Las ligas se ganan o se pierden en cualquier campo

Terry-Cech-Chelsea-Focus

Ya avisaba Jose Mourinho en la previa del Crystal Palace-Chelsea sobre la valía de Tony Pulis y de su candidatura a “mejor entrenador del año en la Premier League”. Fue elogioso Mou con su homólogo y el desarrollo del partido confirmó que no iba muy desencaminado el técnico portugués: Pulis está haciendo un gran trabajo en Selhurst Park.

Mourinho: “Lo normal es darle el premio de ‘Entrenador del año’ a los campeones. Pero si el Palace mantiene la categoría, Pulis puede sentirse como un campeón. Habría logrado su objetivo. Así que, ¿por qué no?”

Mou trazó un plan distinto al habitual en su equipo y acudió al campo del Crystal Palace con un 4-3-3 en el que Nemanja Matic ejercía de mediocentro, mientras que Frank Lampard y David Luiz ocupaban los interiores. Estas decisiones del luso implicaban la suplencia de los dos mediapuntas brasileños, tanto Willian como Oscar. Y se encontraron los blues con un rival muy intenso, ordenado y que no rehuía el contacto. De hecho, varios jugadores del Palace fueron al límite en un primer tiempo en el que Bolasie, Puncheon o Dikgacoi realizaron duras entradas sobre David Luiz, Azpilicueta y Torres.

Jedinak-Ledley-Crystal Palace-Focus

El Crystal Palace ha dejado la portería a cero en 6 de sus últimos 11 partidos en casa (Foto: Focus Images Ltd)

Mou reacciona rápido

Una virtud bastante bien definida de Jose Mourinho es su habilidad para reaccionar rápido. Si algo de su once inicial no funciona o si el partido exige un cambio de rumbo, al portugués no le cuesta nada realizar sustituciones directamente en el descanso o en los primeros minutos de la segunda parte. Mejor eso que desperdiciar un valioso tiempo. Esta vez el recurso elegido en el vestuario fue Oscar, cuya entrada por David Luiz propiciaba un cambio de esquema y de discurso: el Chelsea regresaba al 4-2-3-1 más habitual con tres jugadores en la media punta (Schürrle, Hazard y Oscar). Existía la duda de si la sustitución de Luiz estaba motivada por problemas físicos -sufrió un golpe en el tobillo en el minuto 15-, pero Mourinho respondió posteriormente en rueda de prensa que fue un cambio puramente por decisión técnica.

El Chelsea, sin embargo, recibió un duro golpe en la reanudación: un centro de Ward en el minuto 51 buscaba el remate de Ledley en el primer palo, pero lo que encontró fue un despeje de John Terry con dirección a la portería de Petr Cech. El gol en propia puerta del central inglés metía más presión a un líder de la Premier League que ya con 0-0 estaba muy espeso.

Hazard no puede con Speroni

Prácticamente no fue fluido el juego blue en ningún momento del encuentro, pero al menos sí dispuso de un par de situaciones que pudieron modificar el rumbo del choque. Dos momentos que podían cambiar el partido y, por tanto, el desarrollo de esta edición de la Premier League. Ambas tuvieron los mismos protagonistas y el mismo desenlace: dispara Eden Hazard e interviene Julián Speroni. Primero con un remate desde la frontal del área, un par de minutos después del gol en propia de Terry, y luego con un mano a mano en el que el argentino volvió a brillar. Hazard no encontró portería y el Chelsea chocó una y otra con la muralla defensiva del Crystal Palace, que además hizo daño al contraataque. Los de Pulis gozaron de al menos tres ocasiones claras para sentenciar. Cameron Jerome estrelló un balón en el palo, un remate de Puncheon se fue rozando el poste y el propio Puncheon se encontró luego con Cech en un uno contra uno. El Crystal Palace perdonó, pero no tanto como un Chelsea que vuelve a acusar su falta de gol en determinados partidos.

Chelsea - Football tactics and formations

Disposición con la que finalizó el partido el Chelsea

“El Chelsea está fuera de la pelea por el título”

El mensaje de Jose Mourinho tras el partido fue claro e insistió en que su equipo está ahora fuera de la pelea por el título y en que sus opciones son mínimas. Han de jugar otras seis jornadas, pero dependen de lo que hagan el Liverpool y el Manchester City.

Mourinho: “Sé que matemáticamente aún es posible, pero una cosa son las matemáticas y otra la realidad.”

Sin mucho tiempo para recuperarse de una inesperada derrota en Selhurst Park, el Paris Saint-Germain recibirá el próximo miércoles al conjunto londinense en la ida de los cuartos de final de la Champions League. Una cita señalada en rojo en el calendario blue.

Mourinho: “Ivanovic, Cahill, Terry y Azpilicueta rinden con lluvia, con sol, en campos grandes, en campos pequeños, ante equipos intensos, ante equipos no tan intensos, etc. Ellos rinden en cada partido. Pero tenemos otros jugadores a los que les cuesta rendir en ciertos encuentros. Son fantásticos en algunos partidos, pero desaparecen en otros.”

Dominante frente a los poderosos, vulnerable ante los ‘pequeños’

El Chelsea se mantiene provisionalmente como líder, pero dejará de serlo si el Liverpool, que tiene un partido menos, vence este domingo al Tottenham en Anfield. De la misma forma que el Manchester City superaría a los blues si gana alguno de sus dos encuentros aplazados. No obstante, el Chelsea ha derrotado esta temporada al Man City tanto en la primera como en la segunda vuelta, además venció al Liverpool cuando se enfrentaron en diciembre. En Stamford Bridge también derrotó al Manchester United, al Everton, al Arsenal (6-0) o al Tottenham. El de Mourinho se ha convertido esta temporada en un equipo tremendamente fiable ante rivales directos…pero vulnerable frente a otros conjuntos.

El Chelsea ha perdido sus dos últimos partidos a domicilio, en los que no ha anotado ningún gol, ante el Crystal Palace (16º) y el Aston Villa (12º). También empató en el mes de febrero en casa del West Bromwich (17º). Un ejemplo que demuestra que las ligas se ganan o se pierden en cualquier campo. Todavía hay tiempo para ganarla, pero las cosas se han complicado mucho.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*