El Everton matiza su juego

Lukaku Martínez Focus

Entre el 20 de diciembre y este 1 de enero, el Everton perdió cuatro partidos consecutivos. La problemática en el conjunto toffee era doble: por un lado los malos resultados y por otra parte el juego. El Everton no perdía cuatro encuentros seguidos desde diciembre de 2005. En esas circunstancias afrontaba el equipo este martes el difícil compromiso ante el West Ham en la tercera ronda de la FA Cup. El Everton empató a uno -forzó el replay– con un gol de Romelu Lukaku en el tiempo de descuento y el propio delantero belga desveló después del partido algunos entresijos de ese Everton-West Ham.

Romelu Lukaku: “Los jugadores reclamaban que se jugase de forma más directa. Les pregunté y todos le transmitimos al entrenador: ¿podemos jugar un poco más directos a veces?

Tenemos un estilo de juego en el que nosotros mantenemos mucho el balón, pero sabíamos que teníamos que asumir más responsabilidades, aprovechar más mis puntos fuertes y ellos [los compañeros] lo hicieron perfectamente. Mezclamos bien el juego, a veces fuimos más directos, lo cual resulta más fácil para mi porque cuando estoy uno contra uno, corriendo ante un defensa, eso me da una mejor opción.”

El rival, en este caso el West Ham, llevó la iniciativa el martes, algo a lo que no están acostumbrados en Goodison Park desde que Roberto Martínez se sentó en el banquillo toffee durante el verano de 2013. El del Everton es el caso de un equipo en el que el entrenador escucha la petición de sus futbolistas de matizar el estilo de juego, al menos en este momento delicado de la temporada y de manera puntual. Y lo que es menos frecuente: que esto sea reconocido de forma pública por alguno de los involucrados (Lukaku).

Esa fórmula matizada del juego del Everton puede ser útil para afrontar la difícil jornada de este sábado ante el Manchester City. El bajo nivel de confianza y las imprecisiones en el mediocampo (el Everton acusa la baja de James McCarthy) dificulta que el Everton pueda practicar de forma efectiva y segura ese estilo de juego que tan bien funcionó el curso pasado.

Por ello el duelo contra el Man City puede ser un buen escenario para que los toffees renuncien en cierto modo al balón y así explotar la potencia de Romelu Lukaku con espacios para jugar al contragolpe con el apoyo de Kevin Mirallas, Ross Barkley o Steven Naismith.

Everton v Manchester City Barclays Premier League

El Everton y el Manchester City se vuelven a enfrentar este sábado (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Puede ser, aunque no creo que sea lo más conveniente para el Everton. Salvo alguna excepción puntual (vs QPR), la mejor versión de Barkley aparece cuando juega entre líneas, como enganche, por detrás del punta.

Deja un comentario

*