El mejor Liverpool

Liverpool Luis Suárez Focus

Cuando Sterling irrumpió en el Liverpool en septiembre de la temporada pasada -su debut fue unos meses antes- destacó por su facilidad de desborde y su atrevimiento en el regate. El efecto duró hasta Navidad, más o menos, y no ha sido hasta hace un par de semanas, con los 19 años recién cumplidos, cuando hemos vuelto a ver al Sterling que enamoró en sus primeros días. En White Hart Lane jugó tan bien que al descanso, con 0-2 y una sensación de pobreza absoluta, Naughton se quedó en los vestuarios, mareado y asfixiado por no haber podido contener al pequeñito y veloz extremo inglés. El repaso fue absoluto, con un carril entero dominado por la rapidez al espacio de Sterling. Sin embargo, la actuación de Sterling fue sólo una pequeña parte del mejor partido que ha jugado el Liverpool de Rodgers nunca jamás, tal y como reconoció él mismo en el túnel de vestuarios con el 0-5 a su favor.

En el centro del campo, el Liverpool suplió la baja de Gerrard introduciendo a Lucas por detrás de la pareja formada por Henderson y Allen. La consagración de Henderson como un centrocampista total, perfecto para correr al ataque, llegar al área y apoyar al delantero es definitiva. Cuando ese delantero es Luis Suárez, claro, las cosas no suelen salir mal. Dos asistencias y dos goles del uruguayo: 17 tantos en 11 partidos. Además, tanto Flanagan, que hizo un gol fantástico, como Allen y Lucas, que cerraron un partido impecable, aumentaron la sensación de superioridad durante todo el partido. Pero Hendo tuvo una importancia capital en casi todos los goles y su insistencia en la presión y las buenas galopadas a la espalda de la defensa fueron decisivas: es Henderson quien corre al espacio y asiste en el primero, es Henderson quien llega al área en el segundo y remata de volea y es Henderson quien rompe la defensa y de tacón se la cede a Suárez en el tercero.

Liverpool Luis Suárez FocusNueva exhibición de Luis Suárez (Foto: Focus Images Ltd)

El Tottenham de Villas-Boas fue un drama en defensa. Capoue y Dawson tuvieron que ejercer como un matrimonio en el centro de la zaga y todavía no se han ni dado el número de móvil. Una y otra vez quedaron en evidencia saliendo mal en las anticipaciones, cayendo ante las filigranas de Suárez y sufriendo por la banda de Naughton. La lesión de Sandro -entró Holtby por él en el primer tiempo- y las pérdidas de Dembélé tampoco ayudaron. A falta de media hora, con 0-2 en el marcador, Paulinho vio la roja por una patada a Luis Suárez. Se acabó lo que se daba. Arriba recuperó la titularidad Soldado tras su hattrick ante el Anzhi, pero el Tottenham terminó el partido sin ningún disparo a puerta y la continuidad de Villas-Boas al mando del proyecto está muy en duda.

Las ausencias de Gerrard y Sturridge encendieron la alerta en Anfield, pero los partidos navideños (recibir al Cardiff antes de viajar al Etihad y a Stamford Bridge) se miran de otra forma con un triunfo contra el Tottenham de forma tan incontestable y con la seguridad de que, si algo se tuerce en alguno de los encuentros, juega Luis Suárez.

Related posts

Deja un comentario

*