La temporada es muy larga

(Foto: Focus Images Ltd)

La temporada es muy larga“. Esta es una de esas frases que los futbolistas del Chelsea han escuchado pronunciar a su entrenador más de una vez. Forma parte del discurso de Jose Mourinho de puertas para dentro y de puertas para fuera. La escuchó Juan Mata en verano, cuando supo que Oscar comenzaría la temporada siendo el mediapunta titular y que su rol en el equipo iba a cambiar, o bien para ser el suplente del brasileño o bien para jugar en la banda derecha, un rol que a lo largo del curso ha acabado siendo una mezcla de ambas cosas: mitad suplente de Oscar y mitad extremo derecho.

La escuchó Fernando Torres cuando, estando ya recuperado de su lesión en el abductor, no fue convocado para la visita a Upton Park el pasado 23 de noviembre. “La temporada es larga”, esgrimió Mou, que no sentía la necesidad de forzar el regreso de Torres, menos aún teniendo a la vuelta de la esquina un mes de diciembre cargado de partidos. Dosificar y no acumular excesivos esfuerzos es una idea que ha estado permanentemente en los planes de Jose Mourinho desde la pretemporada.

El Chelsea 2013/14 todavía no ha repetido alineación en dos partidos seguidos. Cada once inicial de los 26 presentados ha resultado ser distinto al anterior.

Jose Mourinho y Rui Faria dirigen un entrenamiento en Cobham (Foto: Focus Images Ltd)
Jose Mourinho y Rui Faria dirigen un entrenamiento en Cobham (Foto: Focus Images Ltd)

Entre el lunes 23 de diciembre y el miércoles 1 de enero, en un espacio de tan solo diez días, el Chelsea se juega 12 puntos. Y no precisamente ante rivales débiles: el Arsenal espera en el Emirates, el Swansea visitará Stamford Bridge, el Liverpool también acudirá al Bridge y el Chelsea rendirá visita al Southampton el primer día de 2014.

Es un tramo muy trascendente de la Premier League, más aún cuando varios de los máximos rivales por el título tienen contratiempos en forma de lesiones: Sergio Agüero en el Manchester City, Robin van Persie y Michael Carrick en el Manchester United o Daniel Sturridge y Steven Gerrard en el Liverpool.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Bueno, el City pierde al Kun, que estaba en un momento de forma tremendo y sí, obviamente es una baja sensible, pero tienen a Negredo, Dzeko y Jovetic para suplirlo. El United, sin RVP ni Carrick, seguirá dejándose puntos salvo que Rooney diga lo contrario. Al Arsenal se le empieza a notar el desgaste, y ya vemos qué pasa realmente al enfrentarse a equipos de nivel alto. Espero que Wenger mueva ficha y en enero se traiga un pivote defensivo puro para rotar con Flamini, y si es posible un 9 que haga lo propio con Giroud. El Liverpool sube como la espuma pese a las bajas, gracias a su buen juego y al gran momento de Suárez. Allen puede suplir bien a Gerrard, y entre Aspas, Moses y Sterling cubrir la baja de Sturridge. El que más me intriga es el Everton, que sin Deulofeu pierde un importante revulsivo y deja a Roberto Martínez sin poder rotar arriba(Oviedo está supliendo bien a Baines cuando toca. Bien el Newcastle, mejorando sus dos últimas temporadas, que fueron nefastas, aunque espero mucho más de ellos. Por último, sí, Mourinho está sabiendo gestionar la plantilla del Chelsea, pese a que sus decisiones sean polémicas y generen descontento en algunos de sus jugadores. Sigo pensando que el título estará entre Chelsea y City.

Deja un comentario

*