El primer test serio

audicup

Munich volvió a ser una vez más un escenario significativo para el Manchester City. Lo fue, de forma negativa, dos años atrás en una dura derrota ante el Bayern en la noche en que la relación entre Roberto Mancini y Carlos Tévez se fracturó definitivamente. En esta ocasión el Allianz Arena ha acogido lo que se puede catalogar como “el primer test serio” del equipo de Manuel Pellegrini, teniendo en cuenta la naturaleza de los amistosos previos en Sudáfrica ante el Amazulu y el Supersport United, así como el pésimo estado del terreno de juego en el que la semana pasada jugaron en Hong Kong.

El Manchester City se enfrentará hoy en la final de la Audi Cup, torneo amistoso veraniego, al Bayern Munich en lo que será un test todavía más serio, además de atractivo para el espectador. Llega ahí el conjunto inglés tras vencer por 5-3 al Milan, en un encuentro cuyo marcador llegó a ser de 5-0 y en el que absolutamente todos los goles se produjeron antes del descanso. Duelo extraño pero que en sus primeros 45 minutos ofreció algunos detalles e indicios de lo que veremos en este curso que está a punto de iniciarse. El equipo de Pellegrini no tardará en tener un estilo reconocible, si es que no lo tiene ya. Atrás queda esa indefinición que acusaba el Man City en su anterior etapa y que impedía a menudo explotar al máximo las virtudes de sus atacantes.

11mancity
11 del Manchester City en el amistoso vs Milan

Fernandinho y Yaya Touré

La confección de la plantilla y la trayectoria de Manuel Pellegrini hacen pensar que este equipo está destinado a utilizar un esquema 4-4-2. Así ocurrió en Munich, donde Yaya Touré y Fernandinho, uno de los cuatro fichajes veraniegos, formaron pareja en la medular. Hasta ahora Touré siempre había actuado en Manchester con al menos otro centrocampista por detrás, de la misma manera que el brasileño estaba acostumbrado en Donetsk a situarse unos metros por delante de un mediocentro que le cubriese las espaldas. Tendrán que adaptarse, si finalmente Pellegrini realiza esta apuesta y renuncia a Barry, Rodwell o Javi García, a su nuevo rol, un rol que requiere una gran compenetración y una alternancia en cuanto a quien se incorpora al ataque y quien guarda la posición. Ante el Milan estuvieron ambos casi a la misma altura, aunque con Fernandinho ligeramente más avanzado.

Si se confirma la idea del técnico chileno de confiar en este 4-4-2 con dos delanteros, Yaya Touré perdería su puesto en la media punta y jugaría más lejos del área que nunca desde que está en Manchester. Difícil que de esta forma tenga el mismo impacto que a las órdenes de Roberto Mancini. Seguramente su fútbol luciese más durante estas temporadas pasadas de lo que lo hará estos próximos meses junto a Pellegrini, al mismo tiempo que se espera que este sea un Manchester City más atractivo que el anterior.

Post relacionado: “La plantilla del Manchester City”

Foto de portada: AudiAG

Related posts

4 comments

Deja un comentario

*