Los jugadores también pierden

Louis van Gaal manager of Manchester United leaves the touchline with Ryan Giggs at half time, during the Barclays Premier League match against Stoke City at the Britannia Stadium, Stoke-on-Trent.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
26/12/2015

“Sí, por supuesto, es una decisión táctica“, aseguró Louis van Gaal en los minutos previos al Stoke City-Manchester United. Le acababan de preguntar al técnico holandés por la decisión de no incluir a Wayne Rooney en la alineación titular. Rooney, que reapareció el fin de semana anterior en la derrota frente al Norwich City, no ha respondido esta temporada a la altura de lo que uno espera. “Con este planteamiento es mejor jugar con Ander Herrera en lugar de Rooney. No es una medida drástica”, añadió Van Gaal.

La figura de Louis van Gaal ocupa el primer plano de la crítica a la hora de analizar la discreta temporada del Manchester United, su pésimo último mes (cuatro derrotas seguidas y siete partidos consecutivos sin vencer) y su errática actuación en Stoke-on-Trent. El desacierto en algunas contrataciones (y ventas) o ciertas dificultades para trasladar con éxito al terreno de juego sus ideas han jugado un papel importante en esta crisis que atraviesan actualmente los red devils. Pero en la caída en Stoke comparten responsabilidad unos futbolistas que rinden por debajo de sus posibilidades.

Las prestaciones de Anthony Martial y Juan Mata se han diluido en los últimos dos meses. Cualquier parecido entre el estado de forma actual de Wayne Rooney y la mejor versión que conocimos del ariete inglés es mera coincidencia. Michael Carrick no logra tener la autoridad y el dominio en la medular de tiempos pretéritos. Ander Herrera, que asumió mucho protagonismo en la salida de balón alejándose de la media punta más que otras veces, no se hizo con las riendas y no fue capaz de conectar con la línea de atacantes del Manchester United. Herrera no se escondió, pero se mostró mucho más impreciso de lo habitual. Memphis Depay no hace ningún tipo de mérito para justificar el coste superior a los 30 millones de euros que tuvo su fichaje en verano.

Depay, además de no anotar goles o marcar diferencias en ataque, ahora también intenta pases hacia atrás, con la cabeza y de dudosa calidad. Ahí empezó a perder el partido en el Britannia Stadium el Manchester United: con un error de Memphis que se encargó de aprovechar Bojan Krkic.

La contribución de Bojan como delantero centro, misma demarcación en la que ya hizo mucho daño al Manchester City semanas atrás, fue determinante para que los de Mark Hughes se impusiesen. La diferencia entre el Bojan de estas últimas semanas y el que brilló la temporada pasada -antes de su grave lesión de rodilla- es que ahora juega como referencia arriba (falso ‘9’) mientras que antes lo hacía como ’10’ en un 4-2-3-1. Bojan sigue teniendo la libertad de movimientos para alejarse del área y buscar el balón para dibujar jugadas de cara desde una ubicación más retrasada en el terreno de juego. Así entregó un pase maravilloso para Marko Arnautovic en los minutos finales del primer tiempo. El extremo izquierdo austriaco había anotado previamente el 2-0 pero pudo firmar varios tantos más si su acierto fuese mayor. El Stoke City, con Bojan Krkic a este nivel, vive buenos días y únicamente necesita dar continuidad a estas notables actuaciones que ofrece contra rivales potentes como el Chelsea, el Manchester City o el Manchester United.

Bojan Krkic of Stoke City celebrates scoring the first goal against Manchester United during the Barclays Premier League match at the Britannia Stadium, Stoke-on-Trent. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 26/12/2015
Bojan Krkic suma 5 goles en 14 partidos de la Premier esta temporada /Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*