El cuadro del City

6862095810_476e9982fa_h

Vincent Kompany, capitán y mejor defensa del Manchester City, cayó lesionado en la primera jornada de liga contra el Newcastle y ayer conocimos que estará un mes entero de baja. Matija Nastasic tuvo que ser retirado en camilla en un partido de pretemporada por un problema en el tobillo y, aunque se sentó en el banquillo en Cardiff, aún no está para jugar. Micah Richards no sale de una lesión y ya se ha metido en otra, así desde hace años. El lunes pasado sufrió molestias musculares y no ha podido ser de la partida este fin de semana, además de que su futuro en el club está en el aire. Por último, Kolo Touré se fue gratis al Liverpool. No sirve como excusa, porque una derrota ante el Cardiff City, recién ascendido, es toda una sorpresa, pero el Manchester City estaba en cuadro y tuvo que jugar con Joleon Lescott y Javi García como pareja de centrales. Y, claro, pasó lo que tenía que pasar. 3-2 y de vuelta a casa.

6862095810_476e9982fa_h

Foto: EA Sports FIFA

Los problemas defensivos se vieron desde el primer momento, cuando Javi García, mediocentro que juega como central porque las circunstancias así lo exigen, no midió bien un salto en carrera y Lescott tenía dificultades para sacar el balón. En fin, un cuadro. Además, la lentitud de ambos se convirtió en un hándicap para el conjunto de Manuel Pellegrini. El chileno tiene una última petición para este mercado de fichajes: un central. Por eso sonó tanto Pepe y por eso está tan cerca Demichelis. Pero el Manchester City no perdió sólo por eso. Perdió porque no hizo nada y porque lo que hizo el Cardiff estuvo muy bien hecho, pero hoy no toca hablar de eso.

A la debacle de los centrales se le unió el mal partido de Zabaleta -merecidamente elogiado en la primera jornada y durante toda la temporada pasada-, que no marcó bien los córners que supusieron dos goles en contra. Sí, dos, los dos de Campbell. “El partido se decidió en dos córners”, dijo Pellegrini. Mmmmm. Tampoco ayudó la actuación de Hart, muy criticado por sus salidas y por sus fallos clamorosos en algunos partidos. Jamás en todos estos años consiguió un respaldo absoluto de la afición inglesa y ahora se vuelve a dudar de él. Y, por último, a todos los fallos individuales se le añadió la desesperante falta de profundidad que tanto se le criticaba a Mancini durante todos los cursos previos: el equipo tiene el balón en posesión, se asienta en campo rival pero no consigue crear peligro, no arriesga y no cruje la defensa rival.

La mejor noticia para el Manchester City es que Negredo está como una bestia, a pesar de que ha sido suplente en los dos partidos. En el primero le anularon un gol y ante el Cardiff hizo el 3-2. El nivel de Dzeko también es óptimo y además falta Jovetic por entrar en la rotación, así como el esperado regreso de Kompany y Nastasic. A ver cómo se las apañan.

Related posts

Deja un comentario

*