Lo que costó Bale

2226823648_691db9d2c6_o

El Southampton vendió a Gareth Bale en en el año 2007 sabiendo que se estaba despidiendo de uno de los mejores jugadores que han salido de su cantera en muchísimo tiempo: tenía 17 años, llevaba un año entero jugando como titular y a los 16 ya había debutado con la selección absoluta de Gales, convirtiéndose así en el más joven en vestir la camiseta nacional del país. No lo pudieron retener más tiempo, el boom era imparable. El Tottenham Hotspur lo firmó por 5 millones de libras más otros 5 millones variables en función del éxito de Bale en su nuevo club. Pero, sobre todo, confiados en la revalorización que podría sufrir el galés con el paso de los años, el Southampton se aseguró un 25% de su próxima venta.

En el año 2008, ya sin Bale en la plantilla, el Southampton estuvo a un paso de desaparecer por problemas financieros. Intentaron sacar dinero de cualquier forma y se les ocurrió que Bale sería una buena vía: acordaron que el Tottenham pagase 3 millones de libras al contado, junto a la cesión de un jugador, y eliminaban así el 25% de la futura venta que tenían acordado. El futbolista elegido en la negociación fue Forecast, un portero que jamás llegó a debutar con los Saints. Al año siguiente el equipo descendió a la League One (tercera categoría del fútbol inglés) y recibió una sanción federativa de 10 puntos. Pero no desapareció.

2226823648_691db9d2c6_o

(Foto: Ingy The Wingy)

Gareth Bale se dio a conocer como lateral zurdo. Un lateral muy ofensivo y muy rápido (se dice que con 14 años hizo los 100 metros en 11’4 segundos) que, además, tenía una especialidad: marcaba goles de falta. En su única temporada completa con el Southampton hizo cuatro. Llegó al Tottenham con esa fama pero un gafe le persiguió durante el inicio de su andadura en la Premier League: Bale tardó 24 partidos, dos lesiones y dos temporadas completas en ganar un partido. Cada vez que jugaba, empataba o perdía. Hasta el mes de septiembre de 2009, en un 5-0 contra el Burnley, Bale no conoció la victoria. El niño maravilla que habían fichado del Southampton acababa de cumplir los 20 años pero todavía no rendía como se esperaba.

La historia de los tres años siguientes, en cambio, es de sobra conocida: en la temporada 2010-11 completa varias magníficas actuaciones en la Champions League, sobre todo resaltando sus partidos contra el Inter de Milán, y gana el premio al mejor jugador del año en Inglaterra, coincidiendo con su famoso cambio de posición. En esa temporada empieza a jugar de extremo y no de lateral izquierdo. En el curso 2012-2013 viene la explosión definitiva, jugando muchos partidos como mediapunta o delantero: 21 goles en la Premier League, mejor jugador y un traspaso millonario que ha terminado con Gareth Bale en el Real Madrid.

El Southampton, por su parte, comenzó a remontar divisiones y a día de hoy es un club solvente, que gasta mucho dinero en fichajes (más de 50 millones en los dos últimos años) y que compite en la Premier League. Sin embargo, los de Pocchetino no se llevarán ese 25% del traspaso (entre 20 y 25 millones) del futbolista más caro del mundo, aunque no se puede decir que la jugada les haya salido mal del todo. Son un club modélico.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*