Los apuntes del día en la Premier League

Agüero Manchester City Focus

QUEENS PARK RANGERS 2-2 MANCHESTER CITY

El último campeón de la Premier League sigue sin encontrar el ritmo que hace unos meses le llevó a conquistar el título liguero. Fallan en partidos que no solían fallar (0-1 contra el Stoke), no son fiables a domicilio (2-1 contra el West Ham) y no convencen ante los máximos rivales por el título (1-1 contra el Chelsea). Con ese panorama y la complicada clasificación para los octavos de final de la Champions League, el Manchester City de Pellegrini iba a Loftus Road, uno de los campos más vulnerables de todo el campeonato. El QPR, en puestos de descenso, es un equipo que no es fiable en defensa. Sin embargo, durante todo el primer tiempo, fue el gran temor de Joe Hart. El portero inglés volvió a ser uno de los mejores jugadores del partido y evitó dos tempraneros goles de Charlie Austin (que, a su vez, le fueron anulados otros dos). Austin marcó después, esta vez un gol legal, y además fue un constante dolor para Mangala y Demichelis, ya que entre él y Zamora generaron mucho peligro a los dos centrales del Manchester City. Aunque no entró en la última lista de Inglaterra, Austin es uno de los delanteros a los que está siguiendo Hodgson por si en el futuro le puede llegar la oportunidad, ya que todavía tiene 25 años. A pesar de que el Manchester City alineó a tres futbolistas en el centro del campo (Fernando de pivote, Fernandinho de interior y Yaya Touré casi de mediapunta, con Navas y Nasri en las bandas), sufrieron mucho para controlar todos los ataques de los locales.

Charlie Austin: “Hemos salido del campo decepcionados por haber empatado con el campeón, lo cual es una buena señal”.

Captura de pantalla (568)La pareja de delanteros del QPR creó mucho peligro al Manchester City (Foto: sharemytactics)

Pero Agüero es mucho Agüero, el mejor delantero de la Premier League, y aprovechó un buen balón en largo de Mangala, lo pinchó con la puntera, regateó a Dunne y mandó el balón para dentro. Pellegrini movió el banquillo en el segundo tiempo, ya que quiso meter a Dzeko arriba (por Fernandinho) para retrasar a Yaya Touré, pero el bosnio se lesionó al entrar y tuvo que volver a ser reemplazado por Lampard, que volvía de lesión. En una jugada a un cuarto de hora del final, Demichelis se marcó un gol de cabeza en propia puerta. El centro, por supuesto, fue de Austin. Sin embargo, del mismo modo que ocurrió en el primer tiempo tras el primer tanto del QPR, Agüero volvió a aparecer. Recogió un balón en profundidad de Yaya Touré por encima de los centrales, regateó al portero, se colocó con la zurda y marcó el 2-2 (12 goles en 11 partidos para el argentino). Un gol que minimiza los daños del Manchester City (según Pellegrini, están en un momento de “mala suerte” pero tuvieron “suficientes ocasiones para ganar”) pero que siguen alejando al equipo del Chelsea, y ya son 8 puntos de diferencia con respecto al líder.

Agüero Manchester City FocusDos goles más de Agüero (Foto: Focus Images Ltd)

MANCHESTER UNITED 1-0 CRYSTAL PALACE

Tarde muy espesa en Old Trafford, pero lo que tenía que hacer el Manchester United en un momento tan complicado, ganar, lo consiguió. Van Gaal optó por desplazar a Carrick a su posición natural, el centro del campo, aunque eso implicase que Daley Blind retrasase su puesto de esta temporada hasta la defensa, donde hizo pareja con el joven Paddy McNair. Así pues, tras el experimento en el derby de Manchester donde, tras la lesión de Rojo (6 semanas de baja), Carrick y McNair tuvieron que jugar juntos, en esta ocasión hubo un nuevo cambio de pareja. Es la 11º pareja de centrales que utiliza el técnico holandés este año en el Manchester United. El resto del equipo fue el habitual, es decir, con Ander Herrera y Mata en el banquillo de Old Trafford, con Fletcher como único jugador experimentado y con tres canteranos por si acaso (Vermijl, Wilson y Blackett). Y las sensaciones, también las habituales, es decir, excesiva pasividad con balón circulaciones lentas y falta de ideas. El Manchester United, con un 75% de posesión, no tenía ningún control sobre cada ataque del Crystal Palace, que lógicamente cada vez que salía en carrera tenía muchos más espacios, dado que los locales estaban todos sobre el campo rival.

Van Gaal: “Siempre es difícil atacar contra un equipo que vino aquí a defender, pero estoy contento con el resultado”.

Captura de pantalla (567)El Crystal Palace replegó en Old Trafford con todos los jugadores (Foto: sharemytactics)

Con tan pocos huecos en el campo rival, con Di María y Januzaj muy poco acertados y con la ausencia de jugadas de peligro, el Manchester United tenía dos únicas vías para plantarse con el balón con facilidad cerca de la portería de Speroni:

Balón largo a Fellaini: si no había pases claros en el centro del campo, el United decidió mandar pelotas largas al belga, que como siempre es un recurso muy útil en este tipo de situaciones.

Conducciones de los centrales: dos de las ocasiones más claras de los locales, aún con 0-0 en el marcador, surgieron de dos carreras de los centrales. Una de McNair y otra de Blind. También Luke Shaw estuvo especialmente brillante en las internadas por la banda izquierda. En el minuto 70, Van Gaal ordenó a Carrick irse al centro de la zaga, mientras que Blind pasó al centro del campo.

En el segundo tiempo entró Mata por Januzaj. Se puso de extremo izquierdo, aunque con mucha presencia interior. Tras una combinación con Di María, el español chutó desde fuera del área, rozó en un defensa, descolocó a Speroni levemente y el balón entró en la portería. No hubo mejor noticia para el Manchester United que un gol, aunque fuese medio de rebote, para abrir un partido que el Crystal Palace se empeñó en cerrarlo desde el principio.

Mata Manchester United FocusUn gol de Mata dio el triunfo al Manchester United (Foto: Focus Images Ltd)

ARTÍCULO RELACIONADO: ANALISIS DEL LIVERPOOL 1-2 CHELSEA

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Lo de Manuel Pellegrini es para analizar. No he visto un entrenador tan malo en muchos años, salvo excepción en el Villareal.

Desastres en el Real Madrid y desastre en el Manchester City con una constelación de estrellas muy interesantes. Parece que se repiten los mismos síntomas año tras año, eso que el año pasado ganó la Premier League. Pero no me gusta nada.

Sí, un entrenador malo gana la Premier -y la Capital One- en su primer año. O le da un repaso al Chelsea en la FA Cup, o busca la victoria contra el líder con 10 jugadores (1-1 en el Etihad esta PL). Las tonterías de Nasri y Touré también serán culpa de él, como su trabajo en Villarreal y Málaga. Lo que hay que leer…

Deja un comentario

*