Frank Lampard’s Day

Lampard Manchester City Focus

El día de Año Nuevo de 2015, Frank Lampard Junior superó a Thierry Henry como cuarto máximo goleador histórico de la Premier League e impidió que al Manchester City se le escapara otro partido que ganaba por 2-0 y en el que el visitante del Etihad insospechadamente le empató a dos. Todo ello ocurrió veinticuatro horas después de que la entidad sky blue anunciara que su contrato se prolongaba hasta final de temporada –y de que esta noticia causara una auténtica tormenta entre el periodismo futbolístico de los Estados Unidos, que reclamó que se devolviera el dinero a los 11.000 nuevos hinchas del New York City que habían adquirido un abono anual atraídos por la figura de Lampard-. Frank, ajeno a la controversia surgida al otro lado del Atlántico, ingresó en el terreno de juego a los 70 minutos y lo primero que vio fue cómo el Sunderland convertía un penalti y de este modo neutralizaba la ventaja inicial construida a partir de los golazos de Yaya Touré (gran disparo desde fuera del área) y Jovetic (rematando con una prodigiosa maniobra técnica un centro de Clichy). Jack Rodwell había marcado de cabeza el 2-1 en el 68′ y fue entonces cuando Pellegrini le pidió a Lampard que entrara para intentar frenar a unos black cats que con ese tanto empezaron a creer en sus opciones de emular la hazaña del Burnley del pasado domingo (sacar un punto del Etihad pese a empezar perdiendo por dos goles). El 2-2 de Adam Johnson desde los once metros llegó en el 70′. El 3-2 del centrocampista más goleador de la historia de la Premier, en el 73′. Fue un cabezazo en el que ni siquiera necesitó coger impulso. Ni sorprender con una llegada desde atrás como las de antaño. Se colocó entre los dos centrales y giró la cabeza. Así de simple. Así de dramático para Wes Brown.

Jovetic Manchester City Sunderland FocusStevan Jovetic sorprendió a Pantilimon rematando de una forma poco común pero tremendamente exquisita (Focus Images Ltd).

Pellegrini pudo por fin alinear de inicio a un delantero puro: el montenegrino Stevan Jovetic formó por delante de Nasri, Silva y Navas en un once del que se cayó James Milner, el hombre que venía actuando de falso nueve debido a la plaga de lesiones en ataque. Gustavo Poyet formó con un 4-1-4-1 en el que los teóricos extremos, Adam Johnson y Will Buckley, estaban más pendientes de tapar a los laterales rivales que de apoyar a un Wickham que jugaba muchos metros por delante del resto del equipo.

Manchester City vs Sunderland - Football tactics and formations

El partido llegó al descanso con 0-0. En la zona de prensa, los empleados del canal de televisión del City recordaban los antecedentes recientes frente al equipo de Poyet. “Siempre nos cuesta mucho. Nos juegan siempre el mismo partido y siempre nos cuesta mucho”. En realidad, el Sunderland no estaba dando la sensación de poder amenazar a la contra, pero ellos insistían: “el año pasado fue igual… les íbamos ganando 1-0 y luego nos metieron dos”. Se referían al encuentro que pareció enterrar las opciones del City de ganar la Premier 2013-14.

Y de nuevo ocurrió lo mismo. Cualquier observador neutral habría dado por liquidado el choque tras los goles de Touré y Jovetic. Lo más complicado parecía abrir la lata. Una vez abierta, ¿cómo iba a lograr ese Sunderland tan tímido meterse en un partido en el que no estaba llegando a la portería de Caballero? Lo consiguió con dos zarpazos consecutivos. Primero, un cabezazo de Rodwell. Luego, un penalti de Adam Johnson. Ambos, ex jugadores del City como Pantilimon. Los tres firmaron un muy buen encuentro en su regreso al Etihad. Y el equipo de Poyet mejoró notablemente cuando ingresó Ricky Álvarez para arrancar desde el costado derecho y desequilibrar con sus regates.

Etihad puente ciudad deportiva Focus Manchester CityFue una tarde de cielo gris en Manchester (Focus Images Ltd).

Llovía, 2-2, el recuerdo del Burnley. Pero jugaba Frank Lampard.

Lampard Focus Manchester City

Cabezazo, gol y Pantilimon sacándole otras dos. Estuvo veinte minutos en el campo y pudo conseguir un hat-trick. La Premier League no ha conocido un centrocampista más decisivo ni más goleador. Y Frank, por si alguien lo dudaba, ya está absolutamente metido en la dinámica del City. La incomodidad inicial se ha evaporado. Ya no piensa en qué sentirán los hinchas del Chelsea. Ya sólo piensa en ganar. Como siempre.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Los fantasmas del Burnley sobrevolaron el Etihad Stadium con el 2 – 2 de Adam Johnson, pero apareció la testa del histórico Frank Lampard para desequilibrar la balanza. Por cierto, ya pregunté esto en la transmisión en GolT: ¿Crees que Yayá Touré está en el ”Top 5” de mejores centrocampistas del Mundo? Respuesta de Paul Giblin: ”Quizás…”.

Parecería que la Premier League hubiera sido diseñada por un experto en marketing que maneja donde poner cada cosa, cada detalle, cada gol, cada fallo y cada partido en el momento exacto y en el lugar oportuno para que todo alcance una mayor transcendencia, para que el que no la siguiera aún, se decida a seguirla y el que ya está enganchado, se enganche aún más. Como esa chica que se cansa del chico bueno que le pregunta como está todos los días y que le dice a todo que sí y se va con el otro que es totalmente impredecible, que la caga y la deja con ganas de más en el mejor momento o la llama y le dice que no, que hoy al final no puede quedar porque no se había acordado que es el cumpleaños de su amigo y se va de birras con ellos. Así es la Premier, partido tras partido y jornada tras jornada. Esto, lo de White Heart Lane, lo de Anfield, lo del Britannia o hasta el empate a todo entre Chelsea y City, es todo tan rock `n´ roll y tan montaña rusa que es imposible que no vibres con ello.

Deja un comentario

*