La generación perdida

Manchester United Old Trafford Focus

La última gran hornada de futbolistas que apuntaban al primer equipo del Manchester United tuvo su punto álgido en 2011. Era una generación exitosa, la que más triunfos había conseguido desde cuando en los inicios de los noventa dieron el salto los “Fergie Babes“. En aquel año ganaron la FA Youth Cup de forma incontestable, la competición juvenil más importante de Inglaterra. Sin embargo, sólo tres temporadas después, lo que parecía un grupo de jugadores carne de Old Trafford se ha terminado convirtiendo en un surtidor de talento para otros equipos. Aquella plantilla se ha ido separando y a día de hoy quedan pocas esperanzas de que alguno consiga asentarse en el primer nivel con Moyes.

A continuación, ese once tipo del Manchester United U18 con el que ganaron casi todo.

Captura de pantalla (265)Manchester United U18, curso 2010-2011 (Foto: footballuser)

Los casos más llamativos se produjeron con Ravel Morrison y Pogba. El primero era el líder de esa generación, el nombre más conocido, el jugadorazo al que todos mencionaban, peligroso tanto en el campo como fuera de él. Su historia ha sido mil veces repetida y Ferguson se cansó de él y en el invierno de 2012 lo dejó ir, se lo vendió al West Ham y le dijo a Allardyce que si conseguía domar su talento tenía delante de él a un futuro internacional. En su primera temporada completa con los hammers lo está demostrando, a pesar de que una lesión ha cortado levemente su progresión. Con Pogba el problema fue diferente: en 2012 terminaba contrato y para renovar exigió jugar. Fergie le dijo que estaba a punto, que si era paciente tenía todo el futuro para él, pero el francés no estaba por la labor de esperar, así que terminó firmando por la Juventus, donde ya sabemos cómo de bien le va.

Artículo relacionado: La hora de Ravel Morrison

Artículo relacionado: El problema del fútbol base inglés

Ravel Morrison West Ham FocusRavel Morrison, con 20 años, empieza a despuntar en el West Ham (Foto: Focus Images Ltd)

La puerta de salida también la vieron otros futbolistas de aquella generación, aunque su marcha no causó tanto estupor: Fornasier, McGinty, Van Velzen, Cofie o Fryers dejaron el club. El caso de Fryers es curioso ya que quería evitar el fútbol de reservas, es decir, estar en una primera plantilla, y rechazó la renovación que le ofreció el Manchester United y se fue una temporada entera a jugar a Bélgica para terminar volviendo a Inglaterra para jugar en el equipo reserva del Tottenham, donde ya ha conseguido sus primeros minutos.

Sin embargo, la ruptura definitiva del grupo se produjo en el último mercado invernal. En el deadline day, el Fulham anunció los fichajes de Larnell Cole y Tunnicliffe. Hay una razón decisiva por la que ambos se marcharon al mismo equipo: René Meulensteen. El técnico pasó muchos años en el Manchester United de la mano de Ferguson y conocía de primera mano a los canteranos. Con ellos estuvo desde los 9 años y, como ambos sabían que sus oportunidades para progresar en Old Trafford iban a estar muy limitadas, decidieron poner fin a una etapa de sus vidas. Los casos de Cole y Tunnicliffe son diferentes. Cole siempre fue un jugador muy pequeño, que físicamente se ha desarrollado tarde, y nunca había salido cedido a ningún club. En cambio, Tunnicliffe ya llevaba tres experiencias en Championship. En la última, en el Ipswich, estaba teniendo bastante protagonismo. El domingo, precisamente contra el Manchester United y en Old Trafford, le llegó su primera titularidad en la Premier League. Meulensteen lo puso de volante derecho y en la segunda mitad le dio unos minutos a Larnell Cole, que ocupó la misma posición y que también debutaba al máximo nivel.

“Larnell era un caso único. Técnicamente estaba por encima de muchos de sus compañeros pero en el apartado físico aún estaba por hacer”, Peter Morrison, agente de Cole.

“Mantengo el contacto con Tunnicliffe. Le mandé un mensaje deseándole suerte y le dije que creyese en sí mismo porque sé cómo de bueno es y cómo de buena es la oportunidad que tiene en el Fulham”, Darren Fletcher.

Tunnicliffe Ipswich FocusMeulensteen ha sido decisivo en los fichajes de Tunnicliffe (arriba) y Cole por el Fulham (Foto: Focus Images Ltd)

Después de esta espantada, ya sólo quedan cinco jugadores de aquel once titular (seis si contamos a Blackett, que era un año más joven pero también tuvo importancia en el lateral izquierdo). Johnstone renovó hace unas semanas hasta 2017 y cuando no está cedido hace las veces de tercer guardameta. Thorpe, capitán, salió en enero cedido por primera vez, a pesar de tener ya 20 años, pero una lesión le ha mandado de vuelta al Manchester United. Lingard sufrió algo similar a lo de Cole, ya que su físico tardó demasiado en desarrollarse y no ha sido hasta esta temporada cuando ha tenido su primera experiencia fuera. Fue con el Birmingham y no le fue nada mal. Ya ha hecho dos pretemporadas con el primer equipo e incluso ha estado en el banquillo en varios partidos de Premier League con Moyes. Por último, los gemelos Keane. Si Will Keane era el que parecía que tenía mejor futuro, incluso debutó hace dos años con Ferguson en liga, una lesión se cruzó en su camino y se perdió el curso pasado entero. Desde entonces, un Michael Keane que parecía un lateral del montón se ha reconvertido en un central muy válido, con un juego aéreo sobresaliente, y cuajó una gran segunda mitad de temporada en el Leicester hace un año. Con la marcha de Vidic y la falta de centrales en la primera plantilla, quizás llega su momento.

Artículo relacionado: Hermanos de sangre

Artículo relacionado: Pequeño Lingard

Al Manchester United se le ha ido una generación muy aprovechable. Veremos cuánto tarda en salir una similar y si algún futbolista, finalmente, se queda en el primer equipo.

Related posts

6 comments

Muy interesante, es algo que desconocía, salvo los casos de Ravel y Pogba. Creo que Ravel Morrison sí llegó a debutar con el United, ¿no?

El de Pogba es un caso especialmente sangrante. De los últimos años, supongo que un poco, comparable al de Thiago con el Barça, aunque éste si tuvo sobrados minutos con el primer equipo, pero no los que él esperaba. Sería interesante un artículo con este tipo de jugadores de la cantera que lo tienen todo para triunfar y que salen del gran equipo por falta de minutos. ¿Recuerdo el de Mesut Özil con el Schalke como un caso parecido?

No puedo entender como el mismisimo Alex Ferguson dejó escapar a Pogba, sin darse cuenta que ya estaba listo para rendir al maximo nivel…

Las cosas no son tan simples. Pogba -o, mejor dicho, su agente (Mino Raiola)- pedía con 17 años un sueldo que no tiene ningún juvenil en el mundo o prácticamente ninguno. Ferguson se cansa de las exigencias del jugador y su agente, tanto económicas como deportivas. ¿Que a lo mejor el United y Ferguson pudieron gestionar mejor aquello? Pues posiblemente, pero las situaciones tienen un contexto determinado.

Yo de esos 11 sólo me quedaba con los 2 megacracks y con Fryers, que me parece un lateral izquierdo muy interesante y con la baja de Evra quizá alguien debería replantearse su vuelta.

El resto imagino que tendrán sus momentos en equipos secundarios de Premier o tendrán cierta importancia en Championship, pero me sorprendería que llegaran a destacar realmente algún día.

Deja un comentario

*