El mismo Liverpool

9480209258_c1f548214c_c

El Liverpool ha dado tan buenas sensaciones en su debut en la Premier League 2013-14 que no nos debería pillar por sorpresa si llega mayo y terminan en novena posición. Básicamente, porque hay demasiados paralelismos con la temporada pasada: ha tenido no menos de 10 ocasiones claras de gol, ha fallado todas ellas, ha terminado ganando por 1-0, ha dominado muchísimos minutos, ha cometido un penalti en el minuto 87 y casi le empatan, Coutinho ha sido una maravilla y, como era de esperar, el portero rival, en este caso Begovic, ha salido de Anfield como claro candidato a mejor portero del siglo hasta que juegue el siguiente.

Debutaron tres de los nuevos. Kolo Touré cuajó la actuación más completa. Su fichaje (a precio cero) fue muy criticado por la edad del marfileño, 32 años, y porque lleva varias temporadas lejos de su mejor nivel. Pero estuvo fabuloso por alto y efectivo en todo lo demás. Pudo marcar pero su cabezazo se estrelló contra el larguero. Iago Aspas también salió de inicio. El ex del Celta acompañó en punta a Sturridge, aunque normalmente era quien buscaba el balón un poco más atrás. Dejó muy buenos detalles en tres cuartos, como una pared con José Enrique que casi termina en gol y varias ocasiones claras. Y, por último, Mignolet. La del belga es la primera historia de esta edición de la Premier League. Estuvo indeciso en todos los balones por alto, dudó mucho con los pies y no transmitió ninguna seguridad. Pero en los últimos minutos, tras una mano de Agger en el área, llegó su momento. Mignolet se tiró abajo a la derecha, atajó el penalti de Walters y el Liverpool sumó de tres. Que al final es de lo que se trata.

Decimos que es el mismo Liverpool también por otras cosas. Por ejemplo, el gol lo hizo Sturridge, que volvió a ser de lo mejorcito y ya lleva 12 goles en 17 partidos desde que firmó por los reds en el pasado mercado invernal. De las suyas siguió haciendo Coutinho, el jugador más desequilibrante y mágico que tiene el equipo cuando no está Luis Suárez, que no estaba, claro, porque todavía le faltan 5 partidos de sanción y, según ha dicho Rodgers al término del partido, “su situación está resuelta”. Si finalmente se queda, la Champions League es viable. En resumen, es el mismo Liverpool porque de estos partidos vimos un millón el año pasado, sobre todo en la segunda mitad de la temporada y también alguno que otro en la primera, aunque hay una pequeña diferencia que quizás es mucho más importante que todos los paralelismos anteriores: en la 2012/13 no terminaba con victoria.

Related posts

1 comments

Totalmente de acuerdo, a pesar de que toda la afición está encantada porque por fin empezamos la temporada con victoria después de no se cuantos años, yo he visto exactamente lo mismo que estuve viendo la pasada temporada. Muchísimas ocasiones, dominio, buen fútbol, pero 0 goles.

Si el mismo partido hubiera terminado 0 – 0 todos dirían que estamos fatal y que Rodgers no vale para el puesto, pero el simple hecho de que haya entrado 1 disparo de las 20 y tantas ocasiones hace cambiar totalmente el punto de vista de la gente.

No niego que yo también estoy ilusionado, hemos jugado muy bien y todo esto sin Suarez y a la espera de ver que ocurre con Willian del Anzhi. Quizá la línea defensiva ha sido lo único que ha fallado hoy.

Felicidades por el artículo!

Deja un comentario

*