La zurda de Brady

Hull City v Norwich CityBarclays Premier League

Oh, ¿quién ha puesto ese centro? Uy, buena internada por la izquierda. ¡Vaya golpeo con la zurda! Otro centro, ¿es el mismo chaval de antes? ¿Cómo se llama? Está jugando bastante bien. Buen regate ahora. ¡Otro balón al área! ¿Quién es este chico? Y así todo el rato. Qué bueno me pareció Robbie Brady el día que lo vi por primera vez, coincidiendo con su debut en el Hull City. Grabé su nombre y apellido en la memoria y empecé a investigar: canterano irlandés del Manchester United, había salido a préstamo para progresar como futbolista en segunda división. En el Hull, que ese año usó dos extremos puros en cada partido, le dieron confianza.

Pero confianza de la de verdad, no de la de quedar bien. Ejemplo: Steve Bruce dijo hace unos días que fichó a Huddlestone por su calidad, por su trabajo en el centro del campo y porque les daba un plus de cara a conseguir la salvación, y que pidió la cesión de Livermore por… bueno, que pidió la cesión de Livermore porque era un chaval joven que necesitaba minutos y en el Hull se los podían ofrecer. Lo que, en lenguaje de todos, es un sí pero no de manual.

Robbie Brady, en cambio, llegó hace dos años para marcar las diferencias.

Hull City v Norwich City Barclays Premier League
(Foto: Focus Images Ltd)

Lo hizo tan bien que a la temporada siguiente volvieron a quererlo cedido. Y se convirtió tan imprescindible que en enero de 2013 lo ficharon definitivamente. Un poco antes de esto, en verano, Ferguson lo estuvo probando en la pretemporada del Manchester United. Lo ponía de lateral zurdo, un lateral muy largo con opciones de llegar arriba, como posible sustituto de Evra. Pero Brady estaba para jugar y no para ser suplente: tan para jugar que el Hull City ascendió a la Premier League con Brady como uno de sus puntales en el once titular y durante el curso debutó con la selección absoluta de la República de Irlanda, donde ya ni lo discuten.

En agosto se estrenó en la máxima división inglesa. ¡Qué centros! ¡Qué zurda! Siempre desde la banda izquierda. Suyo fue el primer gol del Hull en la temporada, un penalti contra el Norwich que valió tres puntos. Suyo fue el que empató al Newcastle para terminar ganando por 2-3. Suyo fue el único gol del partido contra el Leyton Orient, en la prórroga, para pasar de ronda en Copa. Y suyo fue el del sábado al West Ham, también de penalti, para ganar 1-0.

El Hull va 7º de forma cómoda con 10 puntos. Sin Robbie Brady tendrían 6 menos.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Robbie Brady.
Edad: 21 años.
Equipo: Hull City.
Posición: Centrocampista.

Cada lunes, uno de los protagonistas del fin de semana en el fútbol de Inglaterra.

Related posts

3 comments

Envidia, respeto y admiración es lo que surge de los análisis de Álvaro. Gracias por acercarnos tantas cosas del fútbol inglés

Para mí, lo que más me ilusionaba del Hull durante su etapa en Championship eran aquellas bandas (Brady & Stewart). Ambos prometían muchísimo, constataban el mayor peligro del equipo minero. Al diestro le he perdido la pista un poco en el Charlton, aunque se supone que en enero vuelve (!).

Deja un comentario

*