En las mismas

Rodgers Pellegrini Focus

No ha habido día más feliz en la afición del Liverpool en los últimos años que el pasado 13 de abril de 2014. Aquella tarde se ganó la Premier League, con el único inconveniente de que se perdió dos semanas más tarde. La victoria por 3-2 ante el Manchester City, rival directo por el título, enmarcó y ejemplificó un final de temporada soberbio. Salía todo. Marcaban los que tenían que marcar. Jugaban bien. Era un equipo empujado por el entusiasmo de Gerrard y por los goles y el excelso nivel de Luis Suárez que se quedó al borde del triunfo final. “Fue un día muy especial“, explicaba este viernes Pellegrini sobre aquella tarde, en la que, precisamente, se recordó a las 96 víctimas de Hillsborough. El mal menor, que llegó después del batacazo contra el Chelsea y aquella debacle definitiva contra el Crystal Palace, fue el premio de jugar en la Champions League.

El premio, sin embargo, sólo duró hasta la fase de grupos.

Pellegrini, sobre el 3-2 del año pasado: “Fue un partido muy cerrado que no pudimos ganar. Intentaremos ser un equipo agresivo y ofensivo desde el principio”.

FIL LIVERPOOL MANCITY 18Coutinho fue uno de los goleadores en Anfield (Foto: Focus Images Ltd)

El Manchester City terminó ganando la Premier League en las últimas jornadas y volvió a marcarse como objetivo, ya para este año, llegar más lejos en Europa. Por entonces no contaban con que les volvería a tocar el Barcelona en los octavos de la Champions League, equipo que los eliminó en 2014 y que en 2015 sacó un 1-2 del partido de ida.

Es decir, el conjunto de Pellegrini tiene muy complicado superar la misma ronda en la que hace un año se despidieron de competiciones europeas y el Liverpool, tras perder ante el Besiktas en la tanda de penaltis de los dieciseisavos de final de la Europa League, ya está eliminado. Se llega al partido de Anfield, pues, en condiciones similares a las del año pasado si tenemos en cuenta que lo del Liverpool, el hecho de pelear el campeonato hasta la última jornada, fue una excepción: los locales, buscando volver a la Champions League -con una FA Cup en el horizonte donde están a un partido de Wembley-; y los visitantes, persiguiendo el título liguero -con la excepción de que no han ganado la copa-.

Pellegrini, sobre el desgaste europeo: “Es complicado porque no puedes preparar el partido. Los jugadores necesitan 48 horas para recuperarse. Es una ventaja para nosotros [el Liverpool jugó el jueves y el Manchester City, el martes], pero no una ventaja decisiva. Si ganamos, no será por esto”.

Captura de pantalla (744)A la izquierda, calendario del Chelsea. A la derecha, calendario del Man City (Foto: transfermarkt)

La distancia de 5 puntos que separa a Chelsea y Manchester City no permite ningún fallo para los de Pellegrini, empezando por Anfield. Si uno analiza los desplazamientos de los actuales campeones de Inglaterra, no sólo tienen que visitar al Liverpool sino también al Manchester United, al Tottenham o al complicado equipo que es el Crystal Palace de Alan Pardew. Por su parte, el Chelsea goza de un calendario más favorable donde el gran bache está en abril cuando reciban al Manchester United y visiten al Arsenal en un mes en el que también estarán metidos en los cuartos de final de la Champions League si eliminan al PSG el próximo 11 de marzo. Por último, el Liverpool aún tiene mucho camino por recorrer para alcanzar la 4ª posición en liga: le falta por recibir al Manchester City y al Manchester United, entre otros, y visitar al Arsenal, al Chelsea o al Stoke en la última jornada.

Silva Henderson focusEl Manchester City ganó 3-1 en el partido de ida disputado en agosto (Foto: Focus Images Ltd)
Más de 2’5 goles totales se paga a 1’72 en bwin
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*