Los banquillos de la Premier antes del Mundial (II): Poyet, WBA, Pulis, ascendidos…

Gus Poyet press conference

PARTE I: Pochettino, el banquillo del Southampton, Rodgers, Hughes, Roberto Martínez…

PARTE II: Poyet, WBA, Pulis, Bruce, la situación de Allardyce y Lambert, los tres ascendidos…

11. Crystal Palace – Tony Pulis (continúa, contrato hasta junio de 2016)

Se tomó un tiempo para decidir si fichar por el Crystal Palace era una buena opción: el equipo transmitía sensaciones muy negativas y necesitaba refuerzos. Llegó él, llegaron los fichajes y llegó la solidez. Transformación total. Una de las plantillas con menos calidad individual de la liga firmó una segunda vuelta extraordinaria basada en el orden, el sacrificio colectivo y las jugadas de estrategia. Pulis, para muchos el mejor entrenador de la temporada 2013-14, tiene todo el crédito del mundo.

12. Swansea – Garry Monk (continúa, contrato hasta junio de 2017)

Se hizo cargo de un equipo con muchos problemas, tras la salida de Laudrup, y le costó enderezar el rumbo. Las lesiones de futbolistas importantes a lo largo de toda la temporada -Michu es el mejor ejemplo- lastraron mucho a un conjunto que terminó sufriendo más de lo que la clasificación indica. La brillantez de Bony en punta y el buen año de Shelvey destacaron por encima del funcionamiento colectivo. Monk (5 victorias, 4 empates, 8 derrotas) afrontará su primera temporada completa como entrenador. Todo un reto.

Swansea City v Crystal Palace Barclays Premier League

Garry Monk en el Liberty Stadium. Foto: Focus Images Ltd
13. West Ham – Sam Allardyce (continúa, contrato hasta junio de 2015)

Ha sido un año muy complicado para Allardyce en Londres. El técnico de Dudley tuvo que hacer frente a las constantes críticas de numerosos sectores de la afición, descontentos tanto con el juego del equipo como con los resultados obtenidos. A medias de mayo, la directiva lo ratificó en el cargo asumiendo que se incorporarían los mimbres necesarios para practicar un fútbol más atractivo y alabó su rol en la evolución de futbolistas como Noble, Tomkins o Reid. Pese al voto de confianza, no está en una posición cómoda.

14. Sunderland – Gustavo Poyet (renovado, contrato hasta junio de 2016)

Otro de los grandes protagonistas de la pasada Premier. El Sunderland se aseguró la renovación de Poyet hasta 2016, pese a que llegó a sonar como candidato para equipos a priori más potentes -como el Tottenham-. El técnico uruguayo será el encargado de guiar la transición de una entidad que obtiene poco rédito de la inversión efectuada en futbolistas. Un entrenador con conceptos tácticos interesantes al que habrá que seguir muy de cerca en los próximos meses.

15. Aston Villa – Paul Lambert (continúa, contrato hasta junio de 2016)

3 partidos ganados de los últimos 15 disputados en la liga inglesa. Una segunda vuelta muy floja marcada por las lesiones, la dificultad para encontrar soluciones a los recurrentes problemas en el juego ofensivo del equipo y algunos quebraderos de cabeza fuera de lo meramente deportivo (crisis institucional ante una posible venta). La trayectoria es descendente desde hace dos temporadas y tanto Lambert como la directiva deben tomar medidas para remediarlo. 

Paul Lambert, Aston Villa-Tottenham. Foto: Focus Images Ltd
16. Hull – Steve Bruce (continúa, contrato hasta junio de 2015)

La posición final del Hull no hace justicia a los méritos mostrados a lo largo de todo el año. Steve Bruce formó un equipo rocoso, capaz de obtener buenos resultados ante los conjuntos más potentes, y las incorporaciones de Long y Jelavic (14M de libras en total) en el mercado invernal terminaron de apuntalar un proyecto muy coherente. Partía como candidato claro al descenso y no llegó a pasar grandes apuros. Wenger y Mourinho, entre otros, han destacado la gestión de una plantilla sin demasiados mimbres pero francamente bien aprovechada por Bruce. Esto no cambiará su objetivo: la permanencia.

17. West Brom – (Se barajan los nombres de Malky Mackay, Chris Hughton y Neil Lennon)

Se despidió Pepe Mel con el objetivo mínimo cumplido, la permanencia, pero sin haber conseguido implantar su estilo en un grupo de jugadores aparentemente reticentes a cambiar la filosofía de juego ejecutada a las órdenes de Steve Clarke, predecesor del técnico español en el cargo. Todo apunta a que el próximo manager que se siente en el banquillo de The Hawthorns tendrá experiencia previa en la Premier, aunque nada es descartable.

18. Leicester City (Ascendido) – Nigel Pearson (pendiente de oficializar su renovación)

Al tercer intento llegó el ascenso. Primero quedó 9º, luego metió al Leicester en playoff quedando 6º y en la pasada temporada, siendo 1º, logró el ascenso de forma matemática muy pronto. Pearson es un técnico muy querido en Leicester porque en 2009 también ascendió al club de League One a Championship y, aunque se fue al Hull durante un tiempo, la nueva llamada de los Foxes le convencieron para regresar al equipo y dirigirlo hasta la Premier League.

Burnley v Leicester City Sky Bet Championship

 Nigel Pearson (izquierda) saluda a Sean Dyche (derecha) antes de comenzar el partido en Turf Moor. Foto: Focus Images Ltd
19. Burnley (Ascendido) – Sean Dyche (continúa, contrato hasta junio de 2015)

Pocos en Burnley esperaban completar un año que terminase con el ascenso directo, por lo que Dyche se ha ganado plena confianza en el club después de haber realizado un gran trabajo en el Watford previamente. Su capacidad para hacer rendir a sus jugadores al máximo nivel es el aspecto que más se ha reseñado de Dyche. Con un fuerte carácter y un tono de voz muy peculiar, sus ruedas de prensa prometen ser interesantes durante toda la temporada.

20. QPR (Ascendido) – Harry Redknapp (continúa, contrato hasta junio de 2015)

Tras haberse desprendido de los jugadores a los que no consideraba comprometidos, Redknapp afrontó el curso con el objetivo claro de recuperar la categoría y regresar a la Premier League. Lo consiguió en la final del playoff, así que cumplió con las expectativas. En su regreso al máximo nivel tiene el reto de confeccionar una plantilla compensada y no tan marcada por los altos sueldos de futbolistas en decadencia, uno de los motivos que les llevaron a descender en 2013.

Foto: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Confío en Allardyce y en que se acomode su posición a base de resultados, a pesar de no hacer un juego agradable al aficionado que paga por verlo. Primarán los reusltados, y creo que los habrá.

Deja un comentario

*