El Liverpool desarmó al City

FIL MANCITY LIVERPOOL 037

Además de la inspiración de Philippe Coutinho o Roberto Firmino, ¿qué posibilitó el triunfo contundente (1-4) del Liverpool en el Etihad? Dos asuntos: la efectividad del equipo visitante a la hora de interrumpir la salida de balón del Manchester City y la reducción de los (poderosos) recursos ofensivos de los skyblues, siendo lo segundo una consecuencia directa de lo primero.

Tuvieron éxito los chicos de Jürgen Klopp con su presión enérgica, intensa, pautada y efectiva. El despliegue de sus jugadores hizo que el Liverpool avanzase metros para recuperar la pelota en terrero contrario y, así, iniciar sus posesiones en posiciones ventajosas cerca de la portería de Joe Hart. El requisito para lograrlo no es únicamente correr mucho y hacia delante, sino que el bloque esté junto, como detalló más tarde el técnico alemán en los micrófonos de la ‘NBC’.

Jürgen Klopp en la ‘NBC’: “Lo más importante es defender unidos. Si presionas arriba, tiene que permanecer junto el equipo. Si decides defender atrás, y a veces no te queda otra opción, tienes que permanecer junto.”

El desenlace del partido fue posible gracias a esa brillante presión de los reds, que penalizó las limitaciones del Man City en la construcción del juego desde atrás: Demichelis, Mangala o Sagna fueron un mar de dudas con la pelota en los pies y los centrocampistas centrales tampoco dieron salida al equipo. Manuel Pellegrini prescindió de Fernandinho, que había rendido a gran nivel en las semanas anteriores, para juntar a Fernando y Yaya Touré en un doble pivote que reflejó buena parte de los problemas del City. En la rueda de prensa posterior, el técnico chileno desestimó dar una explicación acerca de los motivos que causaron las suplencias de Otamendi o Fernandinho, ya que no quería entrar en “cuestiones individuales”.

Con esta disposición táctica se aleja sobremanera a Touré del área: muchos metros por delante, numerosos efectivos del Liverpool que sortear y unas limitaciones manifiestas a la hora de distribuir el balón desde atrás, añadido todo ello a la falta de rigor defensivo que desde hace un par de años exhibe un Yaya Touré apático, sin intensidad y con carencias graves a la hora de vigilar a los mejores mediapuntas o centrocampistas de la Premier League (su pasividad aparece, por ejemplo, en el 0-3 de Firmino).

Disposición táctica del Liverpool frente al Manchester City:

Liverpool FC vs Manchester City - Football tactics and formations

El éxito del Liverpool residió, por tanto, en su excelente presión en campo contrario, su forma de interrumpir la salida de balón del Manchester City y, como consecuencia directa de todo esto, la habilidad para limitar las intervenciones de Raheem Sterling, Jesús Navas, Sergio Agüero o Kevin de Bruyne en el juego.

Si el City no encuentra fórmulas para avanzar con la pelota desde la línea de zagueros, acabará optando por el recurso básico: balón en largo hacia los puntas. Y no se caracterizan precisamente esos cuatro atacantes por ser grandes dominadores del juego directo o por alto.

Jürgen Klopp (‘NBC’): “Antes del partido le dije a Firmino que hoy era un delantero que a veces podía ser centrocampista, no un centrocampista que a veces fuese un delantero. Por favor, permanece arriba.”

Sabía Jürgen Klopp, que aprovechó el parón de selecciones para preparar esta cita durante 15 días con gente como Coutinho o Firmino en Melwood, que si obligaba a los centrales o mediocentros rivales a desplazar el esférico en largo, Lovren y Skrtel tendrían ventaja para evitar recepciones del Kun, Navas, Sterling o De Bruyne. Y sabía que el partido se decidiría, a favor o en contra de sus intereses, en función de cómo efectuase su presión alta. Fallar ahí tendría graves consecuencias si el City sorteaba esa presión inicial y hacía llegar el esférico con espacios a sus extremos, mediapuntas o delanteros. En cambio, acertar ahí era sinónimo de multiplicar su volumen de ocasiones y de reducir la influencia de los talentosos jugadores ofensivos del Manchester City.

Fue digno de aplauso / Foto: Focus Images Ltd
Fue digno de aplauso / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

SI jugaba Mangala, el cual se marcó en propia en el primer gol. Una pregunta, Firmino actuaba de delantero centro o de falso nueve a tu criterio?

Que buenisima esta frase,“Antes del partido le dije a Firmino que hoy era un delantero que a veces podía ser centrocampista, no un centrocampista que a veces fuese un delantero. Por favor, permanece arriba.”

Deja un comentario

*