Ashley Williams, de villano a héroe en la remontada toffee

Arouna Kone of Everton celebrates with Ashley Williams after scoring the fourth goal against Yeovil Town during the EFL Cup match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
23/08/2016

Aunque la falta la cometió Jagielka, el gol se originó en las botas de Ashley Williams. Sobre el minuto 20 de partido, al central galés se le escapó el balón en la frontal del área. Se le escurrió el cuero entre el mar de piernas de jugadores de ambos equipos, un adversario lo recogió y Jagielka se vio obligado a interceptar la acción derribando al futbolista vestido de amarillo antes de que entrara en el área para evitar males mayores. No logró su objetivo, porque Alexis Sánchez disparó la falta y su tiro besó las redes de Stekelenburg después de que Ashley Williams no cerrara a tiempo las piernas y el esférico rebotara cerca de su tobillo izquierdo. El desvío, diabólico, imprevisible como el bote de un balón de rugby, sorprendió al portero local y se convirtió en el duodécimo tanto de Alexis Sánchez en esta Premier League.

Everton 2 (Coleman 44′, Williams 86′)
Arsenal 1 (Alexis Sánchez 20′)

Arsenal vs Everton - Football tactics and formations

El Arsenal empezó con buen pie su visita a Goodison. No solo se adelantó en una jugada afortunada, sino que dominó la posesión y se instaló con relativa facilidad en campo contrario. La pelota no siempre circulaba a la velocidad óptima, pero siempre lo hacía cerca del arco contrario, donde existe la posibilidad de que Özil filtre un pase genial o Alexis Sánchez se invente una acción decisiva. Los movimientos del chileno engranaban los ataques gunners, pues el autor del primer tanto determinaba la partitura. Bellerín subía por la banda derecha, el tocopillano abandonaba el área y Walcott cargaba el espacio vacío, donde a veces también aparecían Özil u Oxlade. A pesar de las fantásticas prestaciones de Alexis, el Arsenal poco a poco se fue relajando. Decreció el ritmo, bajó un par de marchas y de golpe se encontró con el Everton encerrando a los gunners cerca de Cech, con más corazón que fútbol. Amenazó Lennon con una buena oportunidad para equlibrar la balanza a balón parado, pero el empate terminó llegando en una jugada que recordó al mejor Everton del último lustro. Baines puso un centro medido desde la banda izquierda (¡con la pierna derecha!) y Seamus Coleman, el lateral del perfil opuesto, apareció como una exhalación para cabecear el envío al fondo de la red.

La segunda parte siguió la misma tónica que los minutos previos al descanso, con el Arsenal con mayores dificultades para gobernar el rumbo del partido a pesar de los esfuerzos de un desequilibrante Alexis, que no paró de caer por el perfil izquierdo. Granit Xhaka no se impuso en la medular, parsimonioso en todas sus acciones, y Özil tampoco marcó las diferencias. En cambio, Ross Barkley fue creciendo con el paso de los minutos, ganando en confianza a medida que iba interviniendo en el partido. El canterano toffee, Enner Valencia y Romelu Lukaku amenazaron con estirar al Everton varias veces, pero el encuentro no terminaba de romper con ocasiones de gol verdaderamente claras. Hasta que, en una jugada a balón parado, Ashley Williams cabeceó completamente solo en el área para culminar la remontada del Everton. El partido mantuvo el suspense hasta la última jugada, con Cech incorporado para rematar una falta lateral, pues Funes Mori y Baines salvaron bajo palos dos remates consecutivos que pudieron significar el empate. El Everton se reencuentra con la victoria poco antes de encarar las siempre exigentes fechas navideñas. Lo necesitaban los de Ronald Koeman, que tras un inicio muy prometedor habían caído en mala racha demasiado larga: solo habían ganado un partido desde el 17 de septiembre. Esta vez vencieron a un Arsenal que no perdía en Premier desde la primera jornada.

Alexis Sanchez of Arsenal celebrates scoring his sides second goal to make the scoreline 2-0 during the Premier League match between West Ham United and Arsenal at the London Stadium, Stratford Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624 03/12/2016
Alexis Sanchez marcó y volvió a jugar un gran partido. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

 

Related posts

1 comments

Alexis está en otro nivel al resto de sus compañeros y su DT, por lo general, espera siempre recibir el golpe para realizar los cambios ofensivos que pedía el partido. Si Alexis quiere ganarlo todo la próxima temporada debiese fichar por el Chelsea, ya que Conte lo conoce muy bien desde su época en Italia. Imaginense ese tridente mágico con Hazard, Costa y Alexis…

Deja un comentario

*