Era 1991 y yo jugaba al “Manchester United”

La portada del videojuego de 1991

Este es el primer juego de ordenador que tuve. Se llamaba “Manchester United” y me lo regalaron junto al PC, un 386 que me hacía sentir superior a mis amigos de clase que habían disfrutado del privilegio de los videojuegos un poco antes, pero que conservaban en sus habitaciones el viejo 286. Era, claro, el clásico juego de principios de los noventa: manejabas a los jugadores de manera limitada (pase, tiro, izquierda, derecha, adelante, atrás). El gran atractivo que lo distinguía de los demás es que llevabas a los jugadores del Manchester United: Lee Sharpe, Andrei Kanchelskis, Bryan Robson, Paul Ince, Gary Pallister, Steve Bruce… Y a Ryan Giggs. Era 1991 y el entrenador se llamaba Alex Ferguson.

 

La portada del videojuego de 1991
La portada del videojuego de 1991 (Foto: old-games.com)

Aquel fue mi primer contacto con el Manchester United. Quizá ese videojuego fue el que me llevó a consumir los resúmenes de fútbol internacional que Canal 33 -el segundo canal de la televisión catalana, que acababa de nacer- emitía las tardes de los lunes -o era de los martes, ¿qué más da?, hace más de veinte años-. Los resúmenes de los partidos eran narrados simulando el directo y yo creía que eran partidos enteros. La tabla clasificatoria aparecía sólo reflejando la parte alta. Y yo le preguntaba a mi padre: “Papá, ¿por qué en la liga inglesa sólo juegan seis equipos?”. “Papá, ¿por qué en la liga inglesa los partidos duran cinco minutos?”.

Aquella misma temporada el Manchester United jugó una final europea contra el Barcelona. Barcelona-Manchester United, en Rotterdam. Era la final de la Recopa, aunque hoy parezca el mejor partido del mundo. Ese mismo año, la final de la Copa de Europa fue un Estrella Roja-Olympique de Marsella y se disputó en Bari. Acudí a un campus de fútbol que organizaba en verano el Sabadell y nos hicieron un examen sobre fútbol. “¿En qué ciudad se disputó la final de la Copa de Europa esta temporada?”. Contesté: “En Bari”. Me la dieron por incorrecta. “En Rotterdam”, escribieron con un rotulador rojo. Creí que los profesores eran imbéciles.

Esa final me había pillado en otro campamento, en este caso del colegio. Las profesoras no nos la dejaron ver, lo que en ese momento me pareció denunciable. Ganó el Manchester United por 2-1 y el gol de la victoria lo marcó Mark Hughes regateando a Carlos Busquets, que salió casi hasta el medio del campo. Zubizarreta estaba sancionado y en el banquillo el suplente era Angoy. Me fascinó la resolución de Hughes y durante semanas estuve imitándola en el patio del colegio jugando solo: simulaba que me salía Busquets, hacía un giro brutal hacia la banda derecha y, cuando ya tenía muy poco ángulo, intentaba meterla desde lejísimos.

Aquel fue el primer título europeo de Sir Alex Ferguson en el Manchester United y solo el tercero de su palmarés total en Old Trafford. Hoy se ha retirado con 38. En esa noche de Rotterdam de mayo de 1991, Sir Alex Ferguson aún no había ganado ninguna liga. Hoy se ha retirado con 13.

Related posts

4 comments

Se que nunca veras este comentario pero me pareces uno de los mejores comentaristas de fútbol internacional que conozco, hablar de tus primeros pasos en este maravilloso mundo es un gran acierto. Algún día me gustaría ser como tu.

Me parece brutal el artículo, como todo lo que escribes, siempre me parecen todos tus artículos muy interesantes de leer, te lo agradezco. A mi también me gustaría llegar a ser un gran periodista deportivo como tu.

Casualidades de la vida. Yo jugaba al "Super Kick Off" en la Master System II. Había ocho idiomas y tú jugabas la Liga del idioma que cogías. La única excepción era si cogías el español, que en vez de salir liga española te salía la inglesa. Por otro lado no tenían los derechos, así que los jugadores eran inventados y los nombres de los equipos estaban incompletos: Rovers, City, Rangers, Albion, Forest…y yo siempre me pillaba el United. Venía evidentemente con camiseta roja y pantalón blanco, pero como eso se podía editar le ponía el pantalón amarillo para tener los colores de España.

Deja un comentario

*