El primer United-Chelsea “post-Fergie” y “neo-Mou”

DSC_0436

El primer duelo directo entre dos favoritos claros al título de la Premier llega en la segunda jornada (que es la tercera para el Chelsea). Teniendo en cuenta que ambos equipos cuentan con entrenadores nuevos, quizá es un poco pronto para ambos. Si bien es cierto que el Chelsea no se alejó nunca demasiado del “mourinhismo” durante los casi seis años que transcurrieron entre el final de la primera era del estratega de Setúbal y su regreso triunfal de este verano, lo que es indudable es que la plantilla que tiene el portugués a su disposición ahora mismo es ciertamente distinta a la que tuvo entre 2004 y 2007: no posee un medio centro puro como Makelelé que le dé tantísima solidez a su estructura defensiva, pero en cambio acumula muchos más jugadores asociativos en tres cuartos de campo. Tiene menos extremos profundos (Robben, Duff) y mucho más media puntita tirado a un costado que busca el juego interior (Hazard, Mata, De Bruyne). Así que, incluso para Mou, padre espiritual del Chelsea ganador, un proceso de adaptación es necesario. Quedó claro en el último partido ante el Aston Villa, en el que el cuadro londinense ganó generando menos ocasiones de peligro real que el rival y tras dos decisiones arbitrales muy controvertidas que le beneficiaron. Si la primera media hora del debut ante el Hull había sido absolutamente brillante, el segundo choque frente a los de Birmingham fue entre discreto y espeso.

Entre los dos partidos, Mourinho sólo hizo dos cambios: Demba Ba y Juan Mata entraron ante el Aston Villa por Fernando Torres y Kevin De Bruyne, que habían sido titulares frente al Hull. Cuando el partido se le complicó al Chelsea el pasado miércoles, Mou quitó precisamente a Demba Ba y a Mata. Da la sensación, pues, que en este momento tiene nueve titulares fijos: Cech, Ivanovic, Cahill, Terry, Ashley Cole, Lampard, Ramires, Hazard y Oscar. El fichaje de Willian añadirá competencia a esa plaza que se están disputando Mata y De Bruyne, mientras que se sigue especulando con la posible llegada de un delantero (Rooney es, obviamente, el gran objetivo, pero Mou prometió aplazar el asunto hasta después del encuentro de Old Trafford). Lukaku hasta ahora ha sido el único que no ha empezado como titular, pero sus últimos minutos frente al Villa convencieron bastante y la prensa inglesa lo da como favorito para ocupar el puesto esta noche.

Sin embargo, una posición que parece coja es la del medio centro puro. El Chelsea está jugando con Lampard y Ramires en esa zona, pero ninguno de los dos es un especialista posicional. A ambos les gusta llegar. Ambos quieren pisar área. Ambos son dinámicos. Ninguno de ellos posee el rigor táctico de Costinha, Makelelé, Cambiasso o Xabi Alonso, por citar a los que han sido titulares en los equipos de Mourinho. En los últimos minutos ante el Villa, queriendo amarrar el resultado, Mou metió a Marco Van Ginkel, un joven pivote fichado del Vitesse este verano, y cambió el sistema para ser más sólido en el tramo final: 4-3-3, con el holandés por detrás de Ramires y Lampard, que pasaron a convertirse en interiores.

Para el United, la historia es diferente: el nuevo de verdad es el entrenador, ya que la plantilla es prácticamente la misma. David Moyes ha introducido algún matiz táctico interesante en sus dos primeros compromisos oficiales: situar a Giggs como teórico centrocampista izquierdo pero invitarle permanentemente a juntarse con Carrick y Cleverley en la zona central. De este modo, libera el carril para Evra y permite a Welbeck jugar más cerca de la portería contraria, ya que no es tan necesario para generar superioridades numéricas en la medular. Welbeck lo agradeció marcando dos goles en Swansea, el doble de los que anotó en toda la Premier 2012-2013. Estos mecanismos recuerdan mucho a los que Moyes aplicaba en el Everton: Pienaar partía desde la izquierda para acabar en el medio, Baines subía toda la banda… y Fellaini era tan delantero como Jelavic o Anichebe. Por ahora, a Moyes le está saliendo bien. En parte, porque Van Persie sigue siendo el jugador más resolutivo de la Premier. Pero la primera prueba seria, para él y para el nuevo Chelsea de Mou, se disputa esta noche en Old Trafford.

Related posts

2 comments

Buenas Axel,

No crees que con la llegada de Willian, Mata pasa a disputar una posición en el medio de la línea de 3 con Oscar? La verdad es que estos 5 te dan innumeras posibilidades de formación en 3/4!

Para mí sí. Yo creo que su ventaja es que puede jugar en las tres posiciones de tres cuartos. Aunque Mou dijo en la pretemporada que él lo veía más por la derecha porque en sus equipos siempre ha tenido a zurdos entrando desde la derecha (Robben, Pandev, Di María…).

Deja un comentario

*