El secreto del Southampton

Pochettino Lambert

La lista de fichajes veraniegos del Southampton era corta: Lovren, Wanyama y Osvaldo. Tres futbolistas con reconocida experiencia en el fútbol europeo y muy bien elegidos porque en ellos se decidió invertir casi todo el fondo económico del que se disponía: 9 millones de libras por el primero, 12 por el segundo y 13 por el tercero, datos que demuestran el saneamiento de cuentas del que disfrutan los Saints desde hace varios años, cuando estuvieron muy cerca de desaparecer. Sin embargo, el gran movimiento que hizo el club no fue un fichaje sino una renovación; una renovación que resumía por qué el Southampton ha llegado hasta arriba y explicaba cuáles son sus intenciones: Luke Shaw amplió su contrato cinco años y lo hizo en un día muy concreto, el 12 de julio de 2013, fecha en la que cumplía 18 años y podía asegurarse su futuro en el equipo de su vida. Esto fue un mensaje para todos los rivales: no tenemos necesidad de vender, producimos jugadores para quedárnoslos y si los queréis vais a tener que poner mucho dinero. Evidentemente, Shaw, lateral izquierdo y revelación de la temporada pasada, es uno de los futbolistas más pretendidos del Southampton.

La llegada de Mauricio Pochettino fue muy polémica en la afición del equipo, no porque se dudasen de sus capacidades, ya que ni siquiera las conocían (para los ingleses era “un central argentino que había jugado contra Inglaterra en el Mundial de 2002”), sino porque se había prescindido de muy mala manera de Nigel Adkins, el técnico con el que habían ascendido dos divisiones de forma consecutiva y que además se encontraba en medio de una racha de resultados muy positiva. Fue un tema de formas más que de otra cosa, pues con Pochettino se estaba apostando por un entrenador con mucho más potencial. De más nivel.

Este progreso se ha visto en los últimos diez meses.

LallanaAdam Lallana, felicitado por sus compañeros tras marcar un gol. (Foto: Focus Images Ltd)

Que el futbolista con mejor rendimiento en este año esté siendo Adam Lallana refuerza la idea del Southampton: Lallana lleva en el club desde pequeño y debutó con 18 años, es el canterano que no se fue y que estuvo en League One y en Championship, y que ahora goza de la capitanía en la Premier League. Además, hay otros como Lambert, Fonte o Schneiderlin (mejor jugador de la temporada 2012-2013) que eran titulares indiscutibles en League One y que ahora, dos categorías por encima, también lo son.

Cómo juega el Southampton

Tras 9 jornadas disputadas de liga, el equipo de Mauricio Pochettino, en su primera temporada completa, marcha en quinta posición y ha sacado puntos de Anfield (victoria) y Old Trafford (empate). Pero lo más sorprendente es un dato: el Southampton tiene el mejor récord defensivo de toda la Premier League, tan sólo 3 goles en contra.

“La primera línea defensiva cuando no tenemos el balón es Rickie Lambert y así todos defendemos al mismo tiempo. Queremos mantener la posesión y cuando no la tenemos, nos volvemos locos por recuperarla. Todo se trata de trabajar de forma colectiva”, Pochettino.

Suele decirse que la mejor forma de defender es atacar. Para Pochettino, la línea de ataque es la primera defensa: la presión del Southampton tiene loca a toda la Premier League. Su intensidad en la recuperación, por poner varios ejemplos, les dio la victoria contra el Liverpool y propició que las victorias ante el Fulham y el Swansea, todas en el último mes, fuesen de una superioridad incontestable. Sin embargo, lo que aún no es definitivo son huecos en el once titular. Con Osvaldo y Lambert como opciones ofensivas, Pochettino a veces los ha usado juntos pero también ha ido alternando, dando descanso a cada uno según el encuentro. Lallana y Jay Rodríguez ocupan las bandas (ambos con un sacrificio defensivo muy notorio), de la misma forma que hace una temporada, mientras que el centro del campo a veces está compuesto por tres futbolistas (mayoría) y en otras por dos, que siempre son Wanyama y Schneiderlin. En defensa no hay dudas: Clyne, Fonte, Lovren y Shaw, con Boruc en la portería.

SOUTHAMPTON LOVREN
Lovren, en Anfield (Focus Images Ltd)

Si uno de los motivos por los que se dudaba del Southampton el curso anterior era de su fragilidad defensiva, la llegada de Lovren ha cambiado el panorama por completo. Con sólo 24 años y tras haber jugado varias veces la Champions League, el central croata decidió embarcarse en un proyecto a medio plazo pero que tiene aspiración europea. En sus primeros dos meses de competición muchos lo catalogan como el mejor defensa de lo que va de liga. Por si fuera poco ya ha marcado dos goles decisivos: contra el Liverpool y el Manchester United. Los siguientes jugadores más utilizados tras los titulares son otros dos jóvenes salidos de la cantera, cosa en la que se insiste mucho en el Southampton. Ward-Prowse debutó el año pasado y disfruta de muchos minutos en el centro del campo, mientras que Calum Chambers es una aparición de este inicio de temporada para cubrir el lateral derecho. Ninguno de los dos ha cumplido todavía los 20 años. No importa la edad sino el talento del jugador; si lo tiene, puede jugar.

La vida en St Mary’s ha cambiado de forma radical en los últimos cinco años. El pasado fin de semana, la señal televisiva mostró una pancarta muy representativa de la ilusión de los aficionados: “Our time is now“. Pueden existir dudas de cuánto le durará la fuerza al Southampton para aguantar arriba en la clasificación, pero está claro que ya no van de farol. Son candidatos a los puestos europeos.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*