Goleadores en racha a orillas del Mersey

Liverpool Mignolet

El derby de Merseyside fue ideal para combatir el aburrimiento. No fue un encuentro excelso en todas sus facetas, pero tuvo las dosis necesarias de entretenimiento. Todo ello después de que la previa del Everton-Liverpool quedase marcada por el parón de selecciones: Luis Suárez jugó el miércoles en Montevideo y regresó a Liverpool el jueves por la noche, mientras que Daniel Sturridge estaba tocado. Entendía Brendan Rodgers que el delantero inglés no estaba para disputar los noventa minutos y por ello ni fue titular ni tampoco la primera sustitución que realizó en la segunda mitad.

Suárez, en cambio, sigue a lo suyo, que es hacer goles. De cabeza, con la izquierda, con la derecha, a balón parado o desde fuera del área. De todos los colores. Su rendimiento tras reaparecer a finales de septiembre tras su sanción de diez partidos es un motivo más para elogiar y ponderar en su justa medida la capacidad que demostraron los dirigentes del Liverpool para ser firmes, rechazar las ofertas del Arsenal y el intento del atacante uruguayo de abandonar Anfield. Ian Ayre y cía lo evitaron.

Otra de las decisiones que tomaron en las oficinas de Anfield este pasado verano fue prescindir de Pepe Reina y apostar por un rostro nuevo: Simon Mignolet. El belga no ha defraudado en sus primeros meses en Liverpool, tampoco en la visita al Everton. Fue uno de los más destacados, especialmente en la segunda parte, y brilló en una de sus grandes especialidades: el uno contra uno. Gerard Deufelou, que hoy entró al inicio de la segunda parte, falló en el mano a mano, misma situación que viviría minutos después por partida doble Romelu Lukaku. Mignolet sostenía con sus intervenciones la renta que había obtenido el Liverpool con el 1-2 anotado por Suárez. Pero Lukaku no faltó a su cita con el gol. Desde que irrumpió en el primer equipo del Anderlecht siendo un adolescente, la comparación que más se ha realizado siempre es con Didier Drogba. “El nuevo Drogba” es una etiqueta que todos habremos leído y escuchado más de una vez. Sigue habiendo distancia entre uno y otro, y quizás siempre exista, pero en esta ocasión Lukaku marcó un tanto al más puro estilo Drogba. El belga esperó el balón en el primer palo, impuso su físico para ganar la posición y remató de cabeza a gol. Suárez había cumplido, Romelu también y faltaba Daniel Sturridge, autor del 3-3 poco antes del final.

Los dos máximos goleadores de la liga inglesa visten la camiseta red: Luis Suárez ha anotado 9 goles, los mismos que Daniel Sturridge, más que cualquier otro futbolista de la Premier. Ellos y Lukaku son goleadores en racha a orillas del Mersey. Y esa capacidad resolutiva compensa en este primer tercio de curso las carencias del Liverpool en el mediocampo. Frase perfectamente aplicable a lo ocurrido en Goodison Park.

Artículo relacionado: Cuatro apuntes del derbi de Liverpool

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*