La coronación

Leicester City King Power Stadium pictured in the city with clear blue skies before Premier League match between Tottenham Hotspur and Chelsea.
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
02/05/2016

El sábado fue un día de alegría y sonrisas en Leicester.

El empate del Tottenham frente al Chelsea cinco días atrás había confirmado a los foxes como campeones de la liga inglesa y alivió todo tipo de presión. En el choque contra el Everton, la hinchada del equipo local disfrutó de un lujo raro en los deportes, celebrar una victoria sin comenzar el encuentro. Incluso caer a manos de los pupilos de Roberto Martinez no habría aguado la fiesta; pero el Leicester rindió otra victoria contundente (3-1) para añadir brillo a una temporada verdaderamente increíble. Si el lapsus final del Tottenham pareció un anticlímax en este cuento de hadas, este partido fue el final feliz que el mundo entero esperaba.

Gracias a Twitter e Instagram, no es ningún ningún que el lunes pasado los jugadores del Leicester conmemoraron la confirmación de su éxito con deleite, en casa de Jamie Vardy. Sería fácil sugerir que un equipo que pasó la semana anterior de celebración podría llegar a su próximo compromiso con una resaca importante. Sin embargo, este grupo de futbolistas es diferente. De hecho, tras cinco minutos de juego, el anfitrión de la fiesta y máximo goleador, Vardy, abrió el marcador para mejorar un día que ya parecía perfecto. Andy King lanzó un centro delicado para que su compañero marcara su 23º gol de la campaña con un remate preciso.

Con una falta total de resistencia por parte del Everton, un equipo con problemas serios después de morder el polvo en la FA Cup, el Leicester aumentó la ventaja antes del intervalo. El tanto surgió de la combinación entre un protagonista fundamental en la historia del Leicester y un jugador que ha desempeñado un papel secundario. El jugador del año de la PFA, Riyad Mahrez, atormentó a la zaga visitante, encontrando un hueco minúsculo entre Leighton Baines y Tom Cleverley. Baines quiso detener el ataque pero solo consiguió conducir la pelota directamente a King dentro del área. El asistente del primer gol disparó con calidad para poner el 2-0 en el marcador. El gol de King y su actuación general fueron una demostración clara de las capacidades de la plantilla del Leicester. El centrocampista ha sido suplente habitual en la Premier League y fue titular contra el Everton solo por la sanción de Danny Drinkwater tras su expulsión en Old Trafford la semana pasada. Aun así, de nuevo el galés se convirtió en una figura importante en el centro del campo, cumpliendo a la perfección con las exigencias de Claudio Ranieri.

Leicester City fans celebrate outside the King Power Stadium after their team win the Premier League title as Tottenham Hotspur fail to win at Chelsea. Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363 02/05/2016
Fans del Leicester City.
Foto: Anthony Stanley/Focus Images Ltd.

El Leicester volvió del vestuario y confirmó la victoria con otro tanto de Vardy. El inglés, que regresó a los terrenos de juego después de cumplir dos partidos de sanción, envió un lanzamiento desde el punto de penalti al fondo de la red defendida por Joel Robles. Tan solo el hecho de no poder convertir un segundo penalti tras una falta de Darrron Gibson sobre Jeffrey Schlup evitó el hat-trick de Vardy. Su disparo acabó en la grada y dejó a Harry Kane con una ventaja de un gol en la lucha por la Bota de Oro.

En un duelo en el que el rendimiento del Leciester en el césped realmente no importó, el peor momento fue tal vez el de mayor simbolismo. En el 88’, Kevin Mirallas se fue de N’Golo Kanté y logró acortar diferencias. La desesperación en la cara de Kaspar Schmeichel, un hombre a punto de seguir los pasos de su padre, Peter, y levantar el trofeo de la Premier League, fue patente. El portero parecía realmente afectado por una simple pérdida fugaz de concentración. Este perfeccionismo será imprescindible si el equipo quiere continuar este precioso viaje la temporada que viene.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*