El Liverpool maniata al Manchester City en el reencuentro de Klopp con Guardiola

Jürgen Klopp conoce bien al Hoffenheim. Foto: Focus Images Ltd

Tras dos temporadas de duelos apasionantes entre el Borussia Dortmunt de Jürgen Klopp y el Bayern Munich de Pep Guardiola, el primer encuentro entre ambos técnicos en la Premier League prometió más en las horas previas de lo que finalmente terminó ofreciendo en su desarrollo. El choque de estilos entre el entrenador que encarna la obsesión por avasallar al oponente mediante el juego de posición y el dominio del balón y el preparador que prioriza el control de los espacios, la presión intensa en campo contrario y los contragolpes derivó en un partido alejado de los esquemas previos.

Liverpool y Manchester City, equipos con recurrentes problemas defensivos y ataques con un potencial descomunal, minimizaron los riesgos ante la amenaza de alejarse más de lo previsto del Chelsea y generaron muy pocas ocasiones. Klopp ya mandó un mensaje con su alineación al introducir a Emre Can para fortalecer el centro del campo en detrimento de Origi, lo que envió a Lallana a la banda izquierda y devolvió a Roberto Firmino a la punta de ataque. En el Manchester City regresó el Kun Agüero, que no jugaba desde que fuese expulsado ante el Chelsea a principios de mes, y Guardiola matizó la ubicación de los dos centrales. Rompiendo con lo habitual, Stones jugó en el perfil derecho y Otamendi actuó en el lado izquierdo de la zaga. De este modo las conducciones del joven internacional inglés quedaban orientadas hacia la línea de banda para no exponer el esférico a una pérdida peligrosa en el carril central. La otra medida novedosa de Guardiola fue la posición de Silva, que jugó cerca de la banda izquierda.

Liverpool 1 (Wijnaldum 8′)
Manchester City 0

Manchester City vs Liverpool - Football tactics and formations

En líneas generales, la prioridad del Manchester City fue desviar el juego hacia las bandas para alejar el esférico de las zonas donde el Liverpool presiona, roba y corre. Cuando los de Guardiola debían sacar el balón jugado desde atrás, Yaya Touré era el encargado de bajar unos metros para ayudar a los centrales y desahogar la salida, mientras Fernandinho era quien ejercía de mediocentro posicional cuando la posesión era red. Pero todo quedaba orientado a los flancos. El conjunto citizen prácticamente no intentó filtrar pases por el carril central, y sus jugadores de tres cuartos casi nunca buscaron recibir en esa parcela. Silva esperó cerca de la izquierda, para facilitar la línea de pase a Kolarov, y De Bruyne se abrió ligeramente al perfil derecho. Pegado a la línea de cal esperaba su oportunidad Sterling, el mayor foco de peligro potencial en el elenco skyblue. Si los visitantes eran capaces de hacer circular la pelota con fluidez, el ex del Liverpool encontraría situaciones para encarar a Milner y explotar su regate y cambio de ritmo.

Sin embargo, el Liverpool golpeó pronto con sus armas y noqueó al Manchester City. Los de Klopp castigaron una pérdida lejana a su área con una transición rápida marca de la casa. Firmino abrió hacia el lado izquierdo para la carrera de Lallana y el internacional inglés puso un centro medido para la llegada de Wijnaldum, que cabeceó al fondo de la red. El centrocampista neerlandés ganó el salto a un pasivo Kolarov y adelantó a los locales, que muy pronto pasaron a controlar el ritmo de la contienda. Llevaron la pelota al terreno rival y presionaron arriba hasta el punto de ahogar al Manchester City en su propio campo. El Liverpool robó varias pelotas comprometidas -la más peligrosa, una pérdida de Yaya Touré en el círculo central que no se convirtió en un contragolpe letal porque el pase posterior llegó un segundo tarde- y obligó a los citizens a mandar varios balonazos largos a Agüero, campo donde Lovren y Klavan se sintieron particularmente cómodos. En todo el primer tiempo, el Manchester City apenas se acercó con peligro.

Manchester City vs Liverpool - Football tactics and formations

Guardiola no gastó ninguna sustitución al descanso, pero intercambió las posiciones de De Bruyne y Silva en el segundo tiempo. Paulatinamente el Manchester City mejoró y ganó metros en campo rival, pero siguió sin crear ocasiones de gol. Agüero no compareció, atado en corto por los centrales locales, y solo la determinación de Sterling parecía un arma capacitada para desarbolar la zaga del Liverpool. El extremo nacido en Kingston protagonizó uno de los duelos más bonitos del partido contra Milner. No siempre se impuso, pues el ex del Manchester City cuajó una gran actuación, pero le exigió emplearse a fondo en incontables ocasiones.

Manchester City vs Liverpool - Football tactics and formations

La mejoría del City fue ligada al bajón en las prestaciones de Henderson, que se marchó lesionado pasada la hora de encuentro. Con el mediocentro y capitán red tocado, Silva encontró espacios entre líneas para conectar con De Bruyne y Sterling, pero luego el Liverpool se recompuso. Emre Can pasó a jugar como mediocentro, Lallana volvió a actuar como interior derecho y entró Origi para dar aire al equipo en punta. El delantero belga jugó a un gran nivel, pues puso pausa, aguantó la pelota para que el Liverpool saliera de su mitad de campo y provocó varias faltas. Las combinaciones locales fueron particularmente imprecisas en la segunda parte, pero a pesar de ello no concedió contragolpes ni cometió errores graves como en encuentros anteriores.

El City controló la pelota en el segundo tiempo, pero prácticamente no agredió a su adversario. Sus ataques resultaron inofensivos y el Liverpool se sentía cómodo con desviar el juego hacia los flancos, pues el City no disponía de ningún futbolista capaz de imponerse en el juego aéreo o sorprender en este tipo de acciones llegando desde la segunda línea. El primer cambio de Guardiola llegó en el minuto 86, cuando entró Navas. Poco después fue el turno de Iheanacho, a la par que Klopp reforzó la medular con la introducción de Lucas Leiva.

Manchester City vs Liverpool - Football tactics and formations

La apuesta por retrasar a Silva y De Bruyne -y la entrada de Iheanacho para cargar el área- apenas surtió efecto, pues el Liverpool gestionó la pelota con acierto en el tiempo de descuento para cerrar una de sus actuaciones más serias de la temporada. No brilló el juego de heavy metal de Klopp como en jornadas anteriores, pero nunca estuvo cerca de la derrota y logró controlar todo lo que sucedió sobre el terreno de juego. El balance de los reds contra los gigantes de la Premier en la primera vuelta es muy positivo, pues en la primera vuelta han ganado en el Emirates, Stamford Bridge y Goodison Park, han empatado en White Hart Lane y han sumado cuatro puntos de seis posibles frente a los dos equipos de Manchester en Anfield. El Manchester City queda a cuatro puntos del Liverpool, que se erige como principal aspirante a destronar al Chelsea. Los de Conte terminan la primera vuelta a seis unidades del segundo clasificado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Si se dan combinaciones de resultados el City empezara el 2017 fuera de Champions, en teoria el City deberia terminar la temporada en puestos champions, la liga considero que ya la perdieron, estan a 10 puntos que son 4 juegos, todo puede pasar, desde que el Chelsea se desplome y el City tenga una reaccion epica y queden campeones o bien que Guardiola siga con su discurso que lo importante es implantar la idea del juego mas alla de los resultados y seguir cayendo en la tabla hasta quedar fuera de Champions/Europa.

Qué decepción Guardiola, su equipo perdió el partido del min 8 del PT y recién en el min 87 hace el primer cambio. El partido pedía a gritos el ingreso de Navas por Yaya Toure. Milner juega a pierna cambiada y Navas siempre encara hacia afuera, me parece que Pep está perdiendo el norte y no tiene mayor excusa, ya que Conte tiene a su equipo en liderato con bastante ventaja sobre el resto.

Me parece que desde que dejó de jugar con el tridente de buen pie y movilidad ha perdido el control de los partidos: Fernandinho de pivote y Silva con de Bruyne de interiores, sumado a Navas y Sterling de extremos…

Cada partido que le veo al City me da más pena que un equipo de esta envergadura tenga que jugar con esa defensa, y también mediocentros!
La idea de Pep es buena (ahi su historial), y queda claro que su capacidad e inteligencia táctica no han menguado…pero cual es el problema entonces?! Es Otamendi un central de su estilo? Vale Stones todo lo que se ha invertido en él? Zabaleta puede jugar en este equipo? Kolarov debe jugar (a Pep le gusta su inteligencia táctica, pero qué anárquico me parece a mi)? Y Fernandinho…un jugador de box to box, encasillado como medio centro defensivo en un equipo de Pep (por favor, solo cumple el requisito de la colocación…y a veces ni eso!) Y Yaya, pese a su evidente mejoría física, ya no es el jugador que era…Al ManCity le hará mucho daño esta baja de Gundogan (pese a su lenta aclimatación…)
Así, complicado que el tremendo potencial ofensivo del equipo pueda generar más que lo que pierde el equipo atrás…demasiado descompensado!
Esperemos que sepan fichar en el próximo mercado estival para que Pep pueda de verdad crear. Me muero de ganas.

El Manchester City juega realmente mal al fútbol. No ataca de manera fluida: no vemos una cadena de pases que ponga a Aguero o De Bruyne en ventaja. No transmite ninguna solidez defensiva. No parece especialmente preparado a balón parado.

El año pasado, con una plantilla manifiestamente inferior (este verano el City se ha gastado 200 millones de euros en fichajes, sin contar la llegada de Guardiola) el equipo en liga iba en derroteros similares pero llegó a semifinales de Copa de Europa. Veremos cómo termina esto

Deja un comentario

*