Gary Neville: un camino inusual

Salford City co-owner Gary Neville arrives at the ground before the FA Cup match at Moor Lane, Salford
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
06/11/2015

Son muchas las razones por las que la afición valencianista puede ser escéptica con el nombramiento de Gary Neville como nuevo entrenador. Para empezar, el ex lateral del Manchester United carece de experiencia profesional en un cargo como éste, tampoco conoce a fondo la liga española y no domina el castellano. Por lo tanto, sería sencillo sugerir que Peter Lim, propietario del Valencia, ignoró todos estos aspectos a la hora de incorporar al club a un buen socio: los dos han colaborado en varios proyectos comerciales y futbolísticos, uno de ellos el Salford City. Sin embargo, los que han seguido la trayectoria de Neville desde que colgó las botas en 2011 saben que su falta de experiencia no debe condicionar la decisión. Es verdad que el camino no es el habitual, pero su trabajo en los últimos años evidencia ganas de aprender y de demostrar su valía como técnico.

Hasta ahora la única experiencia de Neville ha sido su trabajo de asistente para Roy Hodgson, seleccionador inglés. Desde que asumió el cargo en mayo de 2012, Neville se ha convertido en una figura clave en la estructura del combinado nacional. Además de aprender de un manager con experiencia en ocho países, Neville ha tenido la oportunidad de aportar su propia visión y es percibido como un profesional con nuevas ideas, el contrapunto natural al conservadurismo de Hodgson. Es de dominio público que durante el Mundial de Brasil Neville fue el principal defensor de la idea de sacar a Raheem Sterling de la banda para darle un rol central, aprovechando su rapidez. La selección inglesa no cuajó un buen torneo, pero en todo momento Sterling representó la principal amenaza ofensiva, sobre todo frente a Italia. Esa autoconfianza no exenta de acierto es lo que necesitará cuando se siente en el banquillo como principal responsable de un equipo.

Gary Neville - Valencia - Focus
Gary Neville. Foto: Focus Images Ltd.

El mencionado proyecto en el Salford City, analizado por Álvaro de Grado, sirve para entender mejor cómo es Neville. Un documental reciente de la BBC analizó su trabajo en la entidad y, en una conversación muy reveladora, su esposa incidió en la actitud con la que su marido afrontaba cada uno de los aspectos relacionados con el club. Sin perder de vista el objetivo del reportaje, lo cierto es que es posible intuir a un hombre con una pasión enfermiza por todo que hace… y eso es lo que tratará de plasmar en su nuevo cargo: de la séptima categoría inglesa al máximo nivel español.

Si su trabajo con la selección inglesa y el Salford City puede ser considerado como una fase más en el proceso de aprendizaje, su contribución en Sky Sports, un gigante mediático, refleja todo lo que ha ido aprendiendo. En sus cuatro años y medio en pantalla ha pasado de ser un novato frente la cámara a uno de los analistas más reputados del fútbol ingles, recibiendo gran cantidad de elogios y premios por su trabajo. Ha demostrado semanalmente -en ‘Monday Night Football’- ser un profundo conocedor del juego y tener una perspectiva única. En noviembre de 2012, Neville se pasó el descanso de un partido explicando la complejidad de un gol de córner anotado por el Stoke City. A primera vista, el tanto no parecía nada especial, pero Neville lo etiquetó como uno de los mejores de la temporada. Explicó la estrategia y la ejecución del gol de manera simple y mostrando tanto grandes habilidades analíticas como capacidad para articular claramente las ideas, dos aspectos que serán claves en su nueva labor.

Con una combinación de ambición y astucia, Neville ha llegado a ser uno de los tipos más apreciados del fútbol inglés y ahora se enfrenta al reto de plasmar sus conocimientos para tener éxito en una atmósfera completamente distinta. No hay garantía de que vaya a salir bien, pero su designación como entrenador del Valencia no es un mero capricho.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*