El Sunderland sigue creyendo

Sunderland Wickham Borini Focus

Wickham no está esperando a que pasen cosas, las está forzando. Su caso es el ejemplo perfecto de la importancia que tiene la confianza en un delantero: hace dos meses estaba cedido en el Leeds, un poco olvidado, le llamaron porque hacía falta alguien que metiese goles y el Sunderland se está aprovechando de su momento dulce. La única razón por la que Wickham no estaba en la primera plantilla es porque Poyet llegó, vio que tenía demasiados delanteros y tuvo que cederlo porque, siendo tan joven, lo que necesitaba eran minutos para poder seguir creciendo. Ayudó, claro, que Altidore no dio pie con bola y que Scocco, nuevo en Inglaterra, no ha funcionado. El impacto de Wickham en el equipo ha sido devastador: doblete en el Etihad, gol en Stamford Bridge y doblete y un penalti provocado en la final contra el Cardiff por la permanencia. El Sunderland está muy vivo en la Premier League y Poyet, que canceló su cesión para darle minutos, como mínimo estará muy orgulloso.

Artículo relacionado: Wickham busca sitio

SUNDERLAND Wickham FocusWickham está siendo clave en el renacer del Sunderland (Foto: Focus Images Ltd)

La pareja clave

En los momentos decisivos, en los partidos donde era necesario que sus mejores jugadores apareciesen, Wickham y Borini han tenido un papel estelar. En el caso del italiano han sido 2 goles fruto de dos penaltis, uno contra el Chelsea y otro contra el Cardiff. Pero se ha repetido la dinámica a lo largo de toda la temporada: gol al Chelsea en cuartos de copa, gol al Manchester United en semis de copa, gol al Manchester City en la final de copa, gol en la ida en el derby contra el Newcastle, gol en la vuelta en el derby contra el Newcastle. Borini ha aparecido siempre. Y Borini, clave en su cesión al Sunderland, recibió un balón de Wickham entres cuartos y le puso un pase al hueco a Giaccherini para hacer el 3-0 contra el Cardiff y poner al Sunderland por primera vez en mucho tiempo fuera de los puestos de descenso. Wickham, por su parte, lleva 5 goles en sus últimos 3 partidos y en todos ellos ha dado un recital de cómo aguantar balones de espaldas, de cómo sobrevivir como único delantero trabajando en la presión, recibiendo pelotas desde el aire, de cómo forzar ocasiones.

Una nota positiva

Del 4-0 final el Cardiff saca bastantes cosas en claro. La primera es que tienen un pie en Championship. La segunda es que Daehli puede ser demasiado bueno para jugar en Championship. La tercera, por lo tanto, es que no sería extraño que lo perdiesen este verano. Llegó al Cardiff porque así lo quiso Solskjaer, como otros dos noruegos más, pero sólo él ha conseguido dejar un buen rendimiento. El joven de 19 años se marcó una primera parte notable: aparecía y desaparecía de la imagen siempre para recibir el balón en solitario, se colaba entre líneas, asumía la responsabilidad de mover la pelota y de crear en el centro del campo. Su conducción es una maravilla, sabe dar el último pase y, recostado en la banda izquierda, se mete al interior con total libertad, por todos los sitios donde le llama la jugada.

Artículo relacionado: Cuando Januzaj no existía

Daehli Cardiff FocusDaehli fue de lo poco positivo que puede sacar el Cardiff de la derrota (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*