El Liverpool se ahoga en Anfield

Liverpool Aston Villa Focus

Sorprendente Aston Villa

Muy pocos hace un mes habrían previsto que, tras cuatro jornadas, los de Paul Lambert ya iban a llevar 10 puntos y, lo que aún es más llamativo, 3 cleansheets (portería a cero). La solidez se ejemplifica en que sólo han necesitado 4 goles en las mismas jornadas y no han perdido ningún partido. Y aún hay un dato mejor: los 4 goles han llegado de únicamente 6 tiros a puerta. Incluso con la baja de Vlaar, que no estuvo en Anfield, la línea defensiva fue la habitual (Hutton, Senderos y Cissokho) con la inclusión de Baker en el centro de la zaga. En concreto, Senderos disfruta de partidos así, pues de cabeza pudo despejar todo lo que llegaba al área. Por delante, una línea de tres centrocampistas formada por Westwood, Delph y Cleverley, que debutaba. Su organización en el centro del campo fue clave: siempre hablando, siempre tapando espacios y basculando de un lado al otro en función de hacia donde movía el balón el Liverpool, ayudados en las bandas de Weimann y Richardson. Arriba, Agbonlahor, siguiendo a Gerrard y eliminando cualquier opción de que el capitán red saliese con tranquilidad desde el primer pase. El Aston Villa cerró muy bien, con mucho orden, y si el Liverpool no consiguió generar peligro fue, además de por la poca inspiración que tuvieron los atacantes, por el gran desempeño de los visitantes. La racha de Paul Lambert en Anfield es admirable: dos empates (uno con el Norwich) y dos victorias en sus últimas cuatro visitas.

Agbonlahor Aston Villa FOcusEl Aston Villa lleva 3 victorias y 1 empate en los primeros 4 partidos (Foto: Focus Images Ltd)

Un Liverpool ahogado sin correr

Un gol en contra en los primeros 10 minutos decidió el partido y condenó al Liverpool. La imposibilidad de crear ocasiones de peligro ante un equipo cerrado en su campo fue más evidente que nunca: 75% de posesión, nada más que un disparo a portería y cero paradas de mérito de Guzan, que apenas tuvo trabajo bajo palos. En el último año, todas las mejores actuaciones del Liverpool habían llegado mediante un fútbol rápido, combinaciones vertiginosas, contragolpes y velocidad cerca del área rival. El Aston Villa se negó a ofrecerle un escenario así y el gol de Agbonlahor sirvió de argumento para no tener ni intención de superar el centro del campo si no era a la contra. A los de Rodgers no sólo les faltó claridad en campo rival sino un ritmo alto más en todos los pases, excesivamente previsibles y sin riesgo.

Captura de pantalla (516)Así terminó el Liverpool el partido (Foto: sharemytactics)

La novedosa línea de tres mediapuntas con la que salió el Liverpool estaba compuesta por Coutinho en el centro, Lallana por la izquierda (debut) y Markovic por la derecha (primera titularidad). Balotelli era el único delantero. La banda izquierda era prácticamente entera para Alberto Moreno, por lo que Lallana centraba mucho su posición para intentar romper las líneas rivales. Apenas consiguió su objetivo, como Markovic. Por momentos, el Liverpool formó un embudo en la zona de tres cuartos, con muchos jugadores -más todos los del Aston Villa-, y no consiguió velocidad en el juego. En el segundo tiempo, los locales lograron abrir más el campo, Manquillo y Alberto Moreno subieron con frecuencia pero las ocasiones de peligro no llegaron en ningún momento. Lo más destacable, un disparo al palo de Coutinho. Al final terminó entrando Sterling, casi a la desesperada, como también lo hicieron Lambert y Borini. Rodgers organizó algo similar a un 4-2-2-2 con los laterales casi de extremos, pero la defensa del Aston Villa siguió sólida y sin conceder.

¿Buen día para dar descanso a Sterling?

Los dos mejores y más decisivos futbolistas del Liverpool en el inicio de temporada han sido Sturridge y Sterling. El primero se lesionó durante el parón de selecciones y el segundo, por decisión técnica, fue suplente en Anfield. Sin ninguno de los dos y con muchos jugadores nuevos en la alineación (3 de los 4 jugadores titulares ofensivos eran recién llegados), queda la duda de si era el mejor día para no contar con el inglés de 19 años, si bien se entiende que alguien tan joven no puede quemarse tan rápido teniendo una temporada tan larga por delante. La postura de Rodgers es lógica: en tres días juegan la Champions League, Sterling es un jugador capital en el equipo y un partido como locales podían haberlo sacado con o sin él como titular.

Drama a balón parado

Más dudas en los centros laterales. Mignolet y, por extensión, toda la defensa del Liverpool siguen sin dar confianza alguna en cada jugada a balón parado. El gol de Aston Villa llega de un córner, pero no fue la única vez. Constantemente, cada balón por alto genera peligro y Senderos pudo hacer el 0-2 poco después de que Agbonlahor metiese el primero. Aunque Sakho y Lovren compiten bien por arriba en los balones frontales, en cuanto la jugada del rival es organizada, a balón parado, el panorama cambia drásticamente.

Liverpool Mignolet FocusEl Liverpool sigue sin dar ninguna seguridad a balón parado (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*