La caída libre del Liverpool

Liverpool Brendan Rodgers Focus

El Liverpool comenzó a caerse de la nube hace unos meses en el campo del Crystal Palace, cuando de un 0-3 se pasó en pocos minutos a un 3-3 que dejaba a los de Rodgers sin opciones apenas de pelear el título, y ha caído más hondo todavía cuando, de nuevo en Selhurst Park, de un 0-1 se pasó a un 3-1 que vuelve a confirmar la gravedad de la situación del club de Anfield: se tambalean inconscientes de una competición a otra, débiles, irreconocibles y con un factor que hace más duro este trayecto, el de la responsabilidad de victoria que se les asignó en verano, cuando invirtieron lo que valía un Luis Suárez en muchas piezas diferentes e incompletas. Es el peor inicio de liga del Liverpool desde 1992 y tienen más cerca el descenso que las posiciones de Champions League, el requisito mínimo para esta temporada, la tercera de Rodgers al mando y la que, tras el sorprendente nivel del año anterior, tenía que servir como confirmación de un proyecto potente y con opciones a ser ganador. A finales del curso pasado, dijo Gerrard que ese grupo de futbolistas que casi levantan la liga tenían en las piernas un título, es decir, que existía el potencial para conseguirlo con esa plantilla y que a él le gustaría llegar con ellos hasta la meta, pues debido a su edad -34 años- cada vez se reducen sus oportunidades. Sólo unos meses después ha desaparecido esa sensación y, con ella, el propio Gerrard, apenas un reflejo del que fue durante la 2013-2014.

Brendan Rodgers: “Sólo podemos culparnos a nosotros mismos”.

FIL QPR LIVERPOOL 14El mejor Liverpool queda muy lejano (Foto: Focus Images Ltd)

Las múltiples lesiones en el equipo -en especial la de Sturridge, principal goleador de la plantilla- la evidente trascendencia de la venta de Luis Suárez y el tiempo de acoplación que deben tener todos los nuevos futbolistas llegados en verano son las excusas o los inconvenientes, según a quién preguntes, que están evitando ver a un Liverpool competitivo. Una de las personas más certeras a la hora de criticar el rendimiento del equipo ha sido Jamie Carragher, ahora en los medios de comunicación, que argumentó que el principal problema es el entusiasmo y la ausencia de un líder: “El Liverpool no está perdiendo por calidad, está perdiendo por entusiasmo. Son débiles mentalmente. No hay liderazgo“. Ante el Crystal Palace se vio que Coutinho sigue siendo la mente más clarividente en tres cuartos de campo, que Lallana es capaz de dar un pase de gol con la izquierda o con la derecha, desde el centro o desde la banda, y hasta Lambert estrenó su casillero en liga, pero mientras el Crystal Palace supo qué hacer desde el primer minuto, incluso por detrás en el marcador, con un Bolasie disfrazado de mejor extremo del mundo y con Jedinak aunando en un único futbolista todo lo que les falta a los reds, el Liverpool no supo.

John Aldridge, exfutbolista del Liverpool: “Nuestra temporada va de mal en peor. La realidad es que el Palace quiso este triunfo más que nosotros. No veo la luz al final del túnel”.

Hay que buscar con mucho entusiasmo para encontrar conclusiones positivas en estos meses de temporada del Liverpool, pero las hay, aunque no sean por méritos propios: nunca antes en la jornada 13 de liga había estado tan barata la 4º posición de la tabla (19 puntos), la que da acceso a la Champions League, y a pesar de todos los tropiezos el Liverpool sigue en pie en todas las competiciones en las que participaba, si bien hay una que aún no ha empezado y otra que puede terminar este mismo miércoles, cuando en Bulgaria se enfrenten ante el Ludogorets.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

muchos aficionados del liverpool y la mayoría en inglaterra relativizaban e incluso menospreciaban la importancia de luis suarez para este equipo, dentro y fuera de la cancha. no solo respondia en la cancha sino tambien era el absorbente de una gran presion. esta tempoarda lo confirma para tristeza de este glorioso equipo

Es verdad lo que comentas, se nota que no tienen a su demoledora pareja de delanteros (Sturridge por lesión, Suárez por venta). También se nota demasiado el tiempo de adaptación de los nuevos jugadores, ya que algunos prueban de primeras la Premier, y en general se ve que el equipo entero necesita acoplarse. Lambert, Borini, Lallana, Markovic, Can, Alberto, Manquillo y Lovren son muchos nombres nuevos para encajar. A eso, hay que unirle la dependencia de Gerrard, y no sólo en lo meramente futbolístico. Y bueno… Suárez era mucho Suárez, no sólo por sus goles, sino por hacer mejor a sus compañeros. Por ejemplo, dudo que Sturridge alcance un nivel similar sin el charrúa.
Sin embargo, tengo confianza plena en este proyecto, y puede que esta temporada sea sólo una transición. La plantilla es joven, hay mucho talento, y quedan piezas por encajar que están ahora en otros clubes o en un segundo plano.
Supongo que el núcleo a medio o largo plazo lo formarán Mignolet, Albero, Sakho, Lovren, Manquillo (doy por descontado que pagarán su traspaso), Can, Henderson, Coutinho, Lallana, Sterling y Sturridge, amén de 3 jóvenes que espero, como Yesil, Ibe y Suso, más Allen.

RODGERS OUT.

Sigue el ridiculo de una que no debe permitirse eso. Pocas veces he sentido un fichaje como el primero pasito del desastre. Con Baloto sentí al instante que todo se habia acabado. Se lo merecen por anteponer el negocio empresarial al deportivo. Se lo merecen por fichar a Baloto.Aunque este es un problema de los muchos que existen. Como las alineaciones del DT. Can paquete, lso laterales paquetes, Gerrard no puede jugar, a pesar de su lugar en el club. Los sentimentalismos mejor aparcarlos para los libros. En el fútbol es competir, son jugadores profesionales, máxima competencia, el que no es válido se le aparta, el que hace el tonto como Baloto se le expulsa porque el Liverpool y cualquier club por pequeño que sea esta por encima.

Deja un comentario

*