Experimento en Old Trafford

Wayne Rooney of Manchester United prior to the Barclays Premier League match against Stoke City at the Britannia Stadium, Stoke-on-Trent.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
26/12/2015

Después de ocho partidos sin ganar entre todas las competiciones, Old Trafford no le iba a tolerar al Manchester United un nuevo tropiezo. Frente a un Swansea que bordea el descenso, la oportunidad de recuperar la senda del triunfo era clara (2-1). Louis van Gaal tomó la decisión de cambiar su habitual alineación para el choque y, dando por hecho que tendrían la posesión del balón y que les faltaría verticalidad en los metros finales, algo habitual este curso, puso tres centrales y dos bandas muy abiertas, Martial y Young, para que cada vez que recibiesen el balón encarasen a su par. La modificación era mínima, pues Young acostumbra a ser lateral y lo único que ocurrió fue que adelantó su posición, desplazando a Mata detrás del delantero, pero se adaptaba bien a lo que pedía el Manchester United. El desborde llegó con ambos, sobre todo en el lado de Ashley Young, el más acertado del conjunto local. En el centro del campo, Schneiderlin ocupó una posición de pivote, con Ander y Schweinsteiger a su alrededor, y arriba era Rooney quien mantenía su lugar como punta.

ALINEACIONES TITULARES

Manchester United vs Swansea - Football tactics and formations

A pesar del 0-0 del descanso, el único cambio de Van Gaal fue pieza por pieza: Darmian por Jones. El italiano fue el resumen del segundo tiempo, pues tuvo que emplearse en tres posiciones distintas a medida que avanzó el partido y llegaron los goles. Primero, como central derecho en la línea de tres, en el esquema de inicio. Después, tras el primer gol de Martial (fantástica jugada de Young por la derecha), el Manchester United pasó a defensa de cuatro con Darmian como lateral izquierdo y Young en la banda opuesta. Luego empató Sigurdsson, pero con el gol definitivo de Rooney de tacón (fantástica jugada de Martial por la izquierda), los locales volvieron a reorganizar su zaga, con Darmian de lateral derecho, Blind de lateral izquierdo y McNair como central derecho. El Manchester United ganó un partido que tenía que ganar, algo a lo que ya no estaban acostumbrados en Old Trafford, y la gran novedad con respecto a las semanas anteriores donde no lograban el triunfo es que en esta ocasión sí hubo alteraciones tácticas para que esto sucediese. Los tres puntos llegaron por la inspiración ofensiva, en especial de Rooney, Martial y Young, aunque tuvo que aparecer David De Gea en el descuento para garantizar la victoria.

Van Gaal: “Martial tuvo una gran contribución, un gol y una asistencia. Rooney, también: siempre corre al primer palo y abrió el espacio en el gol de Martial, y luego marcó él. Nuestra actuación en la primera parte fue muy buena, no concedimos ocasiones y jugamos con tres defensas, un sistema arriesgado. En la segunda parte marcamos los goles, aunque jugamos un poco peor”.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*