La mano de Mourinho

Chelsea Mourinho Focus

Hace unos días volví a leer entera la entrevista que concedió Jose Mourinho al periódico The Telegraph. La charla tuvo lugar en el mes de octubre entre Gary Neville y el técnico portugués y empezaba así: “Los mejores entrenadores son peligrosos cuando se sienten tratados injustamente. No los acorrales en una esquina”, decía el ex futbolista del Manchester United, tirando la similitud con Sir Alex Ferguson. En Inglaterra no hay periódicos deportivos sino secciones de deportes en diarios nacionales, y la presencia de un prestigioso analista como Neville inclinó al técnico portugués a aceptar una conversación futbolera de lo más interesante. Meses después de aquella publicación que fue tema de debate durante días, el Chelsea ha ganado la Premier League 2015, la primera liga de Mourinho en su segunda etapa en Londres. Cualquiera que haya estado en Stamford Bridge en todo este tiempo sabe que el de Setúbal es uno de ellos: en todos los partidos, los aficionados le dedican el cántico “Jose Mourinho, Jose Mourinho” y él se limita a levantar el pulgar y a señalar al campo para que continúen animando a los futbolistas. En lo alto de una grada hay permanentemente una pancarta que reza “Mourinho, one of us” (Mourinho, uno de los nuestros). Es una muestra de cariño constante. “Si me ofrecen un contrato de seis años, lo firmo mañana. Quiero quedarme en el Chelsea y en el fútbol inglés porque creo que me he ganado el derecho. Desafortunadamente, el Chelsea no es mi equipo. Yo dependo del club y de mis resultados”. Y los ‘blues’ han tenido los mejores en esta Premier League.

ESPECIAL CHELSEA 2015

Chelsea Mourinho FocusJose Mourinho, ganador de la Premier League 2015 (Foto: Focus Images Ltd)

El Chelsea fue hacia adelante en verano gracias a sus movimientos en el mercado de fichajes, al contrario que algunos de sus rivales en la pelea por el título. Jose Mourinho metió al equipo en una sartén, le dio vuelta y vuelta, y compró lo que le faltaba para el menú perfecto: un goleador y un asistente. Lo demás ya lo tenía de base: un portero que marcase diferencias (y, a falta de uno, dos: Courtois y Cech), una sólida línea de defensas, un pivote de primer nivel (Matic) y un futbolista desequilibrante en tres cuartos (Hazard). Para completar su máquina de ganar sólo le faltaba lo que más echó de menos en su primer año. Fichó a Diego Costa. Y fichó a Cesc Fàbregas. “Obviamente, el talento es muy importante”, explicaba Mourinho, “porque, ¿cuántos puntos ganas en una temporada gracias al talento? Muchos. ¿Pero cuántos puntos pierdes por falta de carácter y otras características? También muchos. Por eso, la mezcla debe ser entre el talento que necesitas y esas cualidades mentales y de equipo”.

Jose Mourinho, sobre la temporada 2013/14: “Teníamos ciertas limitaciones en el equipo en términos de cualidades tácticas y técnicas, y éramos conscientes. Mi estilo de liderazgo no es un estilo en sí mismo. Intento tener un liderazgo que se adapte a la realidad. Y el año pasado creía que no estábamos listos para afrontar lo que yo llamo ‘una presión de líderes’. El equipo era mentalmente -y tácticamente- inestable. No podíamos manejar distintos momentos de los partidos. El año pasado teníamos problemas cuando el rival se cerraba en un bloque bajo, teníamos problemas cuando el otro equipo nos jugaba con fútbol directo y no podíamos abarcar el hecho de tener dos o tres o cuatro partidos consecutivos. Cada vez que estábamos en una buena racha, tenía la sensación de que el final de esa racha iba a llegar“.

Y la diferencia se hizo evidente al comienzo del nuevo curso: “Mi sensación este año es que obviamente vamos a perder partidos, pero no creo que los perdamos por no poder manejar una situación determinada o un momento concreto del partido”. El Chelsea sólo ha perdido tres partidos entre todas las competiciones, dos de liga (Newcastle y Tottenham) y uno de copa (Bradford); y la única vez que no fue líder en la Premier League fue en la 2ª jornada y el motivo residía en la diferencia de goles.

Chelsea FocusUna plantilla magnífica (Foto: Focus Images Ltd)

El juego del Chelsea llegó a ser excelso. Durante el primer tercio de la temporada, las camisetas azules se movían por el campo como si Cesc Fàbregas las dirigiese desde un mando a distancia, tú sube, tú baja, tómala al pie, pared, gol y partido ganado. El Chelsea era letal, muy superior, y gracias a Mourinho perfeccionó otra cosa que con el paso del tiempo les ha dado tanto resultados como críticas externas: no arriesgar. Lo explicaba con atino el periodista Jonathan Wilson: “Cuando se debate sobre los códigos morales en el fútbol, éste punto parece clave: hay una gran diferencia entre hacer trampas y jugar defensivo”. El Chelsea no tuvo ningún reparo en resguardarse en determinados momentos de la temporada, en adaptar su plan al rival, en cerrarse para ganar al contraataque. Hace sólo unas semanas, el Manchester United visitó Stamford Bridge en su mejor momento de la temporada. Mourinho puso a Zouma de centrocampista para bloquear a Fellaini, el objetivo de todos los balones aéreos, se cobijó en los despejes de Cahill y Terry, en la solidez de Ivanovic y Azpilicueta y en la seguridad de Courtois para machacar a la contra con Hazard. Los blues tuvieron un 28% de posesión de balón en su propio estadio, aunque sólo recibieron 2 disparos a portería.

Ganaron 1-0 y sentenciaron la Premier League.

Jose Mourinho: “A veces juego con un bloque completamente bajo. Y gano. Y entonces me critican porque juego de esa manera, con lo cual me convierto en el estúpido. No soy fundamentalista, pero creo que algunas personas en el fútbol se están convirtiendo un poco fundamentalistas”.

Esa competitividad que en ocasiones ha resultado ser reactiva, sólo difuminada por la eliminación contra el PSG (el fútbol es mágico porque un equipo sólido en balones aéreos como el Chelsea puede caer en la Champions League por dos cabezazos en centros laterales con Courtois, Terry, Ivanovic, Drogba, Costa y Zouma sobre el campo), ha agigantado una estadística de la que presume Mourinho desde que volvió a Inglaterra: todavía no ha perdido contra Pellegrini (2 victorias, 2 empates), Wenger (2 victorias, 2 empates), Rodgers (3 victorias), Moyes (1 victoria, 1 empate) o Van Gaal (1 victoria, 1 empate). La altísima fiabilidad en los duelos directos ha terminado decantando la balanza. Los dos títulos que ha levantado el Chelsea en este año no parecen disgustar a la afición por el tipo de juego desplegado durante unos pocos meses, coincidiendo cuando la plantilla más desgastada estaba y más lesiones había. “A veces me pregunto a mí mismo sobre el futuro, y quizás el futuro del fútbol es un bonito césped verde y sin goles donde el equipo con más posesión de balón gana el partido. La manera en la que la gente analiza el estilo es quitando los goles del campo”.

Chelsea Mourinho FocusConexión total con la grada de Stamford Bridge (Foto: Focus Images Ltd)

Quien no le ha faltado durante toda la temporada ha sido Eden Hazard. El belga, considerado por su técnico como “el mejor futbolista sub-23 del mundo” hace sólo una temporada, ha sido el mejor jugador de la Premier League. Su evolución en el juego, su cada vez más constante impacto en todos los partidos y su determinación en los metros rivales ha sido una salvación para Mourinho. “Un día le dije: no te conformes con hacer cosas bonitas. No te conformes con aparecer y desaparecer de un partido. Tienes que hacer algo durante el encuentro para ganarlo”. No obstante, si uno sólo ha seguido al Chelsea en el último mes de competición, si sólo ha leído la prensa desde abril, o desde su eliminación en Europa, habrá comprobado que el ‘boring Chelsea, boring Chelsea’ que le cantan los rivales al conjunto de Stamford Bridge es sólo una burla por su forma de aguantar y manejar una distancia de más de 10 puntos de ventaja.

Jose Mourinho, sobre su Chelsea de 2005 y el de 2015: “El equipo de 2005 tenía un plus en relación con el de ahora y era el instinto matador. Cada vez que podíamos matar un partido, matábamos el partido. Lo cerrábamos. Este equipo no puede. Ahora somos más artísticos, creo. Tenemos mejor control del partido mediante la circulación del balón”.

Chelsea Mourinho FocusTercera Premier League para Mourinho (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Ya que habeis hecho varios articulos dando tributo al Chelsea no estaría mal tampoco uno de, algo que se está hablando mucho en Inglaterra y criticando como es el ambiente que se vivió en el Bridge esta temporada (Mourinho ya criticó esto durante la temporada) . Muchas críticas hacia los aficionados del Chelsea bastante fríos (con respecto a otras celebraciones en otros equipos donde han habido invasiones de campo etc).

Deja un comentario

*