Lo normal

Boyd Burnley FOcus

Lo normal sería que el Burnley descendiese. Lo normal, en realidad, hubiera sido que no hubiesen ascendido. El Burnley es tan normal, tan del día a día, de salir a hacer la compra con deportivas, que cualquier cosa destacada que hace resulta relevante, como si de ellos sólo se esperase mediocridad: en ser malos son los mejores. A ver cómo se explica si no que hayan puntuado en el Etihad, en Stamford Bridge y que le hayan ganado en Turf Moor al Manchester City (1-0), por citar tres de sus mayores logros en esta temporada, y que estén en descenso. Los ‘Clarets’ están poniendo mucho de su parte para mantener la categoría: están a 1 punto del Sunderland, que marca la salvación, y eso es porque todos los partidos no se juegan a las 15h. Si jugasen a esa hora, al mismo tiempo que los demás, perderían muchos choques que ni tendríamos en cuenta, pero han decidido sumar los puntos más importantes en los partidos que ve la gente, los televisados, para hacer de su historia la nuestra, para salvarse a la vista de todos. Lo que está haciendo el Burnley es de una crueldad con su hinchada que no conoce límites, porque en el último cuarto de la temporada, cuando lo normal era pensar que no, aún existe la posibilidad real de que se salven.

De una crueldad, sin embargo, maravillosa.

Muy poco es suficiente, 28 de diciembre: “Sean Dyche, el entrenador de los Clarets, sabe que no son muchos los futbolistas en los que puede confiar plenamente. No están muy acostumbrados a sumar demasiados puntos en liga y tampoco resulta difícil adivinar cuál es su alineación cada fin de semana: siempre juegan los mismos, con ligeras modificaciones. A veces, un lesionado. Otras, una sanción. De vez en cuando, alguna sustitución. Pero poco más”.

Por si acaso no había quedado claro viendo el partido, Pellegrini recordó que “el dinero no lo es todo en el fútbol” cuando le preguntaron por la diferencia de nivel entre los dos equipos. Minutos más tarde, Dyche compareció ante los medios de comunicación, que por poco hace salir a todos porque entre él y su carisma no cabían todos, y dijo que “a veces hay que cambiar algo en el equipo para que todo funcione”, en referencia a la decisión de situar a Ashley Barnes, delantero centro, en la banda izquierda, y sorprendentemente no como mención a la constante y plana propuesta del Manchester City cuando está carente de creatividad, que casi de forma definitiva se despide de las opciones de repetir título en la Premier League y que ve que el Arsenal, por ejemplo, ya está a un único punto de la segunda posición de la tabla. Dos de los titulares en la ida contra el Barcelona, Milner (“un golpe en la rodilla”) y Fernando, ni siquiera se sentaron en el banquillo, mientras que Silva, Yaya Touré y Dzeko fueron sustituidos en la segunda mitad. El gol de la victoria de los locales lo marcó George Boyd, el fichaje más caro de la historia del club (3 millones de libras) y cuyos anteriores equipos habían sido Hull City, Peterborough y Stevenage. El Burnley es un equipo de Championship que disfruta de una aventura en la Premier League y lo normal hubiese sido que Boyd le marcase al Millwall o al Bolton, no al Manchester City, pero qué necesarias son historias como éstas.

Ings y el Burnley‘, 13 de diciembre: “Burnley es una ciudad por la que no pasas y a la que no vas. Está ahí en medio de la nada, sin molestar: demasiado cerca de Manchester para al menos poder situarla en un mapa pero demasiado lejos de cualquier punto de interés turístico. Uno sabe de su existencia porque de vez en cuando su equipo de fútbol suma 3 puntos y ahora les ha dado por hacerlo en la Premier League”.

Burnley Dyche FOcusSean Dyche, entrenador del Burnley (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Hola, les dejo mi opinión acerca de este partido. Como Chileno me quedo bien decepcionado de Manuel Pellegrini.

Bien don Manuel Pellegrini, se puede ganar o perder, pero siempre en su estilo.

Hoy perdiendo ante el colista, al City le quedaban aún los 3 cambios correspondiente por reglamento y sabiendo que con el resultado parcial (0-1), el Chelsea se podría distanciar a 11 puntos que ya parecen imposibles de remontar.

1. Cambio: Bony por Dzeco, Min 63. Puesto por puesto, pero al ser el primer cambio, no es tan dramático, ya que Bony es mucho mejor que Dzeco, y aun qudan 2 cambios más para intentar algo más riesgoso.

2. Cambio, Min 74, Jovetíc por Silva. Personalmente no sé qué buscaba con este cambio. Silva es por lejos, junto al Kun, los únicos jugadores que han respondido bien en esta temporada, y son de esos futbolista que en cualquier minuto desequilibran individualmente, no lo puedes quitar del partido.

3. Quedando 9 minutos para el final hace el cambio más ilógico posible, mete a Lampard y saca a Touré. Meter a Lampard no es un despropósito, lo que no se entiende es como saca al africano, y no a un jugador de la línea defensiva, tomando en consideración el poco tiempo que quedaba en el partido, que se iba la liga (el único torneo que les queda por competir), que se perdía con el colista, que el equipo visitante solo tenía un delnatero, en fin, muchas razones para arriesgar, pero Don Pelle mantuvo hasta el final la famosa línea de cuatro defensas, como ese principio no se tranzará por nada del mundo. Por último, hubiese sacado a Fernandino (Volante de contención puro), pero no…

Si el equipo no encuentra respuestas en el campo y en la banca no hay determinación para realizar algo distinto (Todos los cambios fueron puesto x puesto) es difícil sacar esto a flote.

Vuela alto Pelle y por favor, no lo postulen a la selección Chilena, prefiero perder arriesgando que ver la parsimonia trasnochada de este gran señor!!

Deja un comentario

*