Mané se aprovecha del cortocircuito spur para invertir la dinámica negativa del Liverpool

Sadio Mane of Liverpool celebrates with Roberto Firmino of Liverpool after scoring the first goal of the game to make the score 1-0 during the International Champions Cup match at Wembley Arena, London
Picture by Ryan Dinham/Focus Images Ltd +44 7900 436859
06/08/2016

El Liverpool cortó la pésima racha con la que ha arrancado el 2017 con una victoria de prestigio frente al Tottenham en el mejor momento posible. Justo en la semana en la que sus rivales en la lucha por los puestos europeos vuelven a distraerse con los duelos continentales intersemanales, el Liverpool ganó el primer encuentro liguero en Premier en lo que va de año para volver a apretar la disputa por la segunda posición. Desde el 1 de enero el Liverpool no había hecho nada más que encadenar malos resultados, con una mísera victoria en el replay en el estadio del Plymouth y una retahíla decepcionante de empates y derrotas. Un triunfo en los últimos diez partidos era caldo de cultivo de una crisis incipiente que se llevó por delante las aspiraciones coperas y podía poner en peligro los objetivos ligueros. Sin embargo, Anfield volvió a ser un fortín contra un Tottenham que este curso sufre para vencer lejos de White Hart Lane: en los duelos directos del TOP6, los spurs solo han puntuado en los estadios de Manchester City y Arsenal. Esta vez, gran parte de la responsabilidad corrió a cargo de Sadio Mané.

En su segunda titularidad tras su concurso en la Copa África, el extremo senegalés marcó el ritmo del partido. Castigó a un Tottenham obligado a jugar sin su esquema favorito en los últimos tiempos, pues las bajas en la línea defensiva y las dudas que transmite Wimmer propiciaron que Pochettino apostara por un 4-2-3-1 más clásico. Al contar con menos efectivos en la primera línea, el Tottenham sufrió para mantener a raya la intensa presión local. Con el incansable aliento de los jugadores del Liverpool pegado al cogote de los spurs, el Tottenham no pudo enlazar con regularidad largas cadenas de pases para ordenarse e instalarse en campo rival. Los ataques visitantes únicamente prosperaron cuando se juntaron Eriksen, Dele Alli y Walker por la banda derecha, buscando la espalda de Wijnaldum, pero la verticalidad de las posesiones londinenses se volvió en su contra. El balón llegaba a la mitad de campo red con relativa velocidad y regresaba a la mitad spur a toda pastilla, con Mané, Firmino, Wijnaldum y Lallana corriendo a su antojo. En plena carrera de galgos Mané se sintió en su salsa y pronto transformó lo que parecía una amenaza latente en golpes certeros. El africano anotó el 1-0 tras trazar un desmarque fantástico -que vio a la perfección Wijnaldum- tras un primer movimiento de distracción de Firmino que arrastró a los centrales y repitió un par de minutos después, cuando el Tottenham seguía grogui tras el primer golpe. Sadio Mané no solo marcó el 2-0, sino que originó la jugada del gol con un robo sobre Dier fruto de la presión que caracteriza al Liverpool desde que Klopp dirige a los reds.

Liverpool 2 (Mané 16′, 18′)
Tottenham 0

Liverpool vs Tottenham - Football tactics and formations

Incapaz de frenar a un Liverpool desatado en sus momentos de plenitud, impulsado por el rugido de Anfield y un estado de confianza máximo, el Tottenham estuvo cerca de encajar el tercer tanto de Mané en otra transición. Lloris evitó en dos ocasiones que el senegalés sentenciara el encuentro y poco después empezó a reaccionar gracias a un cambio de esquema de Pochettino. Sobre la marcha el técnico argentino buscó dar un volantazo poblando aún más la medular. Eriksen centró su posición para ayudar a Dembélé y Wanyama, mientras Son pasó a jugar como segundo punta cerca de Harry Kane. Este movimiento táctico, sobre el minuto 25, vino acompañado de un aviso de Son, que obligó a Mignolet a lucirse para impedir el 2-1 que hubiese metido al Tottenham de nuevo en el partido. No marcó, pero al menos el cuadro capitalino mejoró su imagen antes del descanso, pues se instaló en campo rival durante fases más largas y generó alguna ocasión de gol relativamente peligrosa.

Liverpool vs Tottenham - Football tactics and formations

El Liverpool se encargó de ahogar el conato de reacción spur en el arranque del segundo tiempo, renovando la presión asfixiante en campo rival. Los de Klopp no se dejaron sorprender por el cambio de esquema, ajustaron las marcas al descanso e incomodaron al Tottenham, que de nuevo sufrió enormes dificultades para hilvanar jugadas largas en campo contrario. No provocaron un naufragio como el del arranque, pero fue suficiente para sofocar cualquier amenaza de sublevación en los londinenses y gestionar el marcador con comodidad. Destacó la labor de Matip atando en corto a Harry Kane, pues el camerunés se anticipó al delantero inglés en reiteradas ocasiones y no le permitió maniobrar con facilidad por mucho que se moviese el canterano spur. A pesar de no disponer de la posesión del esférico el Liverpool controló por completo la segunda parte decidiendo dónde y cómo quería que jugara el Tottenham. Pochettino dio entrada nuevos futbolistas, frescos, pero ni el poderío físico de Sissoko ni la calidad técnica de Winks acercaron al Tottenham a la portería de Mignolet, que vivió un tramo final de partido bastante plácido. Los spurs encadenan tres encuentros sin marcar mediante jugadas elaboradas, pues su único tanto anotado en las últimas dos semanas llegó desde el punto de penalti. A favor, un calendario propicio: en cuanto a los potenciales duelos directos, al Tottenham solo le falta recibir a Arsenal y Manchester United.

Liverpool manager Jurgen Klopp celebrates victory infront of the Liverpool fans at the end of the Premier League match at the Riverside Stadium, Middlesbrough Picture by Christopher Booth/Focus Images Ltd 07711958291 14/12/2016
Jürgen Klopp vuelve a sonreír tras la primera victoria del Liverpool en Premier en 2017. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Algo decepcionante el encuentro para mi gusto. La primera parte estuvo entretenida, empezó con mucho ritmo y muchas llegadas, luego llegaron los dos goles del Liverpool y dominaron el encuentro hasta el descanso.

En la segunda mitad el Liverpool jugó a que no pasara nada, y así fue pues los Spurs no hicieron nada por intentar remontar y puntuar en Anfield Road.

Sobre todo algo decepcionante la segunda mitad del Tottenham, incapaz de reaccionar a pesar del 2-0. Aunque a mí me gustó el efecto del cambio de esquema de Pochettino en el tramo 30-45′, luego el Liverpool supo maniatar bien a los spurs.

Deja un comentario

*