El Tottenham tiene carácter

Mauricio Pochettino, manager of Tottenham Hotspur during the Barclays Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by John Rainford/Focus Images Ltd +44 7506 538356
21/03/2015

La respuesta de Harry Kane después de marcar el 1-1 define a este Tottenham. En un partido de pleno sufrimiento en el que el Liverpool había sido mejor, había presionado con intensidad sembrando el pánico en los visitantes y hasta había perdonado un resultado más abultado, el empate de los Spurs significó una vuelta de tuerca: Kane marcó su gol 22 en esta temporada, uno más que en la anterior, y no lo celebró con efusividad, corriendo hacia la grada y tirándose al suelo, por ejemplo, sino que se giró con rabia hacia el centro del campo para convencer a sus compañeros de que todavía quedaba media hora y que aún podían ganar. Cada gol es oro de aquí a mayo y lo saben. Este Tottenham de Mauricio Pochettino tiene carácter, una personalidad muy reconocible, y en la media hora siguiente tuvo ocasiones para culminar la remontada en Anfield, que sin embargo no llegó. El punto que se llevan de Liverpool es más valioso de lo que se intuye en una pelea cara a cara contra el Leicester, pues responder con esa fortaleza en una situación de debilidad sólo es típico de alguien que sueña con la Premier League. Lo dijo Kane después: “Estamos decepcionados porque queríamos ganar, esa mentalidad es la que tenemos”. En esa capacidad de reacción y de no aminorarse está la principal diferencia del actual conjunto londinense.

Mauricio Pochettino: “Tenemos que sentirnos orgullosos por cómo peleamos hoy. Demostramos que tenemos carácter”.

No hay muchos equipos capaces de contener a Coutinho desatado. Y fue una de esas tardes para el brasileño, que con algo más de puntería habría acabado con dos o tres goles, pero hizo uno. Al buen hacer del Liverpool, incansable durante una hora, sólo hubo una respuesta por parte del Tottenham: Hugo Lloris. Apareció en no menos de tres veces muy claras, ya que los locales asfixiaban a su rival con esa presión y pasión con la que conectan su fútbol en los días grandes bajo la dirección de Jürgen Klopp, hasta el punto de que fueron capaces de robarle balones a Dembélé en su propio campo, quizás el mejor futbolista de la competición a la hora de aguantar la posesión.

Coutinho, mejor jugador del partido (Foto: Focus Images Ltd)
Coutinho, mejor jugador del partido (Foto: Focus Images Ltd)

Mientras Lloris mantenía al Tottenham en el partido, Sakho aumentaba la tensión del ambiente en cada jugada. Estuvo errático el francés, sólo corregido por un imperial Lovren en uno de sus mejores partidos con una camiseta del Liverpool.

Kane recibió dentro del área un pase de Eriksen y, aunque Lovren se acercó -no lo suficiente, pero hay más mérito en el delantero que fallo en el defensa-, el inglés sacó su versión de vaquero del oeste: un giro rápido, carga rápido la pistola y dispara a su objetivo. Al final Harry Kane se ha convertido en la referencia, no sólo en el campo sino en los objetivos por los que pelea el club. Si hay que marcar un gol, se le busca. Si hay que aguantar el balón en tres cuartos, se le da el balón. Si hay que quedarse con un gesto de mentalidad ganadora, se le mira. Si se quiere ganar la Premier League, se confía en sus goles. Harry Kane respondió con detalles en el primer tiempo y levantó al Tottenham en el segundo, aprovechando con ello que otros como Dembélé o Alderweireld se sumasen a una media hora final en la que rozaron el triunfo. Falta una jornada menos, seis en total hasta que acabe el curso, y los Spurs no ganado su partido para acercarse al Leicester (si vence al Southampton en casa estará siete puntos por delante), pero salvaron con carácter y resistencia un test complicado.

Harry Kane, líder del Tottenham (Foto: Focus Images Ltd)
Harry Kane, líder del Tottenham (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

No fue un buen partido del Tottenham, les pudieron meter tres o cuatro y a pesar de todo no perdieron contra un gran equipo. La conclusión que yo saco es que el empate y la reacción son dos cosas muy positivas.

Estas dos jornadas son claves para la premier, son partidos muy duros donde el Tottenham puede dejar puntos, de momento ya dejo 2, si el Leicester hace mas que el Tottenham habra dado un golpe de autoridad muy fuerte.

Deja un comentario

*