El Liverpool castiga la candidez gunner

Liverpool manager Jurgen Klopp celebrates victory infront of the Liverpool fans at the end of the Premier League match at the Riverside Stadium, Middlesbrough
Picture by Christopher Booth/Focus Images Ltd 07711958291
14/12/2016

El Liverpool volvió a mostrar su mejor versión ante un rival de entidad en su victoria frente al Arsenal en Anfield, en un partido marcado por la suplencia -por decisión técnica- de Alexis Sánchez. Menos de una semana después de firmar una actuación discretísima en el estadio del Leicester, los reds se impusieron a los gunners con un despliegue redondo desde el primer minuto: llevaron la iniciativa ante un Arsenal conservador que esperó replegado atrás pero que se resquebrajó más pronto de lo previsto. Así pues, el escenario favoreció al Liverpool, que se adelantó a los diez minutos y ofreció un contexto propicio para que brillaran Coutinho, Mané, Lallana y Firmino. Tras el triunfo de este sábado contra el Arsenal, el Liverpool mantiene un registro inmaculado en los duelos directos contra los punteros de la Premier. A falta de solo visitar el Etihad dentro de dos semanas, los de Klopp aún no han perdido contra los demás clubes del TOP6. Sus problemas se encuentran en los partidos que miden la regularidad de un equipo en la carrera de larga distancia.

Liverpool 3 (Firmino 9′, Mané 40′, Wijnaldum 90′)
Arsenal 1 (Welbeck 57′)

duelosdirectoslivars
Infografía: David Fernández.

La superioridad del Liverpool se plasmó desde el arranque del partido, con una versión más paciente de la habitual en el cuadro dirigido por Jürgen Klopp. Los locales manejaron la pelota con relativo sosiego y pudieron instalarse con facilidad en la mitad de campo gunner. Bajó Can para recibir cerca de los centrales, los laterales ofrecieron apoyos exteriores a distintas alturas y los centrocampistas esperaron al momento oportuno para verticalizar sus movimientos. Arsène Wenger apostó por una línea de cinco centrocampistas para proteger a los defensores, pero su plan quedó obsoleto demasiado pronto. En primera instancia, al recular tanto, el Arsenal permitió al Liverpool ganar metros con comodidad, por lo que conectó con asiduidad con Coutinho. Tampoco le ayudó que el 1-0 llegara en una acción de juego directo pésimamente defendida que obligó a modificar el planteamiento inicial a los 10 minutos. Coutinho bajó un balón largo de Mignolet, abrió el juego para que Mané centrara desde la derecha y Firmino apareció en el segundo palo para rematar el envío del senegalés después de que el propio Coutinho dejara pasar la pelota para despistar a la defensa. La acción fue simple: cuando Mané centró los dos centrales del Arsenal ya habían quedado eliminados de la jugada.

Liverpool vs Arsenal - Football tactics and formations

No reaccionó el Arsenal con el marcador a favor, a merced de un Liverpool mucho más metido en la contienda. Los de Klopp rellenaron la mitad de campo rival con muchos efectivos, lo que les permitió recuperar el esférico arriba. Siempre con un jugador local que llegaba a los balones divididos de cara, el Liverpool ganó la mayoría de disputas a lo largo del primer tiempo. Sufrió muchísimo Coquelin, que siempre que recibía se encontraba con algún rival cerca que le arrebataba el esférico en zonas muy peligrosas. Los londinenses únicamente trazaron una vía de escape en la banda derecha, donde se juntaron Bellerín, Oxlade-Chamberlain e Iwobi para combinar e intentar poner algún centro al área para que rematase Giroud. Sin embargo, la producción ofensiva visitante fue casi inexistente. Pocos minutos antes del descanso Mané anotó el 2-0, un resultado coherente con lo visto sobre el césped.

Sadio Mane of Liverpool celebrates with Roberto Firmino of Liverpool after scoring the first goal of the game to make the score 1-0 during the International Champions Cup match at Wembley Arena, London Picture by Ryan Dinham/Focus Images Ltd +44 7900 436859 06/08/2016
Sadio Mane asistió a Firmino en el 1-0 y Firmino asistió a Mané en el 2-0. Foto: Focus Images Ltd.

Tras el descanso entró Alexis Sánchez y el juego visitante mejoró. El chileno se ubicó en el flanco izquierdo y Welbeck pasó a acompañar a Giroud en punta. Muy pronto el francés puso a prueba a Mignolet con un cabezazo que el portero belga sacó con la ayuda de la madera y a los once minutos Welbeck recortó la diferencia tras una asistencia de Alexis. El Arsenal logró invertir la dinámica del partido, instalarse en campo contrario y limitar las salidas del Liverpool al contragolpe. Demasiado vertical cada vez que recuperaba el esférico en busca de una contra que liquidara la contienda, el equipo de Klopp no supo romper el ritmo del partido con alguna posesión larga que obligara al Arsenal a replegarse de nuevo cerca del arco de Cech.

“Pensamos que queríamos atacar de manera más directa, así que jugamos con dos delanteros que son poderosos en el juego aéreo. Después queríamos introducir a Alexis en la segunda parte. Por supuesto creo que en la segunda mitad fue más fácil para los delanteros y pudimos ver una actuación distinta de Giroud y Welbeck porque dominamos mucho más el centro del campo”, Arsène Wenger tras el partido.

Liverpool vs Arsenal - Football tactics and formations

Sin embargo, el dominio del Arsenal no duró 45 minutos. Los dos últimos cambios de Arsène Wenger no funcionaron y sin Giroud ni Welbeck los gunners perdieron presencia en el área rival, pues en un contexto así Lucas Pérez luce mucho más cuando cuenta con una referencia que fija a los centrales y le abre espacios. Tampoco lo compensó el Arsenal con una mayor fluidez en la circulación del balón que favoreciera la generación de ocasiones de gol.

Liverpool vs Arsenal - Football tactics and formations

Sin continuidad en el juego ni oportunidades en la recta final del encuentro, el Liverpool dejó de sufrir. Amenazó a Cech con una falta lateral que Matip cabeceó al poste y remató el choque con un contragolpe letal gestado con un fantástico pase al espacio de Lallana y culminado con una aparición de Wijnaldum para rematar un centro de Origi. Con esta victoria el Liverpool adelanta momentáneamente al Arsenal, que duerme fuera de las posiciones de Champions pero ha disputado un partido menos.

Alexis Sanchez of Arsenal during the Premier League match between West Ham United and Arsenal at the London Stadium, Stratford Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624 03/12/2016
Alexis Sanchez empezó el partido en el banquillo. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

A mi también me gustó mucho el partido que hizo el Liverpool. Estuvo muy correcto, y eso con la dinámica tan negativa que tenían en 2017 no es poca cosa.

El Arsenal la primera parte la tiró. Me pareció muy pobre tanto en juego como en actitud. Luego entró Alexis y se vio mucha mejoría, de hecho, hasta se niveló la balanza en el juego. Creo que primaron demasiado el partido de Champions, y más cuando para pasar tienen que realizar una heroicidad prácticamente imposible.

Cada vez que veo al Arsenal, siempre pienso que es una pena que Granit Xhaka tenga esa cabecita porque es un mediocentro con una clase descomunal. Por talento, podría jugar en cualquier club del mundo.

De momento los dos mejores partidos del Liverpool en 2017 han sido en casa contra Tottenham y Arsenal. Veremos si vuelven a recuperar el buen tono lejos de Anfield, que es algo muy importante para volver a ser un equipo regular. Que es lo que le viene faltando últimamente.

No sabría decir si este Liverpool destaca por lo físico o por lo técnico. No entiendo su irregularidad, en cada partido veo que lo dan todo, pero a veces las cosas no le salen… demasiadas veces. ¿Podrá seguir puliéndolo el señor Klopp? El tiempo lo dirá.

Yo creo que es una mezcla de todo. No es un tema puramente físico o técnico, o de esforzarse más o menos, sino que creo que hay un tipo de rivales ante los que puede mostrar su fútbol. Si le cedes por completo la iniciativa y defiendes bien (no lo hizo el Arsenal) creo que puedes hacer sufrir al Liverpool y desesperarle. Y aún deben ajustar un poco algunas sociedades para que el equipo ataque con mayor fluidez cuando hay menos espacio. Porque cuando los buenos se asocian son un escándalo.

Deja un comentario

*