El Everton cortocircuita al Manchester City

Tom Davies of Everton celebrates scoring the third goal against Manchester City during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
15/01/2017

El Everton hurgó aún más en la herida del Manchester City, que saldó la visita a Goodison Park con una dura goleada que deja al conjunto skyblue a diez puntos del Chelsea. Los toffees plantearon un partido intenso, agresivo, de presión muy adelantada y abrumaron por completo a un Manchester City que pasa por un momento difícil, con muchas dudas. Aunque la semana pasada parecía que podía encontrar un nuevo rumbo tras golear al West Ham United en la FA Cup, con un esquema ligeramente distinto al mostrado en la fase inicial de la temporada, el Everton devolvió al City a la realidad.

El primer clasificado está a 10 puntos y eso es mucho. El segundo está a tres puntos, así que tenemos que ver. He hablado con los jugadores en las últimas tres semanas para olvidarnos de la clasificación y centrarnos en el próximo partido para sacar nuestra mejor versión. Después, al final de la temporada, analizaremos cuál fue nuestro nivel, nuestras actuaciones, el entrenador y los jugadores. (…) Creamos ocasiones, estamos allí, hemos generado oportunidades pero no las hemos marcado. Y cuando los adversarios tienen la ocasión nos castigan.

Pep Guardiola, en la rueda de prensa posterior

Apenas un mes después de que el Leicester le endosara cuatro goles al equipo de Guardiola, los de Koeman trazaron un encuentro similar. Como ya ha hecho en otros partidos recientemente, el técnico neerlandés reforzó la línea defensiva añadiendo un tercer central y apuntaló la medular con tres centrocampistas y un mediapunta que los conectase con Romelu Lukaku. De esta manera el Everton logró que cada jugador del Manchester City tuviese detrás una sombra que le incomodara, que no le permitiese controlar con espacio ni le concediese un segundo de más para pensar. Tom Davies perseguía a De Bruyne, Barry a Silva, Barkley a Zabaleta y Mirallas se ocupaba de tapar a Yaya Touré. Así el Everton sembró dudas en los jugadores del Manchester City, necesitados de resultados que refuercen su confianza en las próximas jornadas, y allanó el terreno para correr luego con espacios. Las salidas rápidas y directas de los toffees fueron letales, con un extraordinario Lukaku buscando castigar el perfil izquierdo de la zaga citizen, protegido este domingo por Clichy y Stones. Los movimientos de Lukaku y de su compatriota Mirallas se convirtieron en una constante pesadilla para la defensa visitante.

Everton 4 (Lukaku 34′, Mirallas 47′, Davies 79′, Lookman 94′)
Manchester City 0

Manchester City vs Away team - Football tactics and formations

El Everton se encargó de castigar todas las pérdidas de balón, que a menudo engancharon al Manchester City mal colocado sobre el césped. Como el equipo de Guardiola no atacaba bien ni asentaba la posesión en las zonas donde le interesaba, luego estaba mal colocado cuando el Everton recuperaba el esférico. Robaba y salía con muchísima rapidez gracias a sus dos puntas. Los goles reflejan bastante bien el partido, con Tom Davies cortando un pase de Clichy para iniciar la acción del 1-0 antes del descanso, con Mirallas castigando con el 2-0 una segunda jugada mal despejada por el Everton o con el debutante Lookman anotando el 4-0 en el tiempo de descuento después de un despeje defectuoso de John Stones. Los cuatro tantos llegaron en acciones en las que el Everton robó y corrió, arrojando luz a todos los problemas defensivos del cuadro citizen. El primer tanto llegó cuando el City empezaba a despojarse de la presión toffee y el 2-0, al inicio del segundo tiempo, supuso un mazazo tremendamente doloroso para los intereses visitantes.

Con Zabaleta en el centro del campo jugando de interior y con Yaya Touré con dificultades para girar sobre su propio eje con rapidez ante la presión toffee, el Manchester City necesitaba que De Bruyne o Silva reculara demasiado para progresar con el esférico. Cuando el belga y el canario se juntaron en campo rival el City vivió sus mejores minutos, pero su desempeño no bastó para sostener un sistema ofensivo sin respuestas para las preguntas que formulaba el Everton, pues debe buscar algún recurso extra para el día que no pueda sacar la pelota desde atrás. El City generó varias oportunidades, Joel dejó tres buenas intervenciones y los visitantes reclamaron un penalti sobre Sterling, pero tampoco generaron ocasiones de peligro con demasiada regularidad. Los laterales no asumieron un protagonismo extra en este campo, y menos aún Agüero y Sterling, muy inferiores a los zagueros del Everton si el balón se jugaba en largo. El argentino empezó muy bien la temporada, pero lleva varias semanas rindiendo por debajo del nivel que debe exigírsele a un astro de su categoría: desde inicios de octubre el Kun solo ha marcado ante el West Brom, el Middlesbrough, el West Ham y el Burnley. Tampoco mejoró el ataque del Manchester City con la entrada de Kelechi Iheanacho, especialmente impreciso en los controles. Fue el único cambio de Guardiola.

Manchester City vs Away team - Football tactics and formations

Por otro lado, el Everton-Manchester City dejó para el recuerdo una exhibición descomunal de Tom Davies, centrocampista de 18 años de los locales. Era su segundo partido como titular en la Premier League y parecía que llevase más de cien encuentros a sus espaldas. Davies fue uno de los grandes atractivos de la actuación toffee, con un impresionante despliegue físico en el trabajo defensivo para limitar el radio de acción de Kevin De Bruyne y un manejo más que llamativo del esférico. A su agresividad sin balón añadió buenas conducciones, cierta potencia en carrera y bastante criterio en la toma de decisiones. Inició la jugada del primer gol con un buen robo y firmó el 3-0 en una acción espectacular que arrancó con una recuperación de Davies en campo propio, una conducción extraordinaria a campo abierto y la posterior definición ante Bravo tras seguir de cerca el desarrollo de la jugada, con el timing adecuado. Davies lo celebró abrazado con los aficionados, mimetizado con un público que cree haber encontrado en este adolescente nacido en Liverpool y formado en las categorías inferiores del Everton desde los 10 años a uno de esos jugadores con los que quieren identificarse. El partido de Davies fue tremendamente ilusionante, pero ahora deberá manejar la presión que siempre padecen los jóvenes futbolistas que empiezan a despuntar en Inglaterra. Al fin y al cabo ha jugado menos de 300 minutos en la Premier League.

Joel Robles celebra uno de los goles del Everton. Foto: Focus Images Ltd.
Joel Robles celebra uno de los goles del Everton. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*