La realidad del futbolista inglés

FIL COSTA RICA ENGLAND 175

La eliminación de todos los equipos ingleses de la Champions League antes de los cuartos de final resultó ideal para que los medios británicos, si no lo habían hecho ya, insistiesen en el problema que tiene el fútbol de Inglaterra no sólo con sus clubes sino con sus futbolistas. Un dato muy representativo llamó poderosamente la atención y encendió las alarmas: entre las tres alineaciones titulares de Manchester City, Chelsea y Arsenal en el encuentro de vuelta, sólo había cinco jugadores ingleses (James Milner, Joe Hart, Danny Welbeck, John Terry y Gary Cahill). Es decir, 5/33 futbolistas, un 15.1% del total teniendo en cuenta que el cuarto equipo, el Liverpool, fue eliminado en la fase de grupos. ¿Es este dato, de forma necesaria, la raíz de todos los problemas? No. Por ejemplo, hace tres años el Chelsea ganó la competición con cuatro ingleses en su alineación titular de la final (Cahill, Cole, Lampard y Bertrand, este último debido a la baja de Ramires). La mayoría de los clubes tienen un grupo de jugadores nacionales importantes y, a partir de ahí, nutren su plantilla de talento extranjero. Esto se ve en el Manchester City mejor que en ningún otro equipo: sólo Hart y Milner tienen cierta regularidad en los onces de Pellegrini, y la todavía pendiente renovación de Milner se ha convertido en una misión de máxima trascendencia para la entidad para confeccionar las listas de inscritos en la Premier League o la Champions League. Sin embargo, la ausencia de jugadores ingleses en la élite mundial es un problema que se extiende en el tiempo y que hace temblar las bases del fútbol británico.

Roberto Martínez: “Desde el inicio hasta los 18 años somos los mejores del mundo. Quizás hasta demasiado buenos: por las academias, por las facilidades, todo fenomenal. Ofrecemos lo mejor. El desarrollo de los jugadores después de los 18 años es crucial y no creo que en Inglaterra sea lo bueno que debería ser”.

Milner Manchester City FocusMilner aún no ha renovado por el Manchester City (Foto: Focus Images Ltd)

¿Es James Milner un futbolista de primer nivel mundial? Más allá de las opiniones, la realidad es que Milner es indispensable para cualquier equipo inglés por ser un jugador de cierto nivel que rellena una plaza de “Association trained”. En otras palabras: porque es inglés. Y en un club como el Manchester City no hay tantos con ese perfil.

Problemas en el desarrollo

Los jóvenes futbolistas ingleses se encuentran con el principal problema de que las oportunidades en la élite son muy reducidas y que la liga de reservas tiene una carencia competitiva muy dañina para su evolución deportiva. Están casi obligados a salir cedidos a otros equipos menores para acumular minutos en el profesionalismo y, en el mejor de los casos, hacerlo bien para ganarse un hueco en la primera plantilla. Harry Kane, revelación de la temporada en la Premier League con sólo 21 años, lleva saliendo cedido desde el año 2011 (Leyton Orient, Millwall, Norwich, Leicester) y no ha sido hasta 2014 y 2015 cuando ha explotado. La semana pasada fue convocado por la absoluta de Inglaterra.

Artículo relacionado: El problema del fútbol base inglés

Para explicar este bache existente en el fútbol inglés utilizaremos la última convocatoria de 24 futbolistas de la selección inglesa sub-21 que dirige Gareth Southgate.

Dividimos la lista de convocados en cuatro grupos*:

– 1) Jugadores cedidos (7/24): Carl Jenkinson (West Ham, cedido por el Arsenal), Liam Moore (Brentford, cedido por el Leicester), Tom Carroll (Swansea, cedido por el Tottenham), Nathaniel Chalobah (Reading, cedido por el Chelsea), Jesse Lingard (Derby County, cedido por el Manchester United), Alex Pritchard (Brentford, cedido por el Tottenham) y Patrick Bamford (Middlesbrough, cedido por el Chelsea).

– 2) Casi no juegan (4/24): Jonathan Bond (Watford, 208′ en liga), Jack Butland (Stoke, 0′ en liga), Matt Targett (Southampton, 226′ en liga) y Luke Garbutt (270′ en liga).

– 3) Están en segunda (6/24): Marcus Bettinelli (Fulham), Ben Gibson (Middlesbrough), Jake Forster-Caskey (Brighton), Will Hughes (Derby County), Nathan Redmond (Norwich), Callum Wilson (Bournemouth).

Los del primer grupo han tenido que salir cedidos para buscar los minutos que no tenían en sus respectivos equipos (a excepción de Moore, los demás pertenecen a los mejores clubes de Inglaterra). Los del segundo grupo apenas tienen protagonismo, si bien disfrutan de minutos sueltos. Por último, los del tercer grupo no están en la Premier League y sólo uno de ellos, Redmond, la ha jugado en algún momento de su trayectoria.

– 4) Conclusión (7/24): Sólo los 7 restantes de la lista juegan en la Premier League en sus propios equipos y con bastante regularidad. Calum Chambers (Arsenal), Eric Dier (Tottenham), Michael Keane (Burnley), John Stones (Everton), James Ward-Prowse (Southampton), Saido Berahino (West Brom) y Danny Ings (Burnley).

* La lista mostrada es la original, pero Dier, Bamford, Chalobah, Berahino y Wilson tienen problemas físicos y finalmente no serán de la partida en los compromisos internacionales.
Burnley Danny Ings FocusDanny Ings, delantero titular del Burnley (Foto: Focus Images Ltd)

Cómo afrontar el salto de nivel

¿Quiénes son los que llegan y cómo consiguen llegar? Por la vía directa, desde la academia hasta el primer equipo, llegan los elegidos: Raheem Sterling. Son casos que no abundan. Fue, además, una situación muy peculiar del Liverpool en la que un equipo potente, en una situación muy complicada, sin rumbo, se vio obligado a darle salida a la cantera. ¿Y si no es así, cómo se salva el escalón de diferencia que hay entre estar cedido en un equipo de segunda división y ser titular en la élite del fútbol? Ahí está el problema, pues los grandes clubes, con excepciones, no se pueden permitir de forma constante dar minutos al producto propio por temas de exigencia de nivel. El Chelsea ha metido a 19 futbolistas en las recientes convocatorias inglesas entre las categorías sub-16 y sub-21, pero el último canterano afianzado en la primera plantilla de los de Stamford Bridge es John Terry, que hace poco cumplió 34 años. ¿Tiene la academia del Chelsea los mejores mimbres? Sí. Mourinho lo sabe. Su cantera lleva años dominando el panorama inglés (cuatro años seguidos llegando a la final de la FA Youth Cup) y siendo candidato en torneos europeos (UEFA Youth League y Next Gen Series). Algunos jugadores son fichados del resto de Europa (Ake, Christensen, Musonda) y la mayoría son ingleses (Baker, Solanke, Izzy Brown, Loftus-Cheek), pero que uno o dos se consagrasen en el primer equipo sería considerado un éxito. El resto saldrán cedidos, vendidos y quizás en cinco años vendrá alguien a ficharlos por 15 o 20 millones de libras.

Jose Mourinho, agosto de 2014: “Vamos a tener a Christensen y a Aké en la plantilla, que proceden de la Academy. Vamos a tener [durante la temporada] entrenando con nosotros, pero también jugando con el equipo sub-21, a Solanke, a Boga y a Izzy Brown. Los que son algo más mayores, de 20 o 21 años, sentimos que necesitan competir contra hombres en una liga distinta: gente como Bamford, Swift o Chalobah. Están preparados para ir a otros clubes y disfrutar de una buena cesión. Lo que estamos tratando de hacer -y nosotros creemos que va a funcionar- es que dentro de unos años, cuando ellos tengan entre 20 y 23, los tendremos de vuelta en el momento adecuado y en el primer equipo”.

Christensen ha jugado 180 minutos (un partido de FA Cup y uno de Capital One Cup) y Nathan Aké lleva 221 (nada en la Premier League). Ninguno de los dos es británico. A Ruben Loftus-Cheek, inglés, lo convocó para jugar contra el Maribor en el último partido de la fase de grupos de la Champions League, con todo decidido, sin nada por lo que ponerse nervioso. Hasta se lo llevó el día anterior a la rueda de prensa para presumir de cantera. Dijo esto: “La primera vez que Ruben entrenó conmigo fue hace 18 meses. En las últimas dos o tres semanas, él ha estado entrenando conmigo cada día. Así que en 18 meses yo creo que él recuerda cada palabra o feedback que ha tenido en el desarrollo con el primer equipo. La estabilidad es importante. La gente de la Academia siente que está trabajando para algo. Este es el motivo por el cual mañana, cuando juegue un chico que llegó a Cobham con 8 años, no será el día de Ruben, sino el día de la Academia“.

Loftus-Cheek, de 19 años, no fue titular. Jugó los últimos 7 minutos de un 3-1 insulso.

Chelsea Loftus-Cheek FocusRueda de prensa de Loftus-Cheek antes de jugar 7 minutos (Foto: Focus Images Ltd)

Jose Mourinho, marzo de 2015: “La próxima temporada Ruben Loftus-Cheek estará compitiendo por una posición en el primer equipo. De momento lo estamos protegiendo”.

El Chelsea ha fichado muchísimo talento europeo joven en los últimos años: Hazard, Courtois, De Bruyne, Lukaku, Zouma… El resto de equipos han hecho lo mismo. Pero los ‘blues’ tiene un caso muy representativo que enlaza con la actualidad del fútbol inglés. Es el caso de Gary Cahill: firmó en enero de 2012, con 26 años, cuando en ese momento era el central titular de un Bolton que estaba en descenso de la Premier League. Su equipo anterior, el Aston Villa, lo cedió al Burnley y al Sheffield United antes de haber cumplido 22 años y luego lo terminaron vendiendo. Cahill, que hoy en día está considerado como uno de los mejores defensas de Inglaterra, no logró su reconocimiento hasta que, en una edad avanzada, un equipo grande se fijó en él, le dio protagonismo y se comprobó que tenía cualidades de primer nivel. ¿Cuántos garycahills hay en el fútbol inglés? ¿Cuántos futbolistas muy válidos no llegan arriba? Una trayectoria similar ha llevado Adam Lallana, que este verano firmó por el Liverpool tras llevar varios años destacando en un equipo menor como el Southampton. La fórmula más sencilla para llegar arriba es, por lo tanto, afianzarte en un equipo menor y esperar la llamada del top-5. Los equipos ingleses han decidido que con su poder económico deben comprar talento europeo y no darle tantas opciones al futbolista inglés, que además es mucho más caro. Y eso, que es totalmente lícito, golpea al desarrollo del jugador local.

Si cambiamos de equipo y vamos al Manchester City descubrimos la existencia de problemas parecidos: una plantilla con la exigencia de ganar títulos y repleta de futbolistas del máximo nivel. Haciendo una hipotética lista de jugadores jóvenes del City que estén “cerca” de formar parte de los planes del primer equipo salen Marcos Lopes (cedido en el Lille), Jason Denayer (cedido en el Celtic), José Ángel Pozo o Angeliño Tasende. Todos ellos han sido fichados de clubes extranjeros. Ninguno es inglés. En el Arsenal, sólo Akpom y Maitland-Niles han nacido en Inglaterra de los jóvenes más recientes que han rondado en las convocatorias de Wenger (Bellerín es español, Gnabry es alemán, Zelalem nació en Alemania y Bielik, al chico de 18 años que ficharon en invierno, es polaco).

Rafa Benítez: “Cuando terminan la etapa juvenil, si no son lo suficientemente buenos, nos vemos obligados a cederlos a divisiones inferiores en las que el tipo de fútbol no les beneficia nada para su progresión. Mientras tanto, los que sí están preparados para el primer equipo van al banquillo, donde pueden estar mucho tiempo perdiendo la ilusión y la oportunidad de jugar, salvo en los casos de los realmente buenos”.

Gary Cahill Chelsea FocusGary Cahill jugó en el Aston Villa y Bolton hasta los 26 años (Foto: Focus Images Ltd)

¿Qué papel tienen los entrenadores?

No sólo es necesario tener una cantera que cumpla con el nivel necesario y que produzca jugadores válidos, sino un club y un entrenador dispuestos a garantizar las oportunidades. ¿Que Sterling está en el filial pero es demasiado bueno para jugar con ellos? Pues al primer equipo. Eso es lo que hizo Brendan Rodgers. ¿Que tengo a Harry Kane y cada vez que lo saco un rato marca un gol? Pues derecho al once titular. Eso es lo que ha hecho Mauricio Pochettino, que además ha sacado de la nada a Ryan Mason y que en su etapa en el Southampton no dudó en dar oportunidades a todos los chicos del filial. Su predecesor en el Tottenham, Tim Sherwood, hizo debutar a Bentaleb y en apenas unos meses entró en la convocatoria de Argelia para jugar el Mundial de Brasil. En el Everton, una de las primeras decisiones de Roberto Martínez en su primera temporada fue darle plena confianza a Ross Barkley, primero, y a John Stones, después, que había sido fichado por Moyes seis meses antes y aún no había debutado. Ahora, los dos han debutado con la selección absoluta y su futuro es muy esperanzador. ¿Qué hizo Van Gaal en cuanto llegó al Manchester United? Aprovechar lo que tenía en categorías inferiores, con una principal diferencia con respecto a otros grandes como Chelsea o Manchester City: en la actualidad, la cantera ‘red devil’ está muy por debajo de sus competidoras a excepción de James Wilson, inglés, al cual le ha dado muchos minutos. En cuanto Luke Shaw (inglés, joven, fuera de un equipo de los de arriba) apareció en escena gracias a la confianza del Southampton, pusieron 30 millones de libras para ficharlo. No hay mejor ejemplo para describir cómo funciona el mercado inglés.

De los 20 entrenadores de la Premier League hay 12 que son británicos (9 ingleses, 2 galeses y 1 norirlandés). En cambio, sólo hay 3 no británicos entre los 24 técnicos actuales de los banquillos de Championship (Karanka, Jokanovic y Luzon). Tras el reinado de Sir Alex Ferguson en la línea de banda, poco a poco aparecen managers muy jóvenes con resultados positivos y con una aproximación táctica competitiva gracias, en parte, a la competitividad que llega desde el extranjero: Garry Monk tiene 36 años, Eddie Howe pelea el ascenso a la Premier League con el Bournemouth con sólo 37 y de sobra se conoce lo logrado por Brendan Rodgers a sus 42.

Everton Barkley Roberto Martínez FocusRoberto Martínez apostó muy fuerte por Ross Barkley (Foto: Focus Images Ltd)

Lo que viene en el futuro

La Federación inglesa (FA) lleva años tratando de arreglar el problema que tiene con el fútbol base del país, y no sólo con el sistema de competición sino con las instalaciones y los entrenadores. Gareth Southgate fue designado seleccionador Sub-21 hace casi dos años por su buen hacer en el desarrollo de futbolistas. En 2012 se inauguró el complejo de St George’s Park para albergar a todas las selecciones inglesas de cualquier categoría. Sin embargo, el 64% de los futbolistas de la Premier League no son ingleses y los equipos que menos utilizan al futbolista local son Arsenal, Chelsea, Manchester United, Tottenham y Manchester City, es decir, todos los punteros menos el Liverpool: los que generalmente juegan en Europa. En Ligue 1 hay un 46% de extranjeros, en España un 39%, en Alemania un 43% y en Italia un 54%. El objetivo de la Premier League es alcanzar el 45% de ingleses en 2022. Para entonces, Greg Dyke, presidente de la Federación, quiere que Inglaterra gane el Mundial: “Tengo dos objetivos. Uno, alcanzar las semifinales de la Eurocopa 2020. Dos, ganar el Mundial de 2022. Sí, algunos dirán que no hay que ponerse estas metas para no meter presión, pero yo no lo veo así: los mejores jugadores deben manejar la presión si quieren ser ganadores. Y nosotros queremos ser ganadores”.

Manuel Pellegrini: “Desde hace siete años el Manchester City se está centrando en su cantera. En las próximas temporadas se verán los resultados. Cuando tienes un gran jugador que llega al primer equipo, el club se ahorra 40 o 50 millones de libras. ¿Podemos fichar a Sterling? Si pagamos 100 millones, quizás. ¿Y si quiero a un futbolista inglés en la posición de Silva, a quién tengo? Quizás Rooney. ¿Pero habría alguien más?”.

Liverpool Sterling FocusRaheem Sterling, el mejor jugador joven inglés (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

21 comments

Notable articulo. Hay que mencionar que ahora estamos ante una de las mejores generaciones del futbol ingles, por no decir la mejor de los ultimos 10 años sobretodo de 3/4 de cancha hacia adelante. Veremos si Hodgson es capaz de sacarle lo mejor a sus jugadores.

Excelente análisis. Una precisión: Bentaleb, nacido en Lille, tiene ascendencia y nacionalidad argelinas, no marroquíes.

James Milner no me parece un jugador de primer nivel mundial, pero sí pienso que es un futbolista muy útil y aprovechable en un club como el Manchester City. ¿Qué opinión te merece, Álvaro?

a mi no meparece que haya una buena nueva generación, faltan jugadores técnicos, caso todo lo que sale es muy fisico, y ne muchos casos jugadores muy fuertes que se desarrollan muy jovenes per oque se quedan en nada (mucho jugador de raza negra es así)

Ross Barkley, Wilshere, James Ward-Prowse, Patrick Roberts, Sterling, Will Hughes, Nick Powell, Oxlade Chamberlain, Henderson, Tom Carroll, Jordan Ibe, Ravel Morrison… y un largo etc, amigo.

Más allá de tu desafortunado comentario, en muchos aspectos, hay un gran abanico de jugadores, muchos por hacer y algunas, ya, verdaderas realidades.

Es mi opinión, y creo que te puedo decir50 jugadores españoles no internacionales mucho mejor que esos (también hay mucho más nível en jugadores alemanes, franceses, y hasta italianos) desde luego que mucho estáis obsesionados con el fútbol inglés, parece que no existe otra cosa

Antes que nada, un enorme artículo Álvaro, muchas gracias!

Este artículo lleva a muchas reflexiones y aqui dejo las mías con mis preguntas:
– Las instalaciones de juveniles tanto de los grandes equipos como de los más pequeños (incluso de ligas menores) son excelentes en su mayoría. Los resultados de la seleccion inglesa U17,U19,U21 son claramente mucho mejores que las de la absoluta por lo que algo falla.
– Roberto creo que da en el clavo comentando que las opciones de los futbolistas jóvenes son bien pocas en un club medianamente puntero ya que lo más probable es que te vayas cedido a un club de categoría inferior. Eso no es de por sí negativo porque la Championship es muy competitiva por ejemplo. Pero el problema es que en categorías inferiores el juego es mayormente engligh old style, que no es malo, pero le aporta muy muy poco a determinados jugadores técnicos por ejemplo o ralentizan esa capacidad de absorber fundamentos de otros paises,de otros estilos de juego e integrarlos a su juego.
– Milner no me parece uno de los 10 mejores jugadores en su puesto del mundo lo que lo descarta como jugador TOP en mi opinión. Lo que me lleva a una reflexión… ¿Son tan buenos los jugadores ingleses para la publicidad que se llevan de su prensa? ¿Valen lo que se paga por ellos? ¿Cuantos de ellos triunfan en el extranjero?
– Eso me lleva a preguntar si de verdad la selección inglesa es objetivamente tan buena… ¿Cuales de sus jugadores del once inicial son TOP10 o incluso TOP20 en su puesto? Cahill, Rooney y Sterling?
– En general mi opinión es que hay un endiosamiento de todo lo inglés en su territorio, muchas veces sin haber conseguido nada de nada o simplemente por una buena temporada. Además ese concepto propio de tener una liga hyper competitiva y el ansia de buscar nuevas estrellas cada 15 minutos creo que juega muy en contra del desarrollo de jugadores jóvenes en su tierra.
– Y dejo una reflexión… Si la cobertura de la prensa española a los equipos pequeños fuera como en Inglaterra… Estarían esos equipos “pequeños” más reconocidos tal y como lo son los Ingleses? Si por ejemplo vemos la plantilla del newcastle identificamos nombres con mucho protagonismo este año en los resúmenes y en algunas portadas. Si comparamos por ejemplo con la Real Sociedad… pues parecería que por nombres el Newcastle tendría las de ganar pero sinceramente yo dudo mucho que jugador por jugador sean mucho mejores y yo casi que daría por favorita a la Real. Es una opinión pero vengo a decir que creo que los ingleses viven en una “burbuja”. Una burbuja de puta madre, un producto vendible excelente y que por cierto me encanta y sigo, pero cuanto de ello es real?

Un saludo y que vuelva Santomé al English Breakfast!

No te falta razón, en general cualquier producto cultural proveniente del mundo anglosajón está exageradamente sobrevalorado. Tenemos la suerte de que en el fútbol están obligados a competir con otras realidades y podemos apreciar en su justa medida el valor de la selección inglesa. Si en el mundo de la música, el cine o las series sus productos se viesen obligados a competir de igual a igual, me temo que los resultados serían similares en mi humilde opinión. El mundo anglosajón elabora listas de manera compulsiva y en ellas comprobamos como son capaces de afirmar que las 100 mejores canciones o películas del último siglo son prácticamente todas suyas sin que por eso se les caiga la cara de vergüenza. Me da la sensación de que este exagerado ombliguismo es una de las causas del retraso futbolístico inglés. Obviamente, en el mundo del fútbol no tienen más remedio que rendirse ante los verdaderos cracks mundiales, pero aun así no dejan de colarnos “mitos” que con un criterio justo no lo serían tanto. Ni Best era mejor que Gento, ni Beckham más guapo que Llorente o Marchisio, pero oye, es lo que hay…

Ni los Rolling Stones descubrieron un mundo ni sonaron mejor que Los Brincos ni Hawkwind psicodeleaba mejor que Triana (sin desmerecer) ni The Clash rockeaba mejor que Miguel Rios (muahahaha), por poner ejemplos bastante obvios. No te falta razón en parte, pero es cierto que en cuanto a bagaje cultural nos llevan un rato y muchos años, por razones más que obvias.

En cuanto a fútbol, es cierto que quizás les hayan faltado estrellas a nivel mundial de forma más asidua, pero también lo es el que nunca han necesitado salir de su liga, una de las más potentes siempre y que los que han salido de “renombre” para mí, no eran lo mejor en esos momentos (Owen, Macmanaman, Joe Cole…). Yo, por edad, no vi a Gary Lineker, pero tengo entendido que hizo un buen papel los años que estuvo en el Barça, por ejemplo.

Hace mucho tiempo que pienso lo mismo que tus dos últimos puntos, los ingleses crean una especie de mitificación y misticismo alrededor su fútbol, cuando realmente viven en una burbuja (muy rentable, como dices).

Brillante artículo, cómo ya he comentado por Twitter. No creo que el problema que tienen los jugadores ingleses en su progresión tenga mucha importancia en la crisis de los clubes en Europa.

El camino que tiene un jugador inglés debería ser comparado con el que tiene un jugador español o alemán (con filiales integrados en divisiones competitivas) o uno francés o italiano (que por necesidad o convencimiento suelen tener más oportunidades en el primer equipo).

No creo que sea en absoluto un problema de falta de inversión, ya sea en infraestructura o formación, ni de falta de talento -tanto de los formadores como de los jugadores-. Prueba de ello es que, como dice un compañero por aquí, las selecciones inglesas de categorías inferiores tienen excelentes resultados en las competiciones que juegan.

En mi opinión, por lo tanto, el único problema es esa transición en la que el jugador se convierte en profesional y se asienta en la élite. Por un lado, en las ligas filiales la calidad competitiva es incomparable con la del primer nivel y no les sirve para curtirse. Por otro, la competitividad del fútbol inglés es altísima y se buscan jugadores que garanticen resultados -o que estén más cerca de garantizarlos- en el menor plazo posible porque hay medios económicos para ello.

El dilema de meter a los filiales a competir con todos los equipos profesionales o no hacerlo es tremendo. Desde mi punto de vista, prefiero el sistema de ligas de filiales, porque creo que un filial compitiendo en el fútbol profesional -o semiprofesional- suele desvirtuar mucho las categorías y le quita pureza al fútbol. Pero desde luego es innegable que para la producción de futbolistas de primer nivel es clave y facilita mucho el proceso el hecho de que los filiales estén en el fútbol profesional.

Ni el mundo de la música equivale al pop-rock anglosajón. Evidentemente, como género musical autóctono y perfectamente adaptado a la sonoridad de su idioma, en eso sus grupos suelen ser mejores, al igual que los sambistas brasileños o los cantaores españoles no admiten comparación con las imitaciones extranjeras. Por fortuna, la música no se limita al pop-rock, más allá de su presencia abrumadora en los medios. En cuanto al bagaje cultural, habría mucho que discutir, pero lo cierto es que no estaba pensando en nuestro país en ningún momento cuando escribí el anterior comentario, únicamente trataba de hacer notar la sobreexposición mediática del mundo anglosajón en todos los campos y cómo el mundo del fútbol nos permite algo imposible en otros ámbitos: apreciar en su justa medida el valor real del futbolista inglés, llamativamente pobre en comparación con el resto de países de su entorno (España, Holanda, Francia, Italia o Alemania han dando bastante mejores jugadores que los ingleses en los últimos 50 años se mire como se mire).

Bueno, si quieres lo extrapolamos a la electrónica, industrial, punk o folk… pero vamos que no es el caso que estamos tratando ni es el lugar.

En cuanto a jugadores en los últimos 50 años podríamos discutir, en especial con Holanda e Italia en los últimos años y con el caso contrario de España, que de 10 años hasta la fecha ha subido su nivel de una forma tremenda, pero antes… . Pero bueno, cuestión de puntos de vista.

Si en una cosa no hay discusión es en el tema gastronómico y como va siendo hora, dejo esto para otro momento.

En mi opinion el que una liga tenga mas dinero no implica que saque mejores futbolistas, sino mas bien todo lo contrario. Los equipos tienen tantísimo dinero (antes en España, ahora en G.Bretaña) que para cada puesto pueden permitirse el lujo de pescar un extranjero que apunte maneras. Sin embargo canteras buenas como tenemos aquí (no se que tan buenas serán allí) y jugadores talentosos (aquí nos sobran, allí dudo que sobre talento nacional) salen y ven la luz cuando falta dinero para fichar. Te aparece un Juanmi (el del Malaga) te aparece un Iborra (el del Sevilla) te aparece un monton de gente buena que su tuviéramos jeques y pasta a raudales no aparecería porque sencillamente no les habrían dado la oportunidad. Y no solo eso. Tambien sale gente buena que decide irse, muchos a la premier (y no necesariamente mejor que los que se quedan) Y al final el resultado es un excelente nivel de futbolistas. Pienso que tampoco es bueno tener una liga sin dinero suficiente como para competir, como la argentina. Pero creo que el modelo premier hincha precios, hincha salarios e hincha bolsillos esta haciendo un flaco favor a su combinado nacional.

Ninguna de las razones dadas en el artículo ni en los comentarios son suficientes por separado: es la suma de todo. Puede que alguna tenga mayor peso, pero como digo, es la suma de todo. Yo percibo dos problemas principales. Uno, el calendario exagerado (y nos quejamos aquí), que se traduce en un posible desgaste físico (aunque los grandes tienes más posibilidades de rotación en distintas competiciones) por un lado, y otro que creo que no le dan la importancia suprema a las competiciones europeas que les damos en el continente. Como además, “les sobra” el dinero, ni siquiera es una fuente extra de importancia extrema de ingresos. En España para Madrid y Barça tampoco, pero para los demás vaya sí lo es. Y esto último me lleva a la segunda: quizás de modo inconsciente, y a pesar de que haya muchos extranjeros, ponen motivación extra jugadores e incluso aficionados en competiciones domésticas, que no dan en las europeas. Incluso puede que esa aureola de liga superior juegue un papel importante en ir algo confiados o con la motivación mínima a Europa.

Por otro lado, no creo que lo anglosajón, tampoco, esté sobrevalorado (me refiero al fútbol ahora) sino simplemente en cualquier ámbito, lo más más mediático, y ahora lo es la Premier (como en los 80/90 lo era la Serie A y después lo fue la liga española), tiene más eco.

para hay 2 principales problemas:
1 es que al no haber fililales en competicion “seria”, los jugadores cuando pasan de juvenil se encuentran en una epoca sin obejtivo claro en el que formarse para jugar a primer nivel, o bien se quedan entrenando en el equipo y jugando la liga de fililaes (sin presion) o se meten en una espiral de cesiones a championship, league1 o league2, donde el futbol es mas fisico y mucho menos tecinco, y obviamente sus entrenadores buscan el ascenso y no el desarrollo del jugador que reciben para 3 meses… que por otro lado la politica de cesiones cortas es un sinsentido (un joven de 18 años de ciudad en ciudad, cada vez con compañeros distintos, estilo de juego distinto etc etc), y encima desvirtua la competicion (ya que para el sprint final un equipo puede buscar cedido un buen jugador de otro equipo que no se juega nada, pero ese es otro tema).
2º- con el potencial economico que tienen los equipos premier, aunque cuiden la cantera, no pierden en tiempo en despues dar oportunidades a los jugadores, ya que tienen tanto dinero que pueden fichar a jugadores ya hechos y con muchisima calidad (solo basta comparar comparar el poder economicio de un equipo medio…. espanyol con aston villa, celta con west ham etc etc)…. mas o menos lo que paso en españa con la ley bosman

quizas lo unico bueno de la crisis, es que los clubs españoles se han visto obligados a ir vendiendo los jugadores que destacan y continuamente nutrirse de los chicos del filial. (en españa el problema lo veo en que no haya una 3º categoria con un solo grupo que sea mas profesional), que seria un paso entre 2º y 2ºb, vamos una “league1”

Deja un comentario

*