Fuera de este mundo

Tottenham Hotspur v ChelseaBarclays Premier League

Tiene 34 años, ejerce de líder en su equipo y está firmando una Premier League 2014/15 al nivel de los cinco o seis mejores futbolistas del campeonato. Se llama John, se apellida Terry y, según su entrenador, acaba de firmar una actuación “fuera de este mundo” frente al Arsenal. “Creo que fue su mejor actuación de siempre, fue impresionante”, aseguró Jose Mourinho tras lo sucedido en el Emirates.

“El equipo estuvo fenomenal, pero John [Terry] estuvo un paso por delante”, incidió el técnico portugués, un gran admirador del capitán del Chelsea, que está recuperando en esta segunda etapa del luso en Londres su mejor nivel, el nivel del Terry de hace una década.

La historia de Terry es la de alguien aclamado ahora y reconocido por su excelente aportación, pero también la historia de quien estuvo discutido hace un par de campañas. En el curso 2012/13, con Rafa Benítez en el banquillo, algunas lesiones y una bajada en el rendimiento del central, parecía indicar que la carrera del zaguero inglés con el Chelsea estaba próxima a su fin. Gary Cahill convencía y Branislav Ivanovic se instalaba en el eje de la zaga -César Azpilicueta actuó como lateral derecho titular a las órdenes de Benítez-, por lo que Terry no fue titular en los partidos cruciales.

El retorno del técnico más laureado de la historia del Chelsea cambió algo. Mou confió en Terry, John se volvió a sentir importante y asumió el liderazgo desde entonces en la zaga blue: la ascendencia que tiene en el grupo hace que sea el líder, tanto futbolística como personalmente, de una línea defensiva completada por Ivanovic, Cahill y Azpilicueta.

West Ham United v Chelsea Barclays Premier League

John Terry renovó recientemente su contrato con el Chelsea hasta 2016 (Foto: Focus Images Ltd)

Destacó Mou la lectura del juego de John Terry como una de las claves de su sobresaliente encuentro en este 0-0 ante el Arsenal que acerca al Chelsea a la quinta Premier de su historia: seis puntos necesitan los blues para proclamarse campeones (pueden serlo ganando el miércoles en Leicester e imponiéndose al Crystal Palace el domingo).

Y más allá de su tarde en el Emirates, a Terry le corresponderá un porcentaje de responsabilidad en esta Premier por lo que ha realizado desde el primer día hasta el último de la temporada. Su ausencia en la lista de seis nominados a mejor futbolista de la Premier League 2014/15 ha despertado, como es natural, cierto recelo y disparidad de opiniones. Cuesta reconocer el rendimiento de los mejores defensas -mediocentros y porteros- cuando se entregan premios individuales donde predominan las figuras ofensivas, las que ponen su firma a los goles. Pero la realidad es que pocos futbolistas han rendido mejor en este campeonato que el veterano defensor británico. Muy, muy pocos. Domina el área, manda desde atrás y se mide cada semana con los mejores atacantes de la liga inglesa.

Lo paradójico de todo esto es que los dos o tres malos momentos defensivos que ha vivido el Chelsea lastrasen tanto al equipo en el global del curso. Una mala tarde en enero causó la (sorprendente) eliminación de la FA Cup frente al Bradford. Dos acciones mal defendidas a balón parado le costaron la eliminación de la Champions League a manos del Paris Saint-Germain. Y una de las peores tardes de los últimos años propició el 5-3 del Tottenham el día de Año Nuevo. Tres tropiezos que poco o nada tienen que ver con la línea de regularidad mantenida por la zaga blue a lo largo de la temporada, especialmente en lo que a las notables prestaciones de JT se refiere.

Les dirán que el Chelsea ha conquistado la liga por Hazard, Costa, Fàbregas o Matic, pero sin John Terry esto hubiese sido, como mínimo, distinto. Renovado hasta 2016, continuará liderando al equipo al menos un año más. Tras la salida de Frank Lampard, John es inequívocamente el alma y el líder del equipo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

Da gusto leer artículos sobre fútbol de gente que sabe de fútbol, un deporte en el que los once jugadores son igual de importantes para el que sabe verlo. Soys grandes.

Creo que Terry está realizando una de las mejores campañas de su carrera y eso que tiene 34 “añazos”, ni más ni menos.
Y aquí viene mi reflexión. Es tan importante el aspecto físico en un futbolista como el aspecto psicológico. Y un ejemplo es el de John.
Un jugador podrá ser un portento o tener una calidad impresionante, pero cuando el futbolista mentalmente no está OK puedes ser un grande como Ronaldinho, que no desempeñarás tu labor adecuadamente.
Y en estas situaciones es donde entran los profesionales, el cuerpo técnico. En resumidas cuentas: el entrenador.
José Mourinho lo ha cogido, le ha pasado por un “chapa y pintura mental” y le ha quitado la gran lona roja que le tapaba, como si fuera un coche nuevo a punto de presentar al público, para exhibir a un Terry que con su edad, un futbolista puede darle vueltas cada día a su posible retirada. Y creo que no es el caso del futbolista inglés. John está viviendo, sin duda, su segunda juventud. Eso sí, con 34 años a la espalda. Todo un chaval

Deja un comentario

*