La instistencia del Liverpool decanta el derbi

Liverpool manager Jurgen Klopp celebrates victory infront of the Liverpool fans at the end of the Premier League match at the Riverside Stadium, Middlesbrough
Picture by Christopher Booth/Focus Images Ltd 07711958291
14/12/2016

No pasará a la historia el derbi de Liverpool de este lunes precisamente por el fútbol desplegado por ambas escuadras, con muchísimas dificultades para generar ocasiones de gol, pero sí trascenderá por el emocionante desenlace que erige a Sadio Mané como el último héroe red. El extremo senegalés demostró estar más despierto que nadie para recoger en el área el rechazo de un disparo lejano de Sturridge. El balón rebotó en el poste y el atacante africano esprintó para anticiparse a la zaga y marcar un gol decisivo que coloca al Liverpool en la segunda posición de la Premier, a seis puntos del Chelsea. Solo tres empates diferencial a los de Jürgen Klopp del líder de la liga inglesa.

Everton 0
Liverpool 1 (Mané 94′)

Everton vs Liverpool - Football tactics and formations

Sufrió el Liverpool para hacerse el control del esférico, pues se vio superado por el Everton en el primer acto. En un arranque vertiginoso en el que nadie se tomó ni siquiera un segundo de pausa para pensar con el balón controlado, ambos equipos se lanzaron al ataque a lo loco, con muchos futbolistas y poco orden. Sin ningún tipo de calma, tanto Everton como Liverpool pecaron de verticalidad en casi todas sus acciones. El Liverpool intentó ganar metros a base de balonazos que le permitieran ganar segundas jugadas en campo rival, pero el Everton neutralizó bien el plan visitante y poco a poco fue imponiéndose en el encuentro. Insistió el combinado toffee por la banda derecha, con las constantes incorporaciones de Seamus Coleman, pero el Liverpool se limitó a despejar centros laterales y Mignolet apenas se vio inquietado. Con muchísimas dificultades para transformar sus mejores minutos en ocasiones, el derbi tenía más tensión y ritmo que fútbol. No pasa por su mejor momento el Everton, que solo ha ganado dos de sus últimos trece partidos.

Dio un paso adelante el equipo de Klopp en el segundo tiempo, con mayor presencia de Firmino en el carril central a cambio de que Origi cayese mucho más a menudo al flanco izquierdo del ataque red. El brasileño activó y fomentó las mejores sociedades en campo rival, casi siempre a pocos toques, y en especial se entendió con Sadio Mané. Entre ambos dibujaron la acción que terminó con un choque desafortunado entre Stekelenburg y Baines que significó el ingreso del guardameta Joel Robles tras una larga interrupción. También dispuso Firmino de la oportunidad más clara del choque, con un remate de primeras a la salida de un córner que repelió Joel. Sin embargo, el Liverpool adolecía de los mismos defectos que el Everton en sus mejores minutos: dominaba y encerraba a su rival en su campo, sin permitir posibilidad de réplica, pero le costaba horrores amenazar el arco rival. Aun así, apretó más que el Everton en el primer tiempo, introdujo cambios ofensivos y pobló el área contraria con muchísimos futbolistas. Hasta que en el tiempo de descuento un disparo mordido de Sturridge desde la frontal se topó con el poste y Mané siguió la jugada con la atención propia del atacante que tiene hambre de títulos.

Roberto Firmino, el futbolista más efectivo de la Premier League en 2016 (Foto: Focus Images Ltd)
Roberto Firmino creció en el segundo tiempo. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*