El reto de Rafa

Swansea City v NapoliUEFA Europa League

En temporadas anteriores, la hinchada del Newcastle United se quejaba de su entrenador y su dueño. Quería un técnico apto para un club de su tamaño e inversión en jugadores de alta calidad. Ahora, bajo el liderazgo de uno de los técnicos más conocidos del fútbol mundial y después de un año en el que los magpies gastaron más de 85 millones de euros en el mercado de fichajes, el descenso parece algo más que posible. Aunque Rafa Benítez llegara al nordeste de Inglaterra hace solo cuatro semanas, es suyo el reto de rescatar a este gigante histórico del fútbol ingles del descenso a la Segunda División.

Si la situación del Newcastle, que se encontraba a cinco puntos de la salvación a falta de siete partidos, parecía difícil al llegar a St Mary’s, se volvió casi imposible solo cuatro minutos después del pitido inicial. Shane Long se escapó con facilidad de Vurnon Anita y Steven Taylor y combinó de manera ingeniosa con Graziano Pellè. Ante Karl Darlow, el irlandés anotó con un remate bajo para complicar cada vez más el día del entrenador español. A partir de ahí, el Southampton empezó la búsqueda del segundo gol inmediatamente. Long, Virgil Van Dijk y Sadio Mané optaron por disparar cuando había opciones mejores antes de que Graziano Pellè finalmente aumentara la ventaja minutos antes del descanso. El italiano se aprovechó del error de Daryl Janmaat para combinar con Long, que esta vez se convirtió en asistente.

Pellè anotó el segundo gol. Foto: Focus Images Ltd.
Pellè anotó el segundo gol. Foto: Focus Images Ltd.

Con Steven Taylor y Janmaat afligidos por problemas físicos, el Newcastle empezó la segunda parte con una línea defensiva con Moussa Sissoko, Jamaal Lascelles, Chancel Mbemba y Anita. La falta de familiaridad en una zaga compuesta por dos centrocampistas, un suplente y solo un defensa habitual no tardó en manifestarse. El equipo visitante no reaccionó a un córner corto, y cuando el remate de José Fonte fue frustrado, Victor Wanyama envió el rebote a la red para marcar su primer gol en 17 meses. Para Benítez, un entrenador conocido por su énfasis de la importancia de la organización defensiva, este debió representar un quebradero de cabeza.

Jonjo Shelvey, fichado en enero y ahora el capitán de los magpies no logró influir en el ritmo del partido, pues raramente participó en la mitad de campo rival. Georginio Wijnaldum, el máximo goleador del club esta temporada, jugó como pivote y apenas se incorporó en ataque. Francamente, parecía que el Newcastle había desistido. Pero, totalmente contra la lógica de su actuación colectiva y falta total de amenaza, consiguió perforar la portería en el 65’. Recibiendo la posesión en la banda derecha, Townsend llegó al borde del área y lanzó un disparo perfecto a la esquina superior del arco. Fue una jugada individual que recordó los mejores momentos del extremo con la camiseta del Tottenham y la selección inglesa y un momento fugaz de esperanza para el Newcastle en un día pésimo.

Después de esta interrupción en la diversión, la afición local disfrutó de otro momento agradable cuando volvió al campo Jay Rodríguez después de recuperarse de una segunda lesión grave en los últimos dos años. El delantero no tuvo un impacto en el partido, pero su vuelta puede resultar clave en los planes de Ronald Koeman para la próxima campaña.

Realmente, este fue un choque en que solo un resultado parecía posible y la victoria por 3-1 del Southampton fue merecida. Si algo aprendimos del mejor momento de Rafa, la final de la Champions en 2005, fue que nada es imposible en el fútbol, pero este seguramente representa uno de los mayores desafíos de su carrera.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*