El Milan negocia por Fernando Torres

Crystal Palace v ChelseaBarclays Premier League

El 31 de enero de 2011, Fernando Torres viajó desde Liverpool hasta Londres en helicóptero. Era la única forma posible para que Torres llegase a tiempo a firmar con el Chelsea -y pasar el reconocimiento médico- antes del cierre del mercado a medianoche después de que el Liverpool no diese luz verde hasta tener cerrada la contratación de Andy Carroll. Firmó su contrato con el Chelsea en ese mes de enero y desde finales de ese mismo año comenzó a verse involucrado en numerosos rumores de traspaso: desde diciembre de 2011 su nombre ha estado permanentemente ligado a rumores acerca de una salida del Chelsea. Mucho rumor, muy poca cosa tangible y, desde luego, un nulo interés por parte del futbolista en desvincularse de la entidad blue, obcecado en no rendirse en su intento de triunfar en Londres, algo explicado esta primavera en ‘MarcadorInt’: “Su intención es la de no rendirse, la intención de no irse de Stamford Bridge sin triunfar plenamente. Sin embargo, quizás el escenario cambie este verano. A sus 30 años, le costaría verse como tercer delantero de la plantilla”.

Hasta hace unos días no se planteaba salir, más allá de escuchar con cierta atención los cantos de sirena desde el Vicente Calderón, principalmente procedentes de su amigo Diego Pablo Simeone, con quien mantiene una muy buena relación. Durante este verano, sin embargo, las cuentas no salían en el Atlético de Madrid: debido al actual salario del futbolista y debido a esa cifra límite de gasto para la primera plantilla marcada por el Reglamento de Control Económico de los clubes.

Algo a tener muy presente en toda esta historia es que el Chelsea en ningún momento le ha trasladado al futbolista que no cuenta con él o que se busque un nuevo equipo. Podría haberlo hecho a principios del verano o cuando firmó a Didier Drogba el 25 de julio, pero esto no ha ocurrido, por lo que Torres ha estado en junio, en julio y en agosto como uno más de los planes de Jose Mourinho, que en las últimas semanas ha reiterado en múltiples ocasiones que tiene a 3 delanteros en su plantilla, que necesita a 3 delanteros (la temporada es larga, puede haber lesiones, necesita diferentes tipos de arietes, etc) y que quiere a 3 delanteros. Estos son Diego Costa, Drogba y Torres. Ocurre que a la hora de confeccionar la alineación de cada partido, hay que tomar otra decisión: elegir a los siete integrantes del banquillo (el máximo permitido en la Premier League), lo que lleva a realizar algunos descartes de futbolistas más o menos importantes como Salah, Van Ginkel o Torres.

El madrileño fue uno de los descartes el pasado sábado contra el Leicester, situación que comenzó a modificar su planteamiento inicial, si bien tampoco resulta un elemento definitivo, puesto que la temporada pasado vio desde la grada un par de encuentros a comienzos de curso (frente al Aston Villa y al Basilea) y luego su protagonismo fue creciendo hasta ser titular en diversos partidos de los denominados ‘grandes’ (los dos contra el Atleti de semifinales de Champions, en el Emirates o ante el Manchester City). Dejar el Chelsea comenzó a ser una posibilidad la semana pasada.

Este martes comenzaron las conversaciones entre el Milan y el Chelsea. El miércoles se produjo la llamada de Adriano Galliani al jugador y este jueves ha tenido lugar la primera reunión del conjunto rossonero con representantes del futbolista. El próximo paso es reunirse con la entidad londinense para negociar la salida de Torres del Chelsea. El ok del club inglés separa al ‘9’ español del Milan. En estos momentos se valora su cesión: del Chelsea depende aceptar esta fórmula para su salida o proponer otra.

Crystal Palace v ChelseaBarclays Premier League

Torres tiene contrato con el Chelsea hasta 2016 (Foto: Focus Images Ltd)

Related posts

1 comments

Hasta donde yo entendia solo faltaba lo del salario de Fernando.
Si llega al Milan, su rendimiento es una incognita. Si recupera el 75-80% de su mejor nivel, sera un gran fichaje.

Deja un comentario

*