El círculo se cierra

Gerrard Liverpool Focus

El final estaba cerca, pero Gerrard decidió adelantarlo. En toda su carrera ha recibido cuatro rojas directas en la Premier League. Dos han sido contra el Everton; las otras dos, contra el Manchester United. El mejor capitán del Liverpool es de Liverpool y así y no de otra manera se explica la historia: no hay dos mejores partidos en toda la temporada para un futbolista red. Cualquier entrenador inglés sabe que no hay alineación más fiable que una formada por once Gerrards en un día de derby. Este domingo, en cambio, entró desde el banquillo con la responsabilidad de liderar una remontada, quizás la última de su vida en el club, para alcanzar el objetivo por el que se quedó un año más en Anfield: llegar a los puestos de la Champions League. Rodgers lo sacó al descanso, el resultado era de 0-1 y una derrota alejaba demasiado a los reds de la cuarta plaza. Era un partido “make or break“, como el famoso del Chelsea de hace un año, y el guionista de su vida deportiva por lo visto ha decidido agrupar los capítulos negativos al final.

Duró cuarenta segundos en el campo y un pisotón a Ander Herrera le valió la roja directa. Era el minuto 45’40” y en el descanso había reemplazado a Adam Lallana.

Steven Gerrard: “La expulsión fue correcta. Defraudé a mis compañeros, al entrenador y a los aficionados. Asumo mi responsabilidad”.

Liverpool Gerrard FocusRoja a los 40″ de entrar al campo (Foto: Focus Images Ltd)

El Liverpool se había pasado todo el primer tiempo viéndolas venir. “Quizás [Gerrard] estaba frustrado porque no habíamos hecho ni una entrada”, dijo Brendan Rodgers en rueda de prensa. El Manchester United decidió cerrar el círculo (1-2) que abrió a mediados de diciembre, cuando se convirtió en el último equipo en ganar a los reds: desde aquel 3-0 en Old Trafford, el Liverpool no había vuelto a perder en la Premier League. No sólo por el resultado de aquel día, sino porque supuso un punto y aparte en la temporada de los de Rodgers: esa tarde también se inauguró una nueva alineación, un 3-4-2-1 con el que se han ido consiguiendo los mejores resultados (fue, en cualquier caso, imperfecto, ya que muchas piezas se fueron recolocando con el paso del tiempo y la alineación titular de marzo es muy distinta a la alineación titular de diciembre) y, victoria tras victoria (los últimos 10 goles recibidos por el Liverpool han sido en Anfield), había acercado al equipo hasta los puestos punteros de la tabla.

Artículo relacionado: Los tres errores del Liverpool en Old Trafford

La mejor primera parte del Manchester United de todo el curso había sido la semana pasada contra el Tottenham, pero en Anfield quisieron igualarla y, luego, superarla. “Los mejores cuarenta y cinco minutos”, afirmó Van Gaal. Para ello, el técnico holandés no cambió ni una sola ficha y hasta dejó a Falcao y Di María en el banquillo para que hubiese continuidad en la alineación: Ander y Fellaini a los lados de Carrick, con Blind de lateral izquierdo, y Young y Mata, a la izquierda y derecha de Rooney. Mata, que ahora juega de “falso volante derecho”, en palabras de su entrenador, marcó el primero antes del descanso y el segundo, después, ya sin Gerrard, de tijera. En uno le asistió Ander, rompiendo líneas y encontrando hueco a la espalda de Alberto Moreno, ese punto negro; en el otro, Di María. Tras mucho tiempo sin jugar, casi sin entrar en los planes, Mata ha mejorado al Manchester United en compañía de Ander.

Van Gaal: “Hemos ganado al Liverpool con sus propias armas: presionar el balón en el primer tiempo”.

Mata Manchester United FocusDos goles de Juan Mata (Foto: Focus Images Ltd)

Juan Mata: “Han sido goles muy importantes. En el último mes no me salieron las cosas y es el entrenador el que decide quién juega”.

El segundo tiempo entró en estado de locura y, como quien prende una cerilla en una gasolinera, Rodgers metió a Balotelli para ver qué pasaba: amarilla al minuto de entrar y dos aficionados lo sujetaron poco después en la línea de banda cuando se iba a encarar con Smalling. Sturridge hizo el gol que daba ilusiones, pero el marcador ya no se movió. El triunfo del Manchester United los deja a sólo 2 puntos del City (a falta de un enfrentamiento directo), con el que pelearán por la segunda posición, al mismo tiempo que amplían el hueco con el quinto clasificado, el Liverpool, que se queda a 5. En el Liverpool se cierra el círculo que se abrió hace meses en Old Trafford, y también probablemente el de la mejor historia de amor, la de Steven Gerrard, con una acción que de tan pasional se pasó de irresponsable.

holaAsí empezó y así acabó el partido en Anfield (Foto: Sharemytactics)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

No me fijé que Rooney había bajado tantísimo desde que entró Falcao. ¿Por qué no juega simplemente de mediapunta y Fellaini al banquillo? Respecto a Gerrard, muy cierto lo que dice Alvaro, el partido anterior que era “make or break” o “must win” fue el que se resbaló contra el Chelsea.

Porque Fellaini está bastante mejor que Falcao a día de hoy (hoy y durante los últimos dos meses y medio).

Porque Fellaini les da el recurso, muy necesario en Premier, de balon largo a 3/4 de cancha, y buscar jugada a partir de ahi.

Creo que no hace falta dedicarle tanto tiempo a Gerrard, se ve que no ha dado la talla para ser uno de los grandes jugadores ingleses de los últimos tiempos. El año pasado su resbalón y este año su pisotón.
El Manchester está dando con el sistema, esperemos que no tenga prisas LvG por meter a Di María y mucho menos a Falcao, que no está a nivel Premier.

Deja un comentario

*