La diferencia está en las áreas

Liverpool Skrtel Focus

No era fácil para el Liverpool y tampoco para el Arsenal. Los primeros llevan unos meses que de tanto buscarse a sí mismos se están perdiendo encontrándose, con constantes cambios de alineación, numerosas modificaciones tácticas, una eliminación europea y demasiados partidos en los que no logran ganar. Los segundos tenían en la cabeza el fantasma de la temporada pasada (5-1), cuando también en Anfield sucumbieron ante el mejor Liverpool que se vio en meses, el del galope a lomos de Luis Suárez, Sturridge y Sterling y que les pasó por encima en una primera parte de ensueño, pletórica. De aquel día queda no mucho más que el recuerdo, aunque los de Brendan Rodgers volvieron a salir con la intención de repetir la actuación. La nueva formación que se ha sacado de la manga el técnico norirlandés consta de tres centrales y dos carrileros (que son dos centrocampistas), con dos mediapuntas por detrás de un único delantero, que debido a la situación actual del club tiene que ser Sterling. La única novedad era la presencia de Sakho en lugar de Lovren. Con este esquema perdieron en Old Trafford pero generaron muchísimas ocasiones de peligro y con este esquema vencieron con comodidad al Bournemouth en el partido copero de entre semana.

Captura de pantalla (626)Tercer partido del Liverpool con el mismo esquema (Foto: sharemytactics)

Wenger: “Lallana y Coutinho fueron los dos que nos causaron problemas”.

Si hay algo que funciona bien en este plan son Coutinho y Lallana. Los dos se esconden detrás de los centrocampistas rivales -el Arsenal salió con Flamini de mediocentro y dos interiores, Oxlade y Cazorla- para recibir el balón, girarse y asustar. Cuando Gerrard iniciaba y no encontraba a ninguno de los dos se optaba por la vía de Markovic, muy activo durante el primer tiempo en su nueva posición: es muy vulnerable en defensa pero se puede utilizar su magnífica diagonal con la pelota controlada. El serbio se iba endiablado hacia una zona del campo en la que el Arsenal defendió con Debuchy como central y Chambers como lateral derecho (al contrario de lo que podría imaginarse), pero le faltó un punto de determinación y acierto en el regate. El Liverpool dejó una primera mitad casi sin errores, no permitió salir a los gunners en ninguna ocasión y llevó toda la iniciativa del partido, de ahí que lo extraño fuese llegar al descanso con 1-1 tras los goles de Coutinho y, acto seguido, Debuchy de cabeza.

Coutinho Liverpool FocusCoutinho fue el más peligroso del Liverpool (Foto: Focus Images Ltd)

El contraste de los dos equipos en las áreas

El Liverpool ha chutado 61 veces en los últimos 3 partidos, 21 de ellas a portería. Sólo ha marcado 2 goles que han significado 2 puntos (empates contra Sunderland y Arsenal). Precisamente, el principal problema en la derrota contra el Manchester United hace sólo una semana fue que las muchas ocasiones que tuvieron se desperdiciaron todas. No fueron letales, en especial Sterling, que está siendo el nueve de forma temporal. Sterling, un jugador que te destroza con espacios, ante el Arsenal se vio obligado a jugar entre los centrales y sin huecos para meterse, pues el Liverpool llevó la iniciativa y encerró a los de Wenger. Es decir: el Liverpool no machacaba arriba (27 disparos en total durante el partido) y, por el contrario, abajo cede demasiado, pues la presencia de Brad Jones es cuanto menos cuestionable a pesar del rendimiento de Mignolet este curso. Todo lo contrario que el Arsenal, que se vio ganando 1-2 a falta de media hora porque Giroud se inventó un gol en tres toques, una pared y un remate dentro del área.

Captura de pantalla (625)Así terminó el Liverpool buscando el empate (Foto: sharemytactics)

Y, por si fuera poco, al contrario que el Liverpool, el Arsenal sí tuvo en su portero un salvador. Szczesny no dio síntomas de debilidad en unos últimos de mucha tensión. Brendan Rodgers se fue descaradamente a por el partido, sacó todo lo que tenía y el encuentro se volcó de forma definitiva gracias a Lallana. El inglés encontró su momento en los últimos minutos del partido y fue gracias a un centro suyo el origen del empate definitivo: entró Skrtel sin marca y remató de cabeza, como un nueve, como tanto había echado de menos el Liverpool, para asegurar un punto, que es menos de lo que merecieron pero más de lo que se imaginaban llevarse en el tiempo de descuento.

Giroud Arsenal FocusGiroud fue decisivo en el Arsenal (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Giroud está muy infravalorado, es una pieza clave y se hechó de menos. Cazorla otra asistencia y la (poca) capacidad defensiva que ganó en la banda le viene de perlas en el centro del campo. No se nota la falta de Özil. Alexis se achica en los partidos grandes, yaa van varios desaparecido (United, Liverpool, Chelsea) en los que solo aporta trabajo (que es mucho, ojo). Por cierto, Mertesacker en el gol de Skrtel se abaja, y ya van varios centros así, parece que le tiene miedo a la pelota.

Sin embargo, Lueiro, Alexis embocó un golazo frente al City, y cuajó tremendos partidos frente a Chelsea y Man-U.

Es evidente el cansancio mental del chileno, el cual no le está permitiendo tomar decisiones frescas dentro del juego, y que lo puede volver un estorbo en el campo, si acaso se mantiene esta tónica.

Por otro lado, creo que de este partido no se puede sacar nada en limpio; por cuanto ambos equipos mostraron -otra vez- formaciones de transición, dado el hecho de que ninguno de los dos ha sido capaz de encontrar su punto. Liverpool, por la pérdida del especialista referencia, y Arsenal por las lesiones.

Liverpool estuvo volcado en ataque durante el primer tiempo, y sin embargo se fueron con un empate al descanso. Arsenal dominó de mejor forma el control del balón y las diagonales de Moutinho y Lallana, pero sin embargo perdieron de forma totalmente indisciplinada a Borini -pésimo jugador-.

Y aún así, empataron.

Hola Álvaro!

Buen análisis, me gustaría preguntarte de dónde sacas esa estadística de que el Liverpool ha tirado más de 60 veces en los últimos 3 partidos. Gracias!

El partido del Arsenal me pareció terrible. El premio obtenido ya me parece exagerado para los méritos mostrados. La circulación de balón no existió, el equipo fue incapaz de sacar el balón jugado y apostó toda su suerte a la salida de balón en largo con un Giroud y un Wellbeck que no demostraron que este sistema fuera viable en ningún momento. De hecho, el francés está muy lejos de su mejor imagen mostrada hasta el momento con el equipo.

Entiendo perfectamente que debe ser muy difícil construir un proyecto de equipo y de juego, con la falta absoluta de continuidad de sus jugadores (por el tema de las lesiones), pero este Arsenal está muy muy lejos de aquella imagen de equipo que daba buen trato al balón y que construía su juego por medio de la circulación. Durante la etapa post-invencibles de Wenger, el equipo siempre tuvo problemas por su fragilidad defensiva, especialmente en las transiciones defensivas, pero al menos siempre consiguió dominar el balón y obligar al rival a acularse en su área. De esa etapa ya no queda nada, el equipo ahora no consigue siquiera lo anterior.

Me preocupa mucho esta situación a la par que mi Wengerismo se resquebraja por mucho que hasta el momento haya sido de lo más ortodoxo en mi fe con el alsaciano.

Deja un comentario

*