El día que Gerrard casi deja Liverpool

(Foto: Focus Images Ltd)

La carrera de Steven Gerrard está ya más cerca de su final que del inicio. A sus 33 años, se acerca inevitablemente al ocaso de su trayectoria futbolística. La semana pasada se cumplieron quince años de su debut (29-11-1998) con el primer equipo del Liverpool, un club al que ha estado ligado durante toda su vida. En los veranos de 2004 y 2005 fue cuando más cerca estuvo de abandonar Anfield. La ambición de Roman Abramovich era la de confeccionar la mejor plantilla de Europa y el nombre del centrocampista inglés, con quien se llegó a reunir en su yate, formaba parte de sus planes. “Por primera vez en mi carrera he llegado a valorar la posibilidad de marcharme”, explicó Steven en 2004. De hecho, en aquel verano se llegó a convocar una rueda de prensa en la que se sospechaba que el club y el jugador podían anunciar su marcha, si bien finalmente lo que comunicaron fue el cambio de dorsal de SG, que pasó de utilizar el número a 17 a quedarse con el 8.

Un año más tarde, tras conquistar la Champions League en Estambul, su salida con destino a Londres estuvo más cerca que nunca. Hubo desencuentros con el club a la hora de renovar su contrato y el Chelsea, mientras, volvió a insistir.

16 de junio de 2005. Rick Parry, director ejecutivo del Liverpool: “La prioridad es mantener a Steven y construir un equipo ganador a su alrededor.”

20 de junio. Rafa Benítez: “Queremos que levante muchos títulos con nosotros en los próximos años. Estamos construyendo un gran equipo a su alrededor y deseamos que sea el capitán que gane más trofeos en toda nuestra historia.”

4 de julio. Las negociaciones de la renovación se han roto y según Struan Marshall, agente del futbolista, es “improbable que se reanuden.”

5 de julio. “Desgraciadamente, Steven nos ha comunicado esta tarde que no aceptará nuestra oferta de renovación ya que quiere dejar el Liverpool”, explicaba la entidad en un comunicado oficial.

6 de julio. Todo cambia en una noche y Rick Parry anuncia que Gerrard continúa en el Liverpool.

8 de julio. Se oficializa la ampliación de contrato de Steven Gerrard.

(Foto: Focus Images Ltd)
(Foto: Focus Images Ltd)

Hace unos días, Brendan Rodgers reflexionó en rueda de prensa sobre lo que podría deparar el futuro a su capitán: “Veo a Steven y creo que puede actuar como central en el tramo final de su carrera. Juegas contra ciertos equipos que tienen un único punta y creo que él podría hacer de central derecho e iniciar el juego desde atrás.”

Related posts

5 comments

Se echó atrás porque la gente se concentró en la puerta de su casa y le dio miedo irse por su familia, ¿no? Teniendo en cuenta que era el equipo de su vida y todo eso, que era una decisión difícil… pero por la reacción de los supporters.

Interesante artículo, me acuerdo de aquella época 🙂 Yo creo que la idea de Rodgers puede ser muy buena, se podría usar a Gerrard de central en el esquema de 3 centrales del Pool contra equipos pequeños y asi sacar la pelota jugada desde abajo. Usarlo en una posición estilo Edmilson con Brasil en aquel Mundial…fue 2002?

Coincido: me gustaría verlo como central, pero sólo en defensa de 3. No creo que funcione con sólo 2 centrales y los carrileros. Ahora bien, como ya he dicho, me encantaría verlo como pivote posicional, haciendo lo mismo que hacía Pirlo en la Juve de la pasada temporada (3-5-2) o en la Italia de Prandelli en la última Eurocopa.

Interesante lo que dice Rodgers… me gustaría ver a Gerrard jugando como central, aunque pienso que le falta juego aéreo, un aspecto importantísimo para un defensa central en la Premier. Lo veo más como pivote táctico, ayudando a los centrales a sacar el balón jugado, ofreciéndose en apoyo al pase corto, y sacando de vez en cuando su disparo, porque Gerrard tiene cosas destacables para ese puesto: tackle raso, pase corto y largo, disparo, rigor táctico, carácter y experiencia. Un ejemplo claro puede ser Pirlo, igual que en su momento Guardiola (salvando las diferencias, porque Steven no tiene ni de lejos el pase en corto de estos dos). Pues eso, lo dicho, Gerrard pivote.

Deja un comentario

*