El City suda para seguir la estela del Chelsea

Chelsea Diego Costa Focus

Manchester City 2-1 Swansea

A punto de acabar el partido, rozando ya el tiempo de descuento, el Swansea tuvo una oportunidad clarísima. Encontró un hueco en un centro del campo formado por Lampard, Touré y Fernandinho, de los cuales los dos primeros andaban en posiciones muy adelantadas, llegó al área de Hart y no empató el encuentro de puro milagro. En ese preciso instante, Pellegrini miró a la banda, donde Fernando y Pozo estaban calentando, y mandó cambiarse al portugués. Sólo quedaban cinco minutos, tiempo más que suficiente para poder perder los tres puntos que tenían en el bolsillo. Esto, además de ser un simple ejemplo, refleja una realidad en el Manchester City: sea cual sea el resultado en el marcador, los de Pellegrini son incapaces de contener un resultado, de dar fiabilidad defensiva y de imponerse a su rival, empequeñecerlo y no sufrir para ganar en su propio estadio. Con muy poco, y a pesar de que el City tuvo buenos tramos de juego -sobre todo en el primer tiempo-, el Swansea estuvo a muy poco de llevarse un empate. No lo hizo porque primero Jovetic y luego Yaya Touré, en una arrancada de las suyas en tres cuartos, remontaron el gol inicial de Bony.

FIL MANCITY STOKE 088Demichelis jugó un gran partido en defensa (Foto: Focus Images Ltd)

A Pellegrini le han preguntado últimamente sobre qué tendría que mejorar Mangala para adaptarse a la liga, o para rendir como se espera del precio que costó, y el chileno se limita a decir que siga la evolución de Demichelis, que empezó con dudas en el Manchester City y ahora es un seguro. El central argentino volvió a dejar una gran actuación, bastante por encima del nivel de Kompany en esta ocasión, pues el belga fue superado por Bony en el gol del Swansea. El delantero marfileño, que renovó su contrato hasta 2018 esta semana, salió a un apoyo y Kompany lo siguió, pero cuando volvió a tirar el segundo desmarque hacia el área ya le había perdido de vista y definió perfectamente ante Hart. Bony, con 17 goles, es el máximo anotador de la Premier en 2014.

Chelsea 2-0 West Brom

El Chelsea pudo ganar por tres, o por cuatro, o por cinco. Y todos en la primera parte. Ha llegado un punto en la temporada en el que el Chelsea se sabe superior y además lo demuestra, tiene numerosas ocasiones por partido y a las malas convierte la mitad. Diego Costa y Hazard fueron los goleadores esta vez, con una asistencia más de Fàbregas (van 10 en total). “Disfruté mucho durante la primera parte“, explicó Cesc al finalizar el encuentro. El Chelsea, que volvió a salir con la alineación de gala y ese tridente mágico formado por Hazard, Oscar (otra asistencia) y Willian, escoltado por Matic y Cesc y culminado con Diego Costa, es el único equipo en las primeras cuatro divisiones de Inglaterra que aún no ha perdido ningún partido en liga.

Chelsea Cesc Fabregas FocusCesc ya lleva 10 asistencias en liga (Foto: Focus Images Ltd)

Everton 2-1 West Ham

La importancia de Barry en el Everton se comprobó en su ausencia, pues ante la falta del centrocampista inglés los locales sufrieron para salir con el balón con claridad. Roberto Martínez tenía multitud de futbolistas tocados para el choque ante el West Ham: Baines no entró en la convocatoria y por la izquierda tuvo que jugar Hibbert, Coleman y McCarthy tenían molestias musculares y Mirallas volvía de una lesión que le había tenido de baja bastantes semanas. El acompañante de McCarthy fue alternando entre Osman y Barkley, el segundo con funciones bastante ofensivas. “Es una de esas victorias que te da muchísima satisfacción“, dijo Roberto Martínez. El gol de la victoria fue de Osman, tras 400 partidos en el Everton y una ampliación de contrato de un año.

Everton v Aston Villa Barclays Premier LeagueBarry fue baja en el Everton (Foto: sharemytactics)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

A Matic lo quiero siempre en mi equipo. Como he manifestado en muchas ocasiones es de calle el mejor mediocentro del mundo.

Deja un comentario

*