cara, literalmente además, porque en varias ocasiones temió por su herida en la cabeza tras varios encontronazos con los centrales.

(Foto: Focus Images Ltd)

Kun Agüero tiene crédito eterno en el Manchester City porque hace algo más de un año marcó el gol de sus vidas, pero si encima está en el momento de forma actual, el Etihad se viene abajo. Está fino, en el área se está moviendo con soltura y los goles, evidentemente, están llegando. Su pareja con Negredo fue novedosa y el resultado, muy satisfactorio. “Lo más importante fue el modo en que ganamos, normalmente los derbys son más igualados”, dijo Pellegrini en rueda de prensa. 2-0 al descanso y 4-0 al volver de los vestuarios. Rooney puso una falta en la escuadra y maquilló el 4-1.

Tres son los nombres que el técnico chileno elogió: Agüero, Yayá y Nasri. “Las grandes actuaciones vienen por las grandes individualidades. Tuvimos la confianza de jugar como entrenamos independientemente del rival”, explicó. La mayor novedad del esquema citizen fue la posición de Yayá, que volvió a jugar (como contra el Viktoria Plzen el martes) en la posición de interior, justo por delante de Fernandinho. Ya son dos partidos en los que el Manchester City ha mostrado su mejor versión: en la primera jornada contra el Newcastle y en el derby contra el Manchester United. “Quizás ellos no pudieron jugar mejor porque nosotros lo hicimos muy bien”, una frase que define muy bien la reacción de un aficionado del Etihad tras ver el cuarto gol de los suyos: “I feel sooooooo good“.

El Manchester United no pudo contar con Van Persie, baja de última hora: “Creíamos que iba a llegar al partido pero tenía una pequeña lesión”. Pero el gran problema que tiene que afrontar Moyes es la organización del centro del campo: “Fueron mejores, controlaron el partido. No pudimos contenerlos”. La pareja Carrick-Fellaini se vio superada por el despliegue del Manchester City. “Todos los entrenadores tienen malos días y malos resultados. No jugamos bien, estoy muy decepcionado”, dijo Moyes, que ya ha dirigido tres partidos de gran importancia en esta temporada (Chelsea, Liverpool, Manchester City), no ha ganado ninguno y el único gol marcado en esos 270 minutos vino de falta cuando ya perdían 4-0.

Related posts

3 comments

¿Por qué se quería ir Rooney?

Por esto. Su equipo no podía con el City y el daba la sensación de que si podía pero estaba solo. Los citizens se van convirtiendo en lo que se espera de ellos y los red devils van a tener que buscar un sistema en el que Rooney entre mucho en contacto con el balón y en el que Van Persie y Fellaini brillen.

No hubiera cambiado nada. Herrera es muy bueno pero no es el jugador que necesita el United. De hecho necesitan más de un jugador.

Deja un comentario

*